3 ideas para hacer estantes colgantes

Si no tienes mucho lugar y necesitas un aditamento para colocar objetos o adornos, no te puedes perder estas 3 ideas geniales de estantes que son sumamente útiles y ocupan poco espacio.

Colocar estantes colgantes es una solución simple y práctica cuando se necesita espacio para acomodar libros, adornos u otros objetos. Es una alternativa ideal si no podemos o no queremos hacer muchos agujeros en la pared o no hay suficiente espacio para colocar un mueble.

Los estantes colgantes tienen estilo, son modernos, prácticos y de simple construcción. Con pocos materiales y en pocos pasos se pueden elaborar y personalizar. Además, le dan un toque original a cualquier espacio.

3 ideas para estantes colgantes

Nunca están de más los estantes en un hogar, no solamente por estética sino también por la comodidad de colocar objetos decorativos y de uso diario. Los estantes colgantes ayudan a poner orden y hacen las habitaciones más agradables a la vista.

1. Estante flotante para espacios chicos

Estante

Este tipo de repisa o estante colgante da la impresión de que flota y se apoya en la pared. Son muy simples y especiales para espacios pequeños o esquineros. La única recomendación es que el estante no sea ni muy pesado ni demasiado ancho ya que todo el peso lo van a sostener dos soportes ocultos.

Materiales necesarios:

  • Madera para repisa (30 cm. por 80 cm.)
  • Regla.
  • Lápiz.
  • Soportes ocultos (2)
  • Taladradora para pared.

Cómo se realiza:

  • En primer lugar, haz dos marcas en la pared con el lápiz dónde desees colocar los tornillos de la repisa.
  • Luego haz los huecos con la taladradora y coloca los soportes ocultos. Atornilla a la pared.
  • A continuación, marca la madera para que coincida con la pared.
  • Haz dos huecos en la madera en el lugar marcado.
  • Finalmente, introduce los huecos de la madera en el soporte oculto.

Seguro te interesará: Estantes que puedes poner en tu biblioteca

2. Estante colgante con cuerdas

Estanterías colgantes para libros y revistas

Es un estante muy rústico y decorativo. Se puede utilizar un trozo de árbol plano o una madera que simule ser una corteza de árbol. A diferencia del anterior, este soporta más peso y sus dimensiones pueden ser mayores. Si deseas, puedes agregar estantes a lo largo de la cuerda.

Materiales necesarios:

  • Trozo de corteza de árbol o madera (de 120 centímetros aproximadamente)
  • Cuerda rústica gruesa (2 metros)
  • Lápiz.
  • Ganchos con tornillo para pared (2)
  • Taladradora de pared.

Cómo se realiza:

  • En primer lugar, mide en el techo la distancia a la cual deseas colocar los ganchos y marcar con lápiz.
  • Con la taladradora realiza las perforaciones en las marcas.
  • Luego, atornilla los ganchos.
  • A continuación, corta en dos la cuerda rústica. Deja dos tiras de 1 metro cada una.
  • Sujeta la madera con una cuerda en cada extremo realizando un nudo bien fuerte.
  • Pasa la cuerda por cada gancho y sujeta firmemente.
  • Por último, trata de que quede lo más plano y parejo posible.

Lee también: 10 estanterías infantiles que te encantarán

3. Repisa o estante con correa de cuero

Este hermoso y moderno estante se puede colocar en cualquier ambiente de la casa. En salas, dormitorios, cocinas y hasta en el baño. Es muy sencillo de instalar y en él se pueden colocar muchos objetos, tanto decorativos como de uso diario.

Materiales necesarios:

  • Correas de cuero (2 de 50 centímetros cada una)
  • Tabla de madera (120 centímetros de largo por 30 centímetros de ancho)
  • Ganchos o tornillos para pared (2)
  • Taladradora para pared.
  • Perforadora de cuero.
  • Lápiz.

Cómo se realiza:

  • En primer lugar, marca con lápiz los dos lugares dónde deseas colocar los ganchos.
  • Luego, haz las perforaciones con la taladradora.
  • Coloca los ganchos.
  • Con la perforadora de cuero realiza una perforación en cada extremo de cada correa. En total quedarán 4 huecos.
  • A continuación, coloca las correas en los ganchos.
  • Finalmente, coloca la tabla entre las correas.