3 hábitos para perder peso con ayuda de tu mascota

Okairy Zuñiga · 27 enero, 2018
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 11 mayo, 2019
Pon en práctica los siguientes hábitos y empieza cuanto antes a perder peso con ayuda de tu mascota. ¡Anímate y gana en salud y bienestar!

¿Tienes una mascota que adoras pero con la que convives poco? ¿Has notado que tu mascota y tú tenéis algunos kilos de más? Aunque pueda sonar raro, nuestro estilo de vida afecta a nuestras mascotas. Descubre cómo puedes perder peso con ayuda de tu mascota.

Muchas veces nos olvidamos de que no basta con querer y alimentar bien a nuestras mascotas. También debemos dedicarles suficiente tiempo para que jueguen y se ejerciten. Después de todo, no cuesta nada y también nos beneficia a nosotros.

Salir a dar un paseo es la forma más común de perder peso con ayuda de tu mascota. No obstante, existen muchas más alternativas. Todo se trata de tener entusiasmo y ser creativos. Nuestra mascota nos lo agradecerá con mucho amor y alegría.

Beneficios de realizar actividades con nuestra mascota

  1. Reducirás los niveles de estrés.
  2. Aumentarás tu calidad de vida.
  3. Favorecerás la producción de endorfinas.
  4. Fortalecerás tu sistema cardiovascular y el de tu mascota.
  5. Tonificarás músculos y cuidarás la musculatura de tu mascota.
  6. Ayudarás a tu mascota a ser más sociable y a disfrutar de los espacios abiertos.

Para gozar de estos beneficios tienes que poner en práctica los siguientes hábitos cuanto antes. ¿A qué esperas? Podrás perder peso con ayuda de tu mascota y ser más feliz.

3 hábitos para perder peso con ayuda de tu mascota

1. Saca a pasear o a correr a tu perro

Saca a pasear o a correr a tu perro

¿No tienes la motivación para salir cada día a caminar y tu perro destruye todo lo que encuentra a su paso? Evidentemente necesitas solucionar esto. En ese caso, te encantará el primer truco para perder peso con ayuda de tu mascota.

Lo único que necesitas es disponer de un poco de tiempo cada día y salir a caminar o correr. Te recomendamos caminar si hace mucho tiempo que no realizas ninguna actividad física.

Por otra parte, si tienes un perro grande, te recomendamos que corran juntos y luego bajes un poco el ritmo. Esto es importante por varias razones:

  • 30 minutos de ejercicio diario reduce considerablemente tus niveles de triglicéridos, glucosa en sangre y mantiene un buen equilibrio hormonal en tu organismo.
  • El ejercicio mejorará el tránsito intestinal y esto permitirá que se absorban mejor los nutrientes.
  • Tu perro liberará su energía adecuadamente, por lo que dejará de tener malos hábitos, como morder objetos.

Lo único que necesitas tener a mano es un buen par de zapatos deportivos para ti y una pechera para tu perro. No te recomendamos que lo lleves atado desde el collar, ya que puedes hacerle daño.

Además sería bueno llevar contigo una botella de agua y un recipiente plástico pequeño para darle agua a tu perro en los descansos. ¡Es muy importante la hidratación!

Lee también: Cómo protegernos contra las energías negativas

2. Juega con tu gato

perder peso con ayuda de tu mascota

Quienes tienen mascotas felinas también pueden beneficiarse de los paseos diarios. Para ello se pueden encontrar correas y pecheras (similares a las de los perros) a las cuales el gato se acostumbrará en poco tiempo. Establece una buena rutina y mantenla.

Por otra parte, los gatos también necesitan que juegues con ellos en casa. Atrapar o perseguir cosas es algo que les encanta a los gatos. Esto significa que conservan mucho de su instinto de caza. Para ello puedes optar por lo siguiente:

  • Comprar una pelota pequeña (o varias de distintos tamaños) y hazla rodar para atraer la atención de tu gato.
  • Consigue algunas plumas y amárralas a un cordón. Camina por tu patio o por la habitación y mantén el juguete en el aire para que tu gato intente atraparla.

No hace falta dedicar media hora a esto. La opción más atractiva podría ser tomar pequeños descansos de tu rutina de 5 o 10 minutos cada hora o cada dos horas. De esta forma, ambos se mantienen activos a lo largo del día.

Visita este artículo: Alimentos aptos y prohibidos para mascotas

3. Elige botanas y alimentos saludables

Vegetales

Otro hábito fundamental para perder peso con ayuda de tu mascota es mejorar la calidad de la alimentación de ambos. Para que esto tenga éxito, puedes:

  • Elige alimentos de mejor calidad. Para ti, cocina alimentos frescos y de calidad que incluyan vegetales, frutas, carnes y semillas. Para tu mascota cambia los alimentos comerciales de dudosa calidad por alimentos de marcas reconocidas o prepara tu propia comida casera.  
  • Cambia las preparaciones comerciales por fruta y vegetales. La siguiente vez que tengas antojo de algo dulce, opta por una manzana con crema de cacahuete. Para premiar a tu mascota, pregunta a tu veterinario qué frutas o vegetales puedes darle y en qué cantidad.

Consulta con el veterinario antes de cambiar la dieta de tu mascota. Piensa que las frutas son para ellos como los chocolates y dulces para nosotros. Pueden ser sabrosos pero perjudiciales.

Por otra parte, cocinar su alimento puede ahorrarte mucho dinero y a él le ahorras riesgos en su salud. Sigue estos consejos para perder peso con ayuda de tu mascota y así poder disfrutar de muchos ratos agradables.

  • Farmer, S. R. (2009). Obesity: Be cool, lose weight. Nature. https://doi.org/10.1038/458839a
  • Williamson, D. F., Serdula, M. K., Anda, R. F., Levy, A., & Byers, T. (1992). Weight loss attempts in adults: Goals, duration, and rate of weight loss. American Journal of Public Health. https://doi.org/10.2105/AJPH.82.9.1251
  • Bacon, L., & Aphramor, L. (2013). Weight science: Evaluating the evidence for a paradigm shift. In Clinical Nutrition: The Interface Between Metabolism, Diet, and Disease. https://doi.org/10.1201/b16308
  • Parise, S., Kiesier, S., Waters, K., & Sproull, L. (1996). My Partner is a Real Dog: Cooperation with Social Agents. In Proceedings of the 1996 ACM conference on Computer supported cooperative work (CSCW ’96). https://doi.org/10.1145/240080.240351