3 grandes razones para acudir a un spa de manera habitual

Lejos de considerarlo un lujo deberíamos ver el acudir a un spa como una forma de desestresarnos y conseguir desconectar de las obligaciones y los problemas diarios

¿Crees que acudir a un spa es solamente para relajarse? En una sociedad con un ritmo de vida tan frénetico es imprescindible buscar pequeños oasis o actividades en las que poder desconectar de tanto estrés.

El descanso es necesario para nuestra mente y nuestro cuerpo, y no siempre lo logramos durante la noche. No obstante, un spa puede aportarnos otros beneficios para la salud. 

En este artículo vamos a darte 3 grandes razones que quizás no conozcas para acudir a un spa. Es un lugar ideal para relajar la mente, mejorar los síntomas de algunas enfermedades crónicas y eliminar toxinas de nuestro organismo. Estos tres beneficios son los pilares básicos para una buena salud y calidad de vida. 

Acudir a un spa porque sí

Esparce correctamente el aceite sobre la espalda

Para muchas personas no es necesaria ninguna razón especifica para acudir a un spa. Tan sencillo como darte ese gusto y disfrutar de ese momento contigo mismo. Tener un tiempo semanal para ti, con el que puedas desconectar del trajín y la rutina diaria, te ayudará a sobrellevar las cosas más pesadas.

Además, no todo son obligaciones, horarios y deberes. Pasar unas horas en un centro de spa, a veces, puede ser la mejor forma de recargar las pilas. 

Por diferentes circunstancias laborales o familiares solemos pasar casi todo nuestro tiempo dedicados a lo demás. No obstante, con la aparición de los centros de spa, tenemos una muy buena opción para dejar de lado los problemas.

 En definitiva, podremos poner fin a las preocupaciones durante unas horas.

Lee también: Un spa en casa: baño de especias energético y afrodisíaco

¿Qué te ofrece un spa?

Actualmente hay una gran variedad de posibilidades en los centros de spa. Aconsejamos que previamente te informes de los servicios que ofrecen para saber cuál elegir, ya que puede haber muchas diferencias de unos a otros. Los servicios que puedes encontrar son:

  • Circuitos spa: Piscinas con agua a presión mediante cascadas o chorros de agua, saunas de vapor y saunas secas, piscinas aromatizadas (con aceites esenciales, flores, frutas, etc.).
  • Camas de relajación con música.
  • Tratamientos personalizados de fisioterapia.
  • Quiromasajes, reflexología podal y linfodrenaje.
  • Terapias con diferentes elementos: Con colores (cromoterapia), con chocolate (chocolaterapia), con piedras (gemoterapia), exfoliaciones, etc.
  • Gimnasio.
  • Asesoramiento nutricional.

Beneficios para la salud

1. Relaja la mente

Respiración relajante

El centro intelectual lo tenemos sobrecargado. No hay un solo minuto del día en el que le demos descanso a la mente. Además, siempre estamos en una frenética actividad cerebral: proyectamos futuros que nunca llegan, entablamos conversaciones imaginarias, planificamos agendas, horarios, preocupaciones económicas, etc. 

Nadie es tan invencible como para no necesitar un descanso. De hecho, no es un lujo ni un capricho de ricos acudir a un spa de manera habitual. Tu cabeza te lo agradecerá.

Con el descanso en unas aguas termales podremos soltar el peso intelectual que nos atormenta, aliviar las dolencias emocionales y reparar los pensamientos. A veces, alejarse un poco del problema ayuda a verlo desde otra perspectiva, más práctica y útil.

 2. Alivia molestias y dolores

Los centros de spa están especializados y diseñados para ofrecer a los usuarios terapias que alivien dolores y malestares físicos.

Podemos elegir entre los diferentes tipos de masajes, las saunas o aguas termales, los baños de contrastes con aguas frías y cálidas o las piscinas con burbujas. Todas ellas combinan efectos antiinflamatorios y estimulantes.

Aunque muchas enfermedades son crónicas y no se pueden curar, acudir a un spa aliviará mucho los dolores. Por ejemplo, en el caso de artritis, contracturas musculares, lumbalgias, etc. En realidad, el efecto de las aguas termales aporta una inmediata relajación a nivel nervioso y muscular. 

Visita este artículo: ¿Cuál es la diferencia entre artritis y artrosis?

3. Elimina toxinas

Como muestra la imagen, deja que los vapores limpien tu piel naturalmente.
Como muestra la imagen, deja que los vapores limpien tu piel naturalmente.

Mediante las saunas de vapor (calor húmedo) o de las saunas finlandesas (calor seco) se administran altas temperaturas en todo el cuerpo para hacer transpirar al organismo. De este modo, se depuran a través del sudor las toxinas que se van acumulando con el paso del tiempo.

Los baños de contrastes con agua muy fría y caliente también estimulan la circulación y la depuración a través de los poros de la piel. 

Al mejorar las funciones desintoxicantes de nuestro cuerpo por medio de la sudoración, favorecemos y facilitamos el trabajo del hígado y los riñones. En resumen, la eliminación constante de toxinas es la mejor manera de mantener la salud y prevenir enfermedades crónicas.