3 dulces light que no puedes perderte

Los dulces light son una herramienta esencial para poder mantenerse durante mucho tiempo en una dieta. Tenemos que añadir en la misma elementos que nos provoquen placer

Las personas golosas sabemos que el azúcar es nuestro peor enemigo a largo plazo. Sin embargo, es un gran compañero en cualquier circunstancia inmediata.

Ya estemos tristes, cansadas o enfadadas, el azúcar nos proporciona el alivio que necesitamos.

Este conflicto nos lleva a buscar soluciones que satisfagan nuestro deseo de glucosa, de ese sabor dulce, pero que nos perjudiquen lo menos posible.

De hecho, nos preguntamos si existen de verdad los dulces light o si serán un invento publicitario.

Lo cierto es que sí. Para facilitarte la búsqueda de los mismos, hemos querido traerte algunos ejemplos de los más sabrosos y más saludables.

¿Te apetece seguir con nosotros? No te asustes, las recetas son fáciles de hacer y apenas requieren tiempo.

Conoce estos 3 dulces light

1. Bizcocho sin harina

Bizcocho de fruta pasada

La harina es la fuente principal de carbohidratos. Como sabes, estos son muy peligrosos si estamos intentando perder peso o mantenernos en una talla determinada.

Pero, ¿es posible hacer un bizcocho sin harina? Si sigues nuestras instrucciones, verás que sí.

Ingredientes

  • 2 huevos
  • 5 cucharadas de levadura de cerveza (75 g)
  • ½ cucharada de aceite de girasol (7 g)
  • 2 cucharadas de edulcorante líquido (30 ml)
  • Ralladura de limón (al gusto)
  • 1 yogur desnatado de tu sabor preferido
  • 1 vaso de salvado de trigo (150 g)

Preparación

  • Pon el horno a calentar a 180 ºC.
  • Bate los huevos.
  • Añade la levadura de cerveza y el aceite.
  • Súmale el edulcorante, la ralladura de limón y el yogur.
  • Mezcla todo bien.
  • Pon un poco de aceite en el fondo y en los bordes de la bandeja del horno.
  • Mete la mezcla en el horno unos 40 minutos a 180 ºC.

Te recomendamos leer: Desayuno energético y saludable sin lácteos, harinas ni azúcar

2. Tarta de queso con fresas

bizcocho esponjoso

Las fresas son ideales para hacer dulces light. Por un lado, son muy poco calóricas. Por otro, son muy útiles para luchar contra el colesterol, gracias a la presencia de ácido ascórbico, lecitina y pectina en las mismas.

Esto las convierte en el complemento ideal de cualquier dieta saludable.

En consecuencia, si no tienes nada preparado y te apetece algo de dulce, puedes recurrir a ellas siempre que quieras sin ningún problema. Con un poco de edulcorante están exquisitas.

Ingredientes

  • ½ taza de queso para untar 0% grasa (100 g)
  • 1 taza de yogur (200 g)
  • ½ taza de leche desnatada (125 ml)
  • 2 cucharadas de fécula de maíz (20 g)
  • 3 cucharadas de edulcorante líquido (30 ml)
  • Fresas (al gusto)

Preparación

  • Precalienta el horno a 200 ºC.
  • Mezcla el queso, el yogur y la leche en un recipiente apto para el horno.
  • Añade la fécula y el edulcorante.
  • Mete la tarta en el horno durante 30 minutos.
  • Pica las fresas.
  • Saca la tarta, desmóldala y cubre el pastel con la fruta.
  • Ponlo a enfriar en la nevera hasta la hora de servirlo.

Ver también: Los 8 beneficios que las fresas le aportan a tu salud

3. Muffins de arándanos

bizcocho arandanos

Como en el caso anterior, los arándanos y todos los frutos rojos son elementos que debemos tener en cuenta siempre que queramos endulzarnos la vida, sin engordar.

Además, le añadimos la esponjosidad tan característica de los muffins.

Si bien esta es una opción de la que no es conveniente abusar, es ideal esos momentos en los que sentimos que nos merecemos un homenaje.

Ingredientes

  • ½ taza de aceite de girasol (100 g)
  • 1 cucharada de edulcorante (15 ml)
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • Ralladura de limón (al gusto)
  • Arándanos (al gusto)
  • ½ taza de harina de repostería (100 g)
  • 1 cucharadita de polvo de hornear (5 g)

Preparación

  • Precalienta el horno a 200 ºC.
  • Pica los arándanos en trozos muy pequeños.
  • En un recipiente grande, mezcla el edulcorante y el aceite.
  • Añade los huevos uno a uno y sigue batiendo.
  • Cuando tengas una mezcla homogénea, agrega la miel, la ralladura de limón  y los arándanos.
  • Cierne la harina y el polvo de hornear para sumarlos al preparado.
  • Trabaja la mezcla hasta obtener una buena masa.
  • Pon un poco de aceite en los moldes.
  • Introduce la masa en los mismos.
  • Mantén los dulces light 30 minutos en el horno.

Es deseable que introduzcamos estas soluciones en nuestra dieta, al menos, una vez cada dos semanas.

De lo contrario, tendremos la sensación de que estamos renunciando al placer. Cuando tenemos esta impresión, optamos por comer algo más perjudicial o por abandonar la disciplina.