2 remedios caseros para aliviar el dolor de garganta

26 noviembre, 2017
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
El dolor de garganta es una molestia común que, por lo general, se deriva de una gripe o un resfriado. Sin embargo, puede tener otras causas.

El dolor de garganta se relaciona con la inflamación de la faringe o de las amígdalas. La mayoría de las personas lo han experimentado al menos una vez en la vida. Y es que buena parte de la garganta mantiene una temperatura tibia y húmeda, lo que resulta muy provechoso para virus y bacterias.

Más del 80 % de los dolores de garganta se deben a un virus, igualmente las infecciones, entre un 10 % y un 15 %

Acerca del dolor de garganta

El dolor de garganta deriva de las infecciones virales y se intensifica cuando los microorganismos no reaccionan ante los antibióticos. Dentro de las infecciones más comunes está la amigdalitis (causada por las bacterias del género Streptococcus), que provoca síntomas como fiebre alta e inflamación de los ganglios.

Es muy común que tanto el resfriado como la gripe causen dolor de garganta y otras molestias, tales como:

  • Fiebre.
  • Fatiga.
  • Voz ronca.
  • Dolor e inflamación.
  • Molestias al tragar.
  • Ganas de toser constantemente.
dolor de garganta

Te puede interesar saber más de: Gripe

Tratamiento 

En el caso de que el dolor de garganta sea causado por un virus, es necesaria la prescripción médica de antibióticos para de este modo atacar el cuadro viral. También se recomienda aumentar la ingesta de líquidos. Y, únicamente en el caso de que el dolor de garganta sea intenso, se recetarán analgésicos.

Por otra parte, es fundamental no automedicarse, ya que los antibióticos causan efectos secundarios que pueden volver resistente a la bacteria.

Y, por supuesto, hay que seguir el tratamiento tal y como indica el médico, sin interrupción.

Remedios caseros para el dolor de garganta

Antes de utilizar cualquier remedio casero, debes comentárselo a tu médico. De esta manera, evitarás posibles reacciones adversas y complicaciones. Recuerda, el hecho de que se preparen con ingredientes naturales no quiere decir que sean inocuos.

Por otra parte, debes tener siempre presente que, caso de que el profesional autorice su uso, los utilizarás como complemento al tratamiento farmacológico pautado.

1. Solución de vinagre de manzana y miel

vinagre de manzana para el dolor de garganta

El siguiente remedio es una mezcla de vinagre de manzana, zumo de limón, miel y pimienta, pensada para hacer gárgaras y así, aliviar el dolor de garganta.

Ingredientes

  • 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana (10 ml).
  • ½ zumo de un limón (5 ml).
  • 1 cucharada colmada de miel (15 g).
  • Pimienta (al gusto).
  • 1 taza de agua (125 ml).

Preparación

  • Hierve el agua.
  • Vierte la miel y mezcla hasta que se disuelva.
  • Deja entibiar.
  • Agrega el vinagre de manzana y el zumo de limón.
  • Agrega un toque de pimienta al gusto. Remueve con una cuchara para integrar todo.
  • Haz tus gárgaras.

2. Miel y limón

miel y limón para el dolor de garganta

Esta es la mezcla más famosa (y quizás antigua) para el alivio del dolor y la irritación de garganta. Se suele consumir una cucharada después de las comidas y, en especial, a la hora de dormir.

Lo único que se necesita para preparar el clásico remedio es miel de abejas y limones frescos. Ahora, para conseguir una infusión para hacer gárgaras, es necesario:

Ingredientes

  • El zumo de 1 limón (40 ml).
  • 2 cucharadas de miel de abeja (30 g).
  • 1 taza de agua (125 ml).

Preparación

  • Hervir el agua.
  • Añadir la miel al agua y dejar entibiar. Hay que remover de vez en cuando para que se integren lo mejor posible.
  • Una vez tibia el agua, se añade el zumo de limón.
  • Se vuelve a remover todo para mezclar y listo, ya se puede hacer gárgaras con la mezcla.

Recomendaciones adicionales 

  • Usar un humidificador.
  • Evitar el tabaco y los olores fuertes.
  • Lavarse las manos con frecuencia.
  • Beber suficiente líquido a lo largo del día.
  • Enjuagar los senos nasales con agua salada.
  • Evitar las multitudes y los lugares cerrados.
  • Aplicar la vacuna de la gripe una vez al año.

Te puede interesar: Sal marina y bicarbonato para la sinusitis

¡A tener en cuenta!

Recuerda que, en caso de que las molestias no desaparezcan, se intensifiquen y se acompañen por otras (como fiebre alta), será fundamental consultar con el médico cuanto antes. Un tratamiento adecuado a tiempo será siempre la mejor solución.

Es importante que, siempre que vayas a utilizar algún remedio natural, lo consultes previamente con el profesional para determinar si este es el más adecuado para tu caso o si por el contrario, no es conveniente.

  • Del Mar, C. B., & Glasziou, P. P. (1998). Antibiotics for sore throats? Journal of Paediatrics and Child Health. https://doi.org/10.1046/j.1440-1754.1998.00304.x
  • Ballin, D., & Ghanea-Hercock, R. (2001). Back to nature. Computer Bulletin (London, 1986). https://doi.org/10.1093/combul/43.2.20
  • Thomas, M., Del Mar, C., & Glasziou, P. (2000). How effective are treatments other than antibiotics for acute sore throat? British Journal of General Practice.