24 nombres perfectos para tu bebé

Escoger el nombre perfecto para tu hijo o hija, es una de las tareas más entretenidas de la dulce espera. Aquí te dejamos 24 opciones para que te inspires.

Cuando llega la hora de decidir cómo se va a llamar el bebé, hay muchos factores en juego. La tradición familiar, lo que está de moda, las creencias religiosas, las referencias mitológicas o los gustos literarios formarán parte de la lista de nombres perfectos para tu bebé.

Con ello lo que queremos decir es que cada pareja de padres tendrá su propia lista. La presente entrega apunta a ayudarte a depurar tu lista de nombres perfectos para tu bebé. Primero, te dejamos algunas consideraciones para que tomes en cuenta al seleccionar el nombre de tu hijo o hija.

¿Cómo seleccionar el nombre para tu bebé?

Evita poner el nombre que está de moda

Se ponen de moda nombres comunes, nombres de series de televisión o de personajes famosos, pero usarlos no siempre es buena idea. Si eres de los que te gusta estar en la “cresta de la ola”, seguro quieres que el nombre de tu hijo o hija sea tendencia.

Pero piensa en lo siguiente: ya que escogiste un nombre tan popular, que gusta a muchos, seguramente tu hijo estará en un salón de clases donde tres o cuatro niños se llamen igual. ¿Eso te parece atractivo?

Nombres de bebé que están de moda.

Evita la composición de nombres

En muchos países hispanoparlantes, son muy comunes la creación de nombres a partir de la combinación del nombre de la madre y el padre. Los resultados suelen ser nefastos. 

La “originalidad” del nombre creado por mamá y papá castiga a los niños a cargar con nombres que no saben pronunciar, que nadie sabe escribir, que tienen que explicar toda su vida, que los convierten en el objeto de burla o bullying cuando llegan a la escuela.

Acuerda con tu pareja

Evita que muchos familiares o amigos opinen. Lo seguro es que las opiniones diversas sembrarán más dudas en el panorama. Acordad cuáles son los nombres que pueden utilizar y cuáles no.

Si no puede figurar el nombre de los ex, estupendo. Si consideran que no se va a llamar ni como la abuela materna ni como el abuelo paterno, genial. Pero decidan por ustedes mismos.

Evita repetir los mismos nombres dentro de la familia

El inconsciente está marcado por el árbol genealógico. Todas las familias tienen su lado oscuro. Utilizar el nombre del padre o el abuelo o de un familiar más lejano arrastra consigo toda su carga existencial. Entonces es mejor no seguir la tradición familiar.

Libera a tus hijos de cargar con las incapacidades y patologías de la familia. Esos nombres forman parte del pasado. No es que por cambiar el nombre estará automáticamente libre de la carga, pero dale un nombre que le inspire a elegir su propio destino.

Cuida el significado del nombre

Así como llevamos en el inconsciente nuestro árbol genealógico, de la misma manera es recomendable que selecciones un nombre con un significado que sea fuente de inspiración para tu hijo.

Elegir el nombre de tu bebé.

Así como no usarás nombres como Judas o Hitler, cuida que el significado del nombre de tu hijo sea un valor extra para tu hijo, no una carga que lo avergüence entre sus compañeros o le marque un destino que no le pertenece.

Te recomendamos leer: Cómo detectar si a tu hijo le hacen bullying en la escuela

Escucha como suena

Tu hijo tendrá nombres y apellidos. Cuando tengas una pequeña selección de los nombres perfectos para tu bebé, ponlos junto con tus apellidos y escucha como suena. ¿Combinan bien? ¿Te gusta?

Habrá nombres que te gustarán especialmente. “¡Qué bonito es!”, dirás. Pero si suena terrible cuando lo pones al lado de los apellidos de tu bebé, entonces, ya sabes que es mejor descartarlo. Desde la selección del nombre, ayudas a conformar la autoestima de tu hijo.

Nombres perfectos para tu bebé

12 nombres para niños

  • Adrián: nombre de origen latino, significa “aquel que viene del mar”.
  • Aitor: de origen vasco, significa: “aquel que es el primer patriarca” o “aquel que pertenece a tierra fértil”.
  • Bruno: nombre de origen germano que significa escudo o coraza.
  • Diego: de origen latino “Didacus”, que significa profesor.
  • Dylan: nombre de origen anglosajón, que significa: “hijo del mar” y “el hombre que es impetuoso”.
  • Gael: nombre de origen bretón que significa: “Señor generoso”.
  • Ian: es el equivalente bretón de Juan. Proviene del hebreo y significa “Aquel dado por el Señor” o “Dios el misericordioso”.
  • Lucas: proviene del griego y que significa “luminoso, el que resplandece”. También en su variante italiana Luca.
  • Oliver: nombre inglés que hace referencia al “olivo”. Lo que simboliza la sabiduría.
  • Sergio: del latín “Sergius”. Significa “el hombre guardián”.
  • Samuel: nombre de origen hebreo, su significado es: “escuchado por Dios”.
  • Thiago, Tiago: de origen hebreo, variante de Santiago, que significa “el que cambia”.
Nombres para bebés.

12 nombres para niñas

  • Abril: de origen latino procedente de “aprilis”, nombre del mes de abril.
  • Candela: de origen latino, significa “la que ilumina”.
  • Carlota: variante de Carla de origen germano, cuyo significado es valiente.
  • Chloe: de origen griego, significa “hierba” o “brotes verdes”.
  • Emma: de origen germano y significa grande, fuerte, inmensa, poderosa.
  • Isabella: forma italiana del nombre Isabel que significa “promesa de Dios”, “que ama a Dios”.
  • Jimena: del hebreo “Simeón” y significa “la que escucha”.
  • Julia: de origen latino. Significa “consagrada a Júpiter”.
  • Lucía: de origen latino “lux”, su significado es “aquella que lleva la luz” o “aquella que nace de la luz”.
  • Martina: forma femenina de Martín, de origen latino que significa “consagrado o relativo al dios Marte”.
  • Mía: de origen hebreo, diminutivo de María.
  • Olivia: de origen latino. Significa “la que protege la paz”.

Recomendación final

Esta lista es una primera idea para que elabores tu propia selección con los nombres perfectos para tu bebé. Luego junto con tu pareja van desechando, hasta que lleguen al indicado.

Leer también: Reflexiones para padres

Imagina cómo sería llevar ese nombre que has seleccionado. Tómense unos días para reflexionar y decidir cuál es el mejor. Esa será tu primera bendición para tu hijo. Seleccionar el nombre perfecto marcará el inicio de su relación con el mundo y la vida.