3 exfoliantes caseros para quitar los puntos negros

A la hora de elaborar estos exfoliantes caseros deberemos tener en cuenta nuestro tipo de piel. Si es demasiado sensible es posible que debamos optar por los más suaves

Los puntos negros aparecen cuando la grasa se va acumulando en el folículo de la piel y va taponando el poro. Así, poco a poco se va endureciendo. La parte que está expuesta al aire se oxida y toma un tono negro, que suele verse bastante antiestético. Por suerte, existen diferentes exfoliantes caseros que pueden ayudarnos a acabar con ellos.

¿Por qué y quiénes son los que padecen puntos negros?

Todos, en algún momento de nuestra vida, hemos padecido o padeceremos puntos negros, así que no hay que preocuparse. Lo que sí se puede hacer es contrarrestar los efectos que tiene.

En concreto, las personas que tienen poros muy dilatados, así como una piel muy grasa en el rostro tienen una mayor tendencia a tener problemas de puntos negros.

Además, cuanto más avanzada es la edad, más propensa se vuelve nuestra piel a padecer ciertas enfermedades. Y, en este sentido, tener estas pequeñas acumulaciones de suciedad pueden empeorar la situación. Por eso, es crucial emplear un riguroso método de limpieza.

Exfoliantes caseros que eliminan los puntos negros

A continuación te explicamos cómo preparar tres útiles exfoliantes caseros. Además, los ingredientes son muy habituales, por lo que no es necesario invertir grandes cantidades de dinero.

Exfoliación casera profunda

Exfoliantes-caseros-con-limón-y-bicarbonato-de-sodio

Si nunca te has hecho una limpieza de cutis, puedes empezar por la exfoliación. Es decir, por eliminar de las células muertas de la epidermis. Es uno de los tratamientos básicos para ayudar a eliminar muchos de los puntos negros más superficiales. Eso sí, no debes hacerlo más de una vez a la semana, ya que puede producir descamaciones y erosionar en exceso tu piel.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato (10 g)
  • El jugo de 1 limón

Preparación

  • Combina ambos ingredientes hasta conseguir una pasta homogénea.
  • Lava tu rostro con agua tibia y aplica la mascarilla mediante movimientos circulares.
  • Mueve los dedos en todas las direccioneso en la sección más afectada.

Asimismo, no olvides estos consejos:

  • No debes de ejercer presión excesiva sobre tu rostro.
  • Puedes cambiar el bicarbonato de sodio por azúcar, pero éste es un poco más grueso y puede herir tu piel. Es vital que el exfoliante sea lo más suave posible.
  • Debes exfoliar cada sección de tu rostro durante 4 minutos para acabar con las impurezas y las células muertas de tu rostro.

Toallas de papel y claras de huevo para quitar puntos negros

Exfoliantes-caseros-con-clara-de-huevo-y-toallas-de-papel

En esta ocasión necesitarás clínex o pañuelos de papel y la clara de un huevo:

  • En primer lugar, lava tu rostro con agua tibia: esto ayuda a que los poros se abran, mejorando así la extracción de los puntos negros. Es importante que el rostro esté limpio de grasa para que la clara de huevo se pueda fijar bien a los puntos negros.
  • Aplica la clara de huevo por todo el rostro mediante masajes circulares; o bien céntrate en las zonas de donde desees extraer los puntos negros.
  • A continuación, pon un clínex sobre tu rostro y vuelve a dar otra capa de clara de huevo sobre de la toalla de papel. Quedará empapada.
  • Espera hasta que seque y, a continuación, retira la toalla de papel de tu rostro.
  • Como por arte de magia encontrarás muchos puntos negros pegados en la mascarilla seca.

Tomate y yogur para puntos negros

Exfoliantes-caseros-con-tomate-y-yogur

Hemos elegido el tomate por sus propiedades antisépticas. Puedes licuarlo, triturarlo o bien exprimirlo para utilizar el jugo de su interior. El yogur, por su parte, te ayudará a humedecer y eliminar la grasa de tu rostro.

  • Mezcla ambos ingredientes y frota la combinación en tu rostro.
  • Emplea unos minutos para dar el masaje. Esto tiene una doble función. Por un lado, al frotar estarás eliminando los puntos negros y, por otro, los nutrientes estarán penetrando dentro de la piel.

Trata de usar 30 minutos de tu tiempo para estar masajeando tu rostro con estos ingredientes.

Con estos exfoliantes caseros gran parte de los puntos negros de tu cara que se encuentren superficiales serán eliminados rápidamente. No obstante, si quieres una limpieza a fondo y más en profundidad, es recomendable que acudas a un especialista en depilación y estética.