3 infusiones caseras para disfrutar en tus meriendas

Jesús Bordones 13 julio, 2018
Al tomar infusiones caseras no solo optamos por una alternativa más sana, sino que también obtenemos diferentes beneficios en función de las hierbas que escojamos para nuestro té.

Algunos han adquirido la costumbre de acompañar la merienda con cualquier tipo de infusión. Así que si eres una de esas personas, es ideal que aprendas a preparar estas 3 infusiones caseras. Estamos seguros de que tus meriendas no serán iguales.

Las infusiones son bebidas que se obtienen añadiendo agua hirviendo a las hojas, raíces, flores, frutos y corteza de algunas plantas y hierbas (en algunos casos flores también), sean aromáticas o no. Son muy saludables y le aportan al organismo incontables beneficios.

Sabemos que los ingleses y los chinos son pioneros de las infusiones o los tés. Los toman mayormente por la tarde, en acompañamiento con algún aperitivo para saciarse y calmar el hambre hasta la hora de la cena. No obstante, esta tradición se ha vuelto muy popular en casi todo el mundo, y sobre todo la adoptan personas con hábitos alimentarios sanos.

Este tipo de bebidas ayudan a:

  • Mejorar tracto digestivo
  • Curar úlceras, resfriados y dolores de garganta
  • Acelerar el metabolismo
  • Mitigar el cansancio
  • Estimular la inteligencia
  • Calmar los nervios

Debido a todo esto, decidimos seleccionar las mejores recetas de infusiones caseras para que puedas acompañar tus meriendas. Esta será una manera diferente de pasar tus tardes, además de adoptar una costumbre muy saludable.

3 infusiones caseras para meriendas

1. Manzanilla

La manzanilla ayuda a aliviar los síntomas de enfermedades respiratorias como la tos y el asma. También es buena para desinflamar, tratar problemas intestinales, curar la conjuntivitis y quemaduras superficiales.

Sumado a todo lo anterior, esta bebida tiene un rico sabor que puedes combinar con algo de miel y un poco de limón. Puedes tomarlo con una merienda de galletas o aperitivos dulces.

Descubre: 6 propiedades medicinales de la manzanilla

Ingredientes

  • ½ taza de flores de manzanilla (60 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de zumo de limón (15 ml)
  • 2 cucharadas de miel (50 g)

Preparación

  1. Primeramente, pon una olla con el agua a calentar a unos 90 ºC aproximadamente hasta que hierva.
  2. A continuación, añade las flores de manzanilla y revuelve por unos 5 minutos.
  3. Después, retira del fuego, cuela y deja que enfríe un poco.
  4. Por último, sirve en una taza y añade las cucharadas de miel y el zumo de limón. Esto le dará un mejor sabor.
  5. Disfruta con algunas galletas o algún pastelillo.

2. Té rojo

Al té rojo se le conoce como la mejor infusión para quemar la grasa, es decir, es un gran aliado para perder peso. En sí, su principal función es activar el metabolismo del hígado para que las grasas se procesen mucho mejor.

Su sabor es un poco terroso, pero puedes combinarlo con miel u otras hierbas para que sepa un poco mejor. Es una buena opción entre múltiples infusiones caseras para preparar.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de hebras de té rojo (45 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 2 cucharadas de miel (50 g)
  • 1 cucharada de flores de manzanilla (15 g)

Preparación

  1. Para empezar, coloca una olla pequeña con agua a hervir. La temperatura debe estar entre 80 y 100 ºC.
  2. Después, cuando llegue a ebullición,  añade las hebras de té rojo y tapa la olla por unos 3 minutos. Esto sirve para que las hojas destilen mejor.
  3. Luego, retira del fuego, cuela y deja enfriar por unos minutos, y vierte en una taza grande.
  4. Para finalizar, agrega la miel y algunas flores de manzanilla para que tenga un mejor sabor.
  5. Puedes acompañar esta infusión con una merienda salada, como galletas de soda con algún aderezo o pequeños tostones de plátano.

3. Té verde

Infusiones caseras para meriendas

Esta infusión nos ayuda a depurarnos por dentro, mejora la memoria y es un gran remedio para tratar la artritis y las infecciones del tracto urinario. Es un potente aliado para la prevención del cáncer y neutraliza la acción de los radicales libres en el organismo.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de té verde (30 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de estevia (15 g)

No te pierdas Stevia, el edulcorante de los diabéticos

Preparación

  1. Para empezar, coloca una olla pequeña con el agua a hervir. La temperatura debes estar entre unos 80 a 100 ºC.
  2. Después, antes de retirar del fuego agrega el té verde (puedes utilizarlo en polvo o en hojas), revuelve bien y tapa por 1 minuto.
  3. Luego, vierte la infusión en una taza grande, añade la cucharada de estevia y revuelve bien.
  4. Disfruta tu infusión con una merienda de galletas de leche, canela o vainilla. Si lo deseas, tómalo con unos canapés.
Te puede gustar