3 dietas para mantener tu peso equilibrado

Si estás pensando en llevar una dieta saludable, con un peso equilibrado, necesitas conocer ciertas claves.

Muchas son las personas que deciden darle un giro a su vida asumiendo dietas y ejercicios estrictos, en busca de una mejor apariencia física. Todo con el objetivo de mantener su peso equilibrado. En ocasiones cometemos el error de acelerar el proceso para conseguir el peso que deseamos. Este descuido trae consigo un efecto rebote que nos hace recuperar rápidamente los kilos perdidos.

El indeseado resultado surge especialmente cuando se aplican dietas que limitan el consumo de ciertos víveres para hacerte bajar de peso en pocas semanas. ¿La consecuencia? Tu metabolismo se vuelve lento, lo que dificulta el procesamiento de aquellos alimentos que no estamos acostumbrados a consumir.

Por eso, te hablaremos de algunas dietas que puedes aplicar para mantenerte saludable. Sin embargo, recuerda que ante cualquier duda lo mejor es que busques la opinión de un especialista. Él elaborará un plan especialmente diseñado para ti.

3 dietas para mantener un peso equilibrado

1. Dieta mediterránea

Alimentos de una dieta mediterránea.

Una de las recomendaciones que dan los expertos para mantener el peso equilibrado es seguir una dieta rica en nutrientes de estilo mediterráneo. Esta se encuentra integrada por 50% de carbohidratos, 35% de grasas y lípidos y 15% de proteínas.

Se obtienen a través de alimentos como:

  • Frutas tropicales
  • Frutos secos
  • Verduras
  • Pescado
  •  Carnes blancas
  • Pastas
  • Arroz

Cada comida debe estar compuesta por una o dos raciones de frutas, verduras, y carbohidratos representados en pasta, arroz, cuscús u otros.

De igual manera, se deben consumir semillas, hierbas, especias o derivados de lácteos. Finalmente, una o dos veces a la semana se recomienda comer carne, pescado, mariscos, huevos, patatas y dulces.

Debes leer: ¿Por qué deberías consumir frutos secos?

Un estilo de vida saludable

Dicho patrón alimentario fue incluido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación (Unesco), el 16 de noviembre del 2010, en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Todo debido a que promueve el estilo de vida saludable de países como España, Italia y Grecia.

Un estudio realizado en la Universidad de Harvard determinó que esta forma de nutrición equilibrada dota al organismo de la energía necesaria. Así, ayuda a que se queme un 20% de calorías diarias de forma natural.

2. Dieta vegana rica en nutrientes

Quienes mantienen una dieta vegana evitan los alimentos que proceden de los animales. De hecho, dedicar un tiempo a este tipo de nutrición te librará de los niveles altos de colesterol, al mismo tiempo que aporta fibras al organismo.

Para iniciar una dieta vegana es imprescindible contar con numerosa cantidad de frutas y verduras. Además, resulta indispensable que tengas una buena disposición de probar nuevas opciones alimentarias.

3. Dieta vegetariana

A diferencia de la dieta anterior, en este régimen alimentario sí puedes incluir productos de procedencia animal, tales como leche, huevos, queso, mantequilla o yogur. Con los nutrientes que obtengas al consumirlos eliminarás toxinas, así como también observarás que tu energía se incrementa progresivamente.

Aunque puedes incluir alimentos de origen animal exceptuando las carnes, la idea es que tu enfoque se mantenga en las verduras, siempre y cuando cubras tus necesidades de nutrición. Durante la dieta serás protagonista de cambios impactantes en tu bienestar.

Ideas de menús vegetarianos que no engordan.

Esto incluye alcanzar y mantener tu peso equilibrado. Para ello, es necesario que tengas algún tipo de asesoría, de manera que puedas trabajar con unos objetivos claros.

Consejos adicionales para mantener tu peso equilibrado

Para mantener tu peso ideal, es necesario que combines tu alimentación con otro tipo de acciones que te permitirán llegar a ese punto que deseas. Y lo más importante: mantenerlo en el tiempo. Presta atención.

Haz ejercicio

Para mantener un peso equilibrado es necesario que tu dieta balanceada sea acompañada por una vida activa, llena de ejercicio. Esto evita que tu cuerpo gane peso de nuevo. Dedícale al menos 60 minutos.

Hacer deporte para una vida sana.

Te recomendamos leer: 5 ejercicios sencillos y caseros para moldear tu figura

No evites ninguna comida

Para tener hábitos alimentarios saludables es necesario que consumas los nutrientes que se contemplan en los tres platos fuertes del día. Especialmente durante el desayuno, porque representa entre el 20 y 25% de las calorías que requerimos diariamente.

En el caso de la cena, se recomienda realizarla tres horas antes de dormir. De igual forma, evita el consumo de alimentos pesados.

Endulza tu vida de vez en cuando

Recuerda que las dietas no deben ser asumidas de forma estricta, ya que deben incluirse como parte de tu vida. Es por eso que te recomendamos premiarte un día a la semana con un dulce o alimento de alto contenido calórico.

Registra tu peso

Mantente al tanto constantemente de tu peso y de las calorías que consumes en cada comida. Registrar cuántos kilos ganas o pierdes te ayudará a tener el control de tu cuerpo.

Elegir la dieta para mantener tu peso equilibrado es una decisión que solo tú puedes tomar. Sigue estos consejos para asegurarte de que tu bienestar mejore cada día y no te olvides de premiarte por los pequeños objetivos que alcances en el proceso.