2 tartas sencillas aptas para diabéticos: ¡Disfrútalas!

Además de ser adecuados para diabéticos, al no llevar azúcar estos postres también lo son para aquellos que quieran llevar una alimentación más sana y saludable

¿Eres diabético? ¿Lo son quizá tus hijos? Entonces no renuncies nunca a un buen postre, a un plato ideal con el que disfrutar de esos sabores que tanto nos complacen y que los más pequeños, siempre agradecen.

Te ofrecemos dos recetas sencillas que podrás preparar en cualquier ocasión. Dos tartas deliciosas que te encantarán. ¿Te animas a elaborarlas?

1. Tarta de manzana y canela apta para diabéticos

tarta manzana

¿Qué necesito para elaborar mi tarta de manzana?

  • 200 gramos de harina de trigo.
  • 15 gramos de edulcorante en polvo, apto para cocinar.
  • 25 gramos de canela molida.
  • 30 gramos de margarina sin sal.
  • 1 huevo.
  • 30 ml de leche descremada.
  • 2 manzanas grandes, peladas y cortadas a laminitas.

¿Cómo preparo mi tarta de manzana?

1. Empezaremos precalentando el horno una media hora. Una vez lo tengas ya preparado, tomaremos un bol amplio de cristal. En este recipiente, mezclaremos los 200 gramos de harina y la canela. Como curiosidad te comentaremos también que en ocasiones, para conseguir un contraste más intenso de sabor,  se suele añadir una pizquita de sal a la mezcla. Hazlo si lo deseas, pero tampoco es imprescindible.

2. Para conseguir que la tarta quede más espumosa, separaremos la yema de la clara y batiremos ésta última a punto de nieve.

3. A parte, para que quede todo bien consistente, batiremos también la margarina, el edulcorante y la yema del huevo. Incluye también los 30 ml de leche desnatada. Intenta conseguir una mezcla bien homogénea batiéndolo todo a velocidad media. Verás que dispone de un atractivo tono amarillo muy apetitoso.

4. Ya tienes por un lado la clara a punto de nieve, y la mezcla del huevo y la mantequilla por otro. ¿Qué hacemos ahora? Mezclarlo todo con cuidado, usando una cuchara para cuidar que se mezcle todo bien y sin perder esponjosidad. Esa consistencia agradable que hará que tu tarta quede tan sabrosa.

5. Ahora vamos preparando ya el recipiente que llevaremos al horno. Ya sabes que para que no se pegue, lo ideal es untarla antes con aceite o con mantequilla. Ahora vertemos nuestra masa con cuidado y vamos colocando también las laminas de manzana. Una a una, formando hileras regulares. Espolvorea por encima con un poco más de canela.

6. Ya hemos precalentando el horno media hora. Introducimos nuestra tarta y esperamos media hora más a que se haga. Como ves, es realmente fácil, y es tan sabrosa como adecuada para diabéticos y no diabéticos.

2. Tarta de chocolate y queso para diabéticos

tarta

¿Qué necesito para preparar mi tarta de chocolate y queso?

  • 30 gramos de galletas sin azúcar (ya sabes que en tiendas especializadas las podemos encontrar fácilmente).
  • 15 gramos de mantequilla sin sal.
  • 150 gramos de queso de untar desnatado o 0% M.G.
  • 80 gramos de chocolate sin azúcar.
  • 10 gramos de edulcorante.
  • 20 gramos de mermelada sin azúcar de frambuesa.
  • 30 gramos de chocolate negro sin azúcar para la cobertura de la tarta.

¿Cómo preparo mi tarta de chocolate y queso?

1. Empezaremos machacando bien las galletas en un bol. A parte, derrite la mantequilla en el microondas y añádelas después a ese bol donde has picado las galletas. Haz una masa homogénea.

2. Es importante que elijas un molde adecuado para esta tarta. En el fondo del mismo, pondremos como base las galletas mezcladas con mantequilla. Muy fácil. Después, no tienes más que dejarlo en el refrigerador unos 20 minutos.

3. ¿Qué hacemos ahora?  Vamos a montar la tarta. La base de mantequilla ya estará lo bastante consistente, así que aguantará la mezcla que vamos a elaborar.

4. La mezcla va a tener varias capas. La primera será de queso. En un bol mezclamos el queso con el edulcorante. Cuando lo tengas listo, déjalo caer ya sobre la base de galleta.

5. Vamos a la siguiente capa. Lo que haremos es derretir los 80 gramos de chocolate  sin azúcar, para después, dejarlo caer sobre la capa de queso edulcorado.

6. Vamos a la siguiente capa, esta es más delicada. Unta suavemente sobre el chocolate un poco de la mermelada de frambuesa sin azúcar. Una vez lista, la llevamos de nuevo al refrigerador. Permite que tome consistencia. Basta con unos 20 minutos.

7. Es el turno de la capa superior, de la cobertura. La haremos con el chocolate negro. Ya sabes que es muy sano, y que siempre que sea puro y sin azúcar será más sano y apto para diabéticos. Derrítelo y ponlo en el interior de una manga pastelera de boquilla muy fina.

8. Ve conformando poco a poco la cobertura de la tarta, tanto la base de arriba como de los lados. Una vez terminada esta tarea, llevaremos la tarta una última vez al refrigerador para que esta cobertura se endurezca.

9. Puedes decorarla con hojitas de menta o con algunas frambuesas. Te aseguramos que esta tarta es deliciosa, dispones del sabor del chocolate con el contraste del queso y la refrescante acidez de la mermelada de frambuesas. Será todo un regalo para los niños y ese capricho ideal que darnos a media tarde. Un postre perfecto para diabéticos y no diabéticos.

¿Te animas a prepararlo?

Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar