3 sencillos hábitos que te ayudarán a perder peso sin pasar hambre

Elena Martínez 19 febrero, 2018
Aprender a combinar los alimentos de forma adecuada puede ser fundamental para conseguir perder peso y, lo que es más importante, no recuperarlo en un futuro

Si nos hemos propuesto perder kilos para conseguir un peso equilibrado es posible que nos asalten las dudas.

Existen muchos tipos de dietas, algunas de ellas contradictorias, y no todas funcionan con la misma efectividad a cada persona. No obstante, hay algunos consejos muy útiles y generales que sí nos pueden ayudar a bajar de peso.

Descubre en este artículo 3 sencillos hábitos que facilitan la pérdida de peso saludable de manera muy sencilla y sin pasar hambre.

Perder peso sin pasar hambre es posible

Tenemos un concepto equivocado del adelgazamiento. Lo asociamos a una restricción de las grasas y las calorías, una disminución de la raciones y un aumento del ejercicio.

Aunque estas son pautas generales, lo cierto es que hay muchos factores que influyen en la pérdida de peso.

Lo más recomendable es bajar de peso de manera gradual y saludable, y adoptar buenos hábitos que podamos mantener a largo plazo. De este modo, aunque tardemos un poco más de tiempo en conseguir el peso adecuado, el resultado será más duradero y evitaremos el efecto rebote.

Pasar hambre nunca es una buena opción. Las personas que hacen este sacrificio innecesario ignoran que el cuerpo es inteligente y que este acto lo único que hace es favorecer las reservas de grasa y los ataques de hambre.

Visita este artículo: 5 deliciosos tés que te ayudarán a bajar de peso

3 sencillos hábitos adelgazantes

De entre los diferentes factores que facilitan la pérdida de peso, recomendamos estos 3 sencillos hábitos con resultados sorprendentes para bajar de peso y también para prevenir problemas de salud.

1. Agua con vinagre

vinagre-blanco

La simple combinación de agua con vinagre de manzana tiene unos efectos milagrosos para ayudarnos a perder peso con más facilidad.

  • En primer lugar, esta bebida medicinal acelera el metabolismo. Esto repercute en un mayor gasto energética y un aumento en la quema de calorías.
  • El agua con vinagre también reduce los niveles de azúcar en sangre. Este beneficio, además de prevenir problemas de salud, calma el ansia por comer dulces y facilita su digestión.
  • Por último, el vinagre de manzana facilita la eliminación de grasas y toxinas de nuestro organismo.

Ingredientes

  • 1 cucharada de vinagre de manzana (15 ml)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo lo tomamos?

  • Tomaremos esta mezcla tres veces al día, media hora antes de cada una de las comidas principales.

2. Combinación de alimentos

carnes

Aprender a combinar los alimentos es una clave muy efectiva para perder peso comiendo la misma cantidad.

Lo importante es descubrir cuáles son los alimentos que, si los mezclamos, nos engordan mucho más que si los comemos en otro momento.

Además, gracias a esta pauta, podemos mejorar muchos trastornos digestivos e, incluso, combatir la retención de líquidos y la hinchazón.

Alimentos que no deberíamos mezclar:

  • Diferentes tipos de proteína en una misma comida: Carne, pescado, huevo, legumbres. Una ración de proteína por comida es suficiente, y alternaremos la de origen animal y vegetal.
  • Los lácteos se deben tomar solos. No combinan bien con ningún otro tipo de alimento.
  • Los postres, mejor de merienda: Tanto las frutas como los dulces de todo tipo engordan mucho más y dificultan la digestión si los tomamos en la comida.
  • La proteína, mejor con vegetales: La típica hamburguesa con patatas no solamente engorda por las calorías que tiene, sino por la mala combinación de proteína y carbohidratos.

Siempre que comamos carne deberíamos acompañarla de una ración de vegetales.

¿Quieres conocer más? Lee: 4 recetas dulces caseras con pocas calorías

3. Cenas inteligentes

Menús para una cena romántica 2

La comida más importante del día que debemos tener en cuenta si queremos bajar de peso es la cena. Lo que comemos por la noche suele convertirse en reservas de grasa en nuestro cuerpo. 

Hay que tener en cuenta dos cuestiones:

  • Cenar temprano: No recomendamos comer nada las dos horas previas a acostarnos. Lo ideal sería cenar siempre que sea posible antes de las 8 de la tarde.

Para evitar el hambre, intentaremos reforzar las otras dos comidas principales, el desayuno y la comida.

  • Cenar ligero: Por la noche debemos reducir el consumo de carbohidratos (pan, pizza, pasta, patata), ya que nos aportan demasiada energía. En cambio, es una buena opción elegir algo de proteína y vegetal.

En todo caso, podemos añadir una pequeña porción de cereales como la quinoa, la avena o el mijo, que son ricos en proteína. La harina de garbanzo también es una excelente alternativa a las harinas para elaborar crepes y otros tipos de masas.

Te puede gustar