3 sencillos hábitos que te ayudarán a perder peso sin pasar hambre

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Fabián Avila el 29 diciembre, 2018
Elena Martínez Blasco · 29 diciembre, 2018
Aprender a combinar los alimentos de forma adecuada puede ser fundamental para conseguir perder peso y, lo que es más importante, no recuperarlo en un futuro

Si nos hemos propuesto perder peso para conseguir un peso equilibrado es posible que nos asalten las dudas.

Existen muchos tipos de dietas, algunas de ellas contradictorias. Además, no todas funcionan con la misma efectividad en cada persona.

No obstante, hay algunos consejos muy útiles y generales que sí nos pueden ayudar a bajar de peso.

Descubre en este artículo 3 sencillos hábitos que facilitan la pérdida de peso saludable y sin pasar hambre.

Perder peso sin pasar hambre es posible

Tenemos un concepto equivocado del adelgazamiento. Lo asociamos solo a una restricción de grasas y calorías, una disminución de la raciones y un aumento del ejercicio.

Aunque estas son pautas generales, lo cierto es que hay muchos factores que influyen en la pérdida de peso.

Lo más recomendable es bajar de peso de manera gradual y saludable. Además, deberíamos adoptar buenos hábitos que podamos mantener a largo plazo.

De este modo, aunque tardemos un poco más de tiempo en conseguir el peso adecuado, el resultado será más duradero y evitaremos el efecto rebote.

Pasar hambre nunca es una buena opción. Las personas que hacen este sacrificio innecesario ignoran que el cuerpo es inteligente. Así, este acto lo único que hace es favorecer las reservas de grasa y los ataques de hambre.

Visita este artículo: 5 deliciosos tés que te ayudarán a bajar de peso

3 sencillos hábitos adelgazantes

De entre los diferentes factores que facilitan la pérdida de peso, recomendamos estos 3 sencillos hábitos. Estos pueden ayudarte a perder peso y también a prevenir problemas de salud.

1. Beber agua

mujer bebiendo agua

Los expertos recomiendan beber por lo menos 2 litros de agua al día. Esto, además de ayudarnos a estar más sanos, también puede ayudarnos en la pérdida de peso.

El agua participa en numerosas funciones del cuerpo. Por ejemplo, esta se encuentra presente en la sangre, la linfa del sistema inmunitario, etc. Por eso, su consumo es muy importante para llevar una vida saludable.

Asimismo, también participa del aparato excretor ya que esta forma parte de la orina y de las heces. De esta manera, es necesaria para eliminar los productos de desecho y las toxinas de nuestro cuerpo.

Así, es buena para evitar la retención de líquidos ya que favorece su eliminación a través de la orina. De esta forma, nos sentiremos menos hinchados.

Además, también participa de los jugos del sistema digestivo, por lo que nos ayuda a digerir los alimentos. Así, es recomendable beber agua en las comidas.

Sin embargo, también deberíamos hacerlo entre comidas. Y es que esta nos puede ayudar a disminuir la sensación de hambre.

Lo mejor es ingerir agua simplemente. Con todo, también podemos consumirla en fruta o en ciertas bebidas saludables como infusiones.

Sin embargo, en ningún caso debemos substituir completamente el agua por alguna de estas bebidas. Además, si queremos perder peso, deberíamos evitar las bebidas azucaradas o industriales. Estas, además de agua, contienen químicos que puede hacernos engordar.

Asimismo, si nuestro plan para adelgazar incluye ejercicio, deberíamos aumentar su consumo.

De esta forma, el agua, aunque no nos va a hacer adelgazar milagrosamente, sí puede ser de gran ayuda en esta tarea.

2. Combinación de alimentos

carnes

Además de llevar una dieta equilibrada, aprender a combinar los alimentos es una clave muy efectiva para perder peso. Lo importante es descubrir cuáles son los alimentos que, si los mezclamos, nos engordan mucho más que si los comemos en otro momento.

Además, gracias a esta pauta, podemos mejorar muchos trastornos digestivos e, incluso, combatir la retención de líquidos y la hinchazón.

Alimentos que no deberíamos mezclar:

  • Diferentes tipos de proteína en una misma comida. Algunos ejemplos son la carne, el pescado, el huevo o las legumbres. Una ración de proteína por comida es suficiente. También deberíamos alternar la de origen animal y vegetal.
  • Los postres, mejor de merienda. Al mezclarlos con alimentos que no contienen azúcar, se puede dificultar la digestión.
  • La proteína, mejor con vegetales. La típica hamburguesa con patatas  engorda por las calorías que tiene. No obstante, la mala combinación de proteína y carbohidratos puede empeorar este efecto.

Siempre que comamos carne deberíamos acompañarla de una ración de vegetales.

  • Además, es muy recomendable no excedernos en las comidas. Debemos comer las cantidades que necesitemos, pero con moderación. De esta forma, podemos comer todo tipo de alimentos, pero en cantidades adecuadas.

¿Quieres conocer más? Lee: 4 recetas dulces caseras con pocas calorías

3. Cenas inteligentes

Menús para una cena romántica

La comida más importante del día que debemos tener en cuenta si queremos bajar de peso es la cena. Lo que comemos por la noche suele convertirse en reservas de grasa en nuestro cuerpo.

Hay que tener en cuenta dos cuestiones:

  • Cenar temprano: no recomendamos comer nada las dos horas previas a acostarnos. Así, le daremos tiempo al cuerpo a digerir la cena antes de acostarnos. Esto no solo nos ayudará a bajar de peso, también puede favorecer nuestro descanso.
  • Cenar ligero: por la noche debemos reducir el consumo de carbohidratos (pan, pizza, pasta, patata), ya que nos aportan demasiada energía. En cambio, es una buena opción elegir algo de proteína vegetal, por ejemplo.

En todo caso, podemos añadir una pequeña porción de cereales como la quinoa, la avena o el mijo, que son ricos en fibra. La harina de garbanzo también es una excelente alternativa a las harinas para elaborar crepes y otros tipos de masas.

Por último y como un extra, también te recomendamos la práctica regular de ejercicio. No tiene porqué ser demasiado intenso, solo mantenerte activo. Puedes salir a caminar todos los días por ejemplo. Esto no solo te ayudará a llegar a tu peso ideal, sino que estarás más sano.

¿Qué te han parecido estos consejos para perder peso? ¿Te animas a incorporarlos a tu vida? Son muy sencillos de seguir y pueden ayudarte en lucha por bajar de peso.