2 recetas que puedes hacer con pechugas de pollo

La pechuga del pollo es una de las partes con menos grasa y con más proteína de este animal. Se puede preparar recetas increíbles, que combinan lo saludable con lo mejor de las proteínas.

El pollo tiene múltiples partes que son comestibles y que se emplean en diferentes recetas. Sin embargo, las pechugas de pollo son la pieza clave para fusionar lo saludable de una buena comida con el sabor.

Por eso, hoy te mostraremos 2 alternativas maravillosas y realmente sencillas para que prepares en casa pechugas de pollo con una sazón distinta.

Las pechugas son una de las partes del pollo que mejor combinan con otros ingredientes.

Tranquilamente, puedes acompañarlas con arroz o pasta, llevarlas al horno, freírlas, empanarlas…

También puedes consumirlas sin problema si estás en un régimen de dieta especial, bien sea para perder algunos kilos de más o mantenerte en forma. Lo cierto es que cual sea tu meta, este platillo te servirá perfectamente y sin límites de horario.

Las opciones que estás por ver, puedes hacerla en la comodidad de tu casa, tanto para ti como tu familia o amigos. Puedes consumirla en el almuerzo, como media tarde o para cenas ligeras.

Sin embargo, claro esta, lo recomendable sería que optaras por alguna de las maneras saludables.

Para conseguir que el resultado de lo que lees aquí sea similar (esperamos que mejor, incluso) debes seguir una serie de consejos e instrucciones.

Receta nº1: Pechugas de pollo con chips de patatas

pechugas de pollo

Esta receta no debería tomarte más de 15 minutos en realizarla.

Es rica en vitaminas, proteínas, baja en calorías y puedes degustarla en simples pasos.

Perfecta para disfrutar en un almuerzo o, si lo prefieres, para culminar el día de manera ligera.

Ingredientes

  • 3 filetes de pechuga de pollo sin hueso
  • 3 cucharadas de hierbas aromáticas (45 g)
  • 1 pimiento dulce verde
  • 3 patatas dulces grandes
  • 1 cucharada de aceite de oliva (15 ml)
  • 4 hojas de salvia
  • 1 diente de ajo sin piel
  • 1 cucharada de sal (15 g)

Preparación

  • En primer lugar, lava muy bien las hojas de salvia.
  • Luego, pela el ajo y machácalo. Reserva.
  • Seguidamente, en bol, prepararás un marinado con el aceite de oliva, las hojas de salvia, el ajo machacado y una pizca de sal.
  • Coloca las pechugas de pollo dentro del bol con el marinado y deja que se impregne de la sazón por 30 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, agrega las hierbas aromáticas y, en una sartén con una pizca de aceite, procede a saltear los filetes de pechuga.
  • Corta en rodajas el pimiento verde y trocea las patatas y salpimenta al gusto.
  • A continuación, en otra sartén con aceite muy caliente, añade el pimiento verde y las patatas.
  • Fríe por 3 minutos y sirve en compañía de los filetes de pechuga de pollo.

Lee: El pollo y salmón, ¿Por qué son los favoritos para las dietas?

Receta nº2: Pechugas de pollo al limón

El limón contiene numerosas propiedades positivas para la salud.

Esta preparación es perfecta para que la hagas si te encuentras con ánimos de iniciar una dieta o ya estás siguiendo una.

La carga calórica es bajísima y el aporte en vitaminas, gracias al toque de limón, es inmejorable.

Sencilla, fresca y deliciosa opción para hacer esta receta.

Ingredientes

  • 2 filetes de pechuga de pollo
  • 2 cucharadas de perejil molido (30 g)
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra (15 ml)
  • 2 dientes de ajo sin piel, picados finamente
  • 4 cucharadas de zumo de limón (60 ml)
  • 1 pastilla de caldo de pollo

No te lo pierdas: Deliciosas recetas con papas para acompañar platillos

Preparación

  • En una olla pequeña con agua, pon a calentar el aceite de oliva virgen extra y dora un poco los filetes de pechuga de pollo.
  • Seguidamente, sube un poco la llama de la estufa y añade el ajo picado.
  • A continuación, añade el zumo de limón y finalmente incorpora la pastilla de caldo.c
  • Tapa la olla y deja que cueza por alrededor de 7 minutos.
  • Una vez listas las pechugas, puedes salpimentar por encima y acompañar con arroz blanco o con tu contorno favorito.