3 mejores formas de aprovechar las frutas

9 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva
Las frutas son alimentos que aportan nutrientes importantes para la salud. Sin embargo, tienden a perder su frescura en apenas unos días. ¿Cómo aprovecharlas? Te compartimos 3 métodos.

El consumo diario de frutas es uno de los hábitos que contribuyen a mantener el bienestar físico y mental. Esta variedad de alimentos, además de ser baja en calorías, aporta vitaminas y minerales que son claves para la salud. ¿Quieres aprender formas distintas de aprovechar las frutas?

Aunque lo más recomendable es comer las piezas en su estado natural, existen algunas formas de consumo alternativo que se pueden tener en cuenta cuando estos alimentos están demasiado maduros o a punto de echarse a perder. A continuación te damos en detalle algunas opciones.

Mejores formas de aprovechar las frutas

Antes de descubrir cómo aprovechar las frutas, hagamos un breve repaso sobre las propiedades de este alimento. Y es que, como lo detalla una publicación en Advances in Nutrition, las frutas contienen compuestos bioactivos importantes, incluidos fitoquímicos, vitaminas, minerales, y fibras.

Esta misma publicación destaca que las frutas, al igual que los vegetales y granos enteros, contribuyen a la prevención de enfermedades crónicas, principalmente por su capacidad antioxidante y antiinflamatoria. Además, señala que lo idóneo es consumir unas 4 piezas al día.

Pero bueno, regresando a nuestro tema principal, vamos a repasar esos métodos para aprovechar este alimento cuando ya no resulta agradable su ingesta en su forma natural. ¿Te animas a probarlos?

1. Haz una mermelada de frutas

Frascos de diferentes mermeladas

Pasa el tiempo, y aún tienes en la cocina las frutas que has comprado la semana anterior en el supermercado. Se te olvida llevártelas contigo y cada vez que llegas a casa y abres el refrigerador, te desesperas al verlas allí y no saber qué hacer con ellas. Pues, ya no tienes que preocuparte por ello.

Preparar una rica mermelada natural es una de las mejores formas de aprovechar las frutas. Sobre todo cuando ya están bastante blandas. Además, una vez que la tengas lista, podrás deleitarte con su sabor en una tostada de pan o en otros bocadillos. Para ello necesitarás:

Ingredientes

  • 2 y 1/2 tazas de jugo de naranja (280 ml).
  • 5 tazas de fresas picadas en trozos (500 g).
  • 1 cucharada de azúcar (25 g).

Preparación

  • Ten en cuenta que esta receta la realizarás en cuestión de 5 minutos, como máximo.
  • Primero en una olla con el fuego alto, incorpora todos los ingredientes (incluyendo el azúcar).
  • Con la ayuda de una paleta de madera, remueve constantemente.
  • Al haber alcanzado el punto de ebullición, retira la olla y deja que la mezcla repose por unos minutos.
  • Coloca la mermelada en un recipiente (preferiblemente de vidrio) una vez esté tibia y refrigera.

Te recomendamos leer: Donuts rellenos de mermelada

2. Prepara un rico smoothie

Batidos de frutas caseros.

Otra forma de aprovechar las frutas que hemos olvidado en la cocina o en el refrigerador consiste en preparar unos ricos batidos o smoothies. Solo tenemos que ver las piezas de frutas que tenemos y cómo podemos combinarlas para que nos sepan bien.

Por ejemplo, la banana suele ser la base más idónea para los batidos con fresas, espinacas y afines. No obstante, no se recomienda mezclar banana con mandarina, sobre todo si vamos a preparar el batido con leche de vaca.

Si queremos optar por esta combinación, tendremos que utilizar alguna bebida vegetal (soja, almendras, etcétera) para que no se corte la mandarina con la leche.

Una vez seleccionadas, lavadas, peladas y cortadas las frutas, las colocamos en la licuadora junto con un poco de leche (yogur o bebida vegetal, según lo que elijamos) y batimos todo hasta lograr una mezcla homogénea. A continuación te comentamos la siguiente receta para que te fijes en la preparación.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (220 ml).
  • 1 hoja de menta para decorar (5 g).
  • 2 tazas de fresas troceadas (200 g).
  • 1 y 1/2 tazas de frambuesas (150 g).
  • 1 taza de arándanos troceados (100 g).
  • 1 yogur natural o de vainilla (125 ml).
  • 2 cucharadas de frutos rojos secos (50 g).

Preparación

  • No te preocupes, esta preparación estará lista en 5 minutos. Es muy sencilla.
  • Primera, coloca todos los ingredientes dentro de una batidora y luego tapa.
  • Asegúrate de batir todo e ir agregando el agua de a poco. La idea es que el resultado sea un smoothie con suficiente consistencia (que no sea ni muy líquido ni muy espeso).
  • Finalmente, vierte el resultado en un vaso con varios cubos de hielo y la hoja de menta. Ahora es tiempo de saborear tu batido casero.

Lee también: 4 desayunos nutritivos a base de frutas

3. Helados de frutas hechos en casa

Helado de yogur y mango.

Los postres caseros son otra de las formas de aprovechar las frutas. Ahora bien, no subestimes un par de cosas: el aspecto que pueda tener la fruta y las recetas que puedan salir de estas. A continuación te enseñamos como puedes preparar unos ricos helados caseros.

Ingredientes

  • 2 galletas dulces (15 g).
  • 1 vaso de yogur (150 ml).
  • 5 fresas congeladas (200 g).
  • 1 taza de jugo de naranja (110 ml).
  • 2 cucharadas de nueces picadas (50 g).
  • 3 bananas en trozos previamente congeladas (200 g).

Preparación

  • Primero, ten cuenta que necesitas todas las frutas congeladas. Así que si la preparación la realizarás en la tarde, lo recomendable es que hayas colocado los ingredientes en el refrigerador la noche anterior.
  • Después, con la ayuda de una licuadora, coloca las frutas troceadas y el yogur.
  • Bate por 2 minutos, a velocidad mínima, e incorpora, de a poco, el jugo de naranja. El objetivo es conseguir una mezcla homogénea y espesa.
  • Vierte el contenido dentro de los recipientes que hayas dispuesto y refrigera, como lo mínimo, durante 2 horas para conseguir que se conviertan en helados.

¿Te animas a preparar estas recetas en casa? Como lo acabas de notar, son formas muy sencillas de aprovechar las frutas que han perdido su frescura. Sin embargo, deben consumirse con moderación, pues suman más calorías que la fruta por sí sola. Tenlo en cuenta y conviértelo en una forma de evitar desperdicios.

  • Liu RH. Health-promoting components of fruits and vegetables in the diet. Adv Nutr. 2013;4(3):384S–92S. Published 2013 May 1. doi:10.3945/an.112.003517
  • Slavin JL, Lloyd B. Health benefits of fruits and vegetables. Adv Nutr. 2012;3(4):506–516. Published 2012 Jul 1. doi:10.3945/an.112.002154