3 formas diferentes de tener estanques en casa

Si deseamos tener estanques en casa debemos valorar el espacio y los cuidados que podemos darles para elegir la vegetación así como la posible fauna que queramos incluir.

Últimamente, se ha popularizado la idea de tener estanques en casa para lucir un jardín moderno y elegante. De hecho, la decoración del jardín resulta más atractiva cuando le sumas un espacio para peces y plantas acuáticas. Un estanque permite incluir más elementos de la naturaleza y te ayudará a crear un entorno armónico y natural.

Antes de instalar el estanque, debes considerar que reciba luz solar directa, por lo menos, 4 horas al día. De esta manera, podrás mantener viva la vegetación acuática del estanque. Si decides tener peces, también debes asegurarte de tener una fuente que mantenga el agua en movimiento para que se oxigene.

Según la vegetación, tu estanque puede ser de flores acuáticas o de algas. Si tomas en cuenta su construcción, pueden ser de cemento, de lona o prefabricados con plástico.

Los peces también le dan cierto estilo al estanque. Puedes tener una misma especie de peces como las carpas o los peces dorados (también conocidos como koi y goldfish), o tener distintas especies y darle más colorido al diseño.

Hay varios estilos y formas de tener estanques en casa. ¡Anímate a escoger una!

1. Una cascada para tu estanque

Idea de estanque numero 1

Construir estanques en casa con cascada te hará sentir más cerca de la naturaleza de lo que imaginas. Podrás ir a tu jardín y relajarte al oír suave sonido del agua que corre. Esta opción luce muy bien si agregas peces o unas bonitas flores acuáticas al estanque.

Este diseño se adapta a jardines amplios donde se cuente con el espacio suficiente para crear un estanque de dos niveles. El agua correrá desde el nivel más alto hasta el más bajo.

  • Para que el agua circule constantemente, el sistema debe contar con una bomba de agua interna. Asegúrate de cubrir las mangueras del sistema de bombeo bajo las piedras o entre las plantas.
  • La creatividad es fundamental para que este diseño destaque por su belleza. Al ras de la caída de agua, es recomendable poner piedras para simular las cascadas naturales de los ríos.
  • Para bordear el estanque, puedes usar ladrillos o piedras planas. Si agregas peces, recuerda que deben encontrarse en el nivel más bajo del estanque.

No te lo pierdas: Fuentes de agua: 6 ideas para decorar tu jardín

2. Estanque en la esquina

Un estanque de esquina es la solución perfecta si no cuentas con mucho espacio y sueñas con tener estanques en casa. Potencia la decoración de tu pequeño jardín reservando una esquina para peces y plantas acuáticas. Un pequeño estanque de esquina bien decorado no tendrá nada que envidiarle a otros estanques.

  • Considerando que el jardín sea pequeño, es importante no sobrecargar la decoración del estanque para no reducir visualmente el espacio.
  • Las decoraciones con piedras de tonos claros es ideal en estos casos. Asimismo, las plantas bajas también son una opción para bordear el estanque sin sobrecargarlo.
  • Si vas a poner peces, piensa en el tamaño que alcanzarán al crecer y escoge la especie que más se adapte a las dimensiones del estanque.

Todo estanque necesita de sistemas de filtro para mantener el agua limpia y darle movimiento al agua. Si mantienes el agua estancada, los peces morirán por falta de oxígeno y se ensuciará rápidamente el estanque. Por lo tanto, la instalación de este sistema es siempre fundamental.

3. Estanque de plantas acuáticas

Tener estanques en casa requiere de tiempo y dedicación. Si tienes poco tiempo para las labores de mantenimiento del estanque, este diseño es ideal para ti. Por suerte, un estanque de plantas acuáticas es bastante fácil de instalar y de mantener.

  • Constrúyelo en forma circular y ubícalo en un lugar visible para los visitantes. Este tipo de estanques luce muy bien en los jardines frontales, cercano a la puerta de entrada de tu casa. También a un lado en tu jardín trasero.
  • Crea armonía entre las plantas de tu jardín y las plantas acuáticas de tu estanque sin perder la oportunidad de destacar. Añade flores acuáticas de colores llamativos que hagan contraste con el verdor del césped del jardín. Juega con la profundidad y la diversidad entre las plantas que crecen bajo el agua y las que viven en la superficie.

En este tipo de estanque, la calidad del filtro es fundamental. Asegúrate de instalar un buen filtro que mantenga limpia el agua para que siempre puedas apreciar la vegetación de su interior.

Lee este artículo: Cuáles son los cuidados especiales que debes darle a las plantas del jardín

 Tips para tener estanques en casa

Antes de poner peces, mide el pH de tu estanque para asegurarte de que sea el óptimo para su supervivencia. Considera que si pones peces, también crearás una manera sustentable de controlar los zancudos. Los peces comerán los huevos de zancudos y otras plagas que se encuentren en el estanque.

Otro aspecto que debes tener en cuenta si quieres construir un estanque con peces y plantas acuáticas, es que las plantas no sean venenosas para tus peces. Asimismo, si combinas peces de diferentes especies, tendrás que informarte si pueden convivir en un mismo espacio sin problemas.Esta información puedes consultarla con un experto en la tienda donde adquieras las plantas y los peces.

Limpia periódicamente el estanque de residuos orgánicos como flores y  hojas caídas para no tener que hacer mantenimiento tan seguido. Además del filtro, ciertas plantas acuáticas como los jacintos pueden ayudarte a mantener el agua limpia. Esta planta facilita la tarea de tener estaques en casa eliminando los nutrientes que contribuyen a la formación de algas.