3 infusiones medicinales para combatir la celulitis

Para eliminar la celulitis es fundamental que consumamos productos que combatan la retención de líquidos. Además de ser un gran desengrasante, la piña absorbe las toxinas y favorece su eliminación

Todas sabemos que no hay milagros a la hora de combatir la celulitis. La antiestética piel de naranja es esa pequeña condena con la que aprender a vivir y que disimular.

Ahora bien, siendo conscientes de que eliminarla por completo es tarea imposible, a no ser que pasemos por un quirófano, vale la pena tener en cuenta determinados consejos que sí nos pueden ayudar a rebajar la celulitis y a que su presencia sea menos llamativa.

Una buena alimentación y un tipo de ejercicio que nos permita fortalecer los muslos serán, sin duda, de gran ayuda. Todo esfuerzo es un pequeño paso para combatir la celulitis.

Por eso, queremos presentarte hoy estas infusiones, que serán también tus aliadas indispensables para conseguirlo. ¿Te gustaría conocerlas?

1. Infusión de corteza de limón y fresas para combatir la celulitis

agua-de-fresas-

Ingredientes

  • La corteza de un limón.
  • 10 fresas limpias.
  • Un litro de agua.

¿Cómo la preparamos?

  • Esta infusión es un remedio sensacional para depurar el organismo, combatir la retención de líquidos y favorecer la circulación sanguínea. Además, su alto contenido en antioxidantes nos ayudará a renovar todas esas células inflamadas que se concentran en los muslos y que originan la piel de naranja.
  • Para beneficiarnos de este tratamiento natural, empezaremos calentando ese litro de agua. Una vez esté hirviendo, añade la cáscara limpia de un limón, para después, incluir esas diez fresas. La cocción de estos ingredientes durará, al menos, 20 minutos. Queremos, ante todo, que sus propiedades queden en el agua y que las fresas se pongan además bien blanditas.
  • Pasado ese tiempo, baja el fuego y retira con cuidado las cáscaras del limón. Ahora, vamos a pasar por la batidora esta mezcla, para que las fresas se mezclen bien y consigamos un licuado bien homogéneo. El sabor es estupendo, y puedes tomarlo tibio o acompañado por unos cubitos de hielo.
  • Lo ideal es beber una taza después de cada comida, a lo largo de diez días. Es muy efectivo y sienta realmente bien.

2. Infusión de pomelo (toronja) y té verde

pomelo melon

Ingredientes

  • Un pomelo (toronja).
  • 20 gramos de té verde.
  • Un vaso de agua (200 ml).

¿Cómo la preparamos?

  • Como ya sabes, el pomelo (toronja) es un aliado perfecto a la hora de perder peso. Ahora bien, debes saber que, combinándolo con el té verde, conseguiremos una infusión para acelerar el metabolismo, combatir la retención de líquidos y combatir la celulitis.
  • El secreto está en ser constantes y tomar esta infusión cada día, siguiendo una dieta adecuada con ejercicio. Ahora bien, ¿cómo nos preparamos este remedio donde se combina el té verde con el pomelo o toronja? Muy fácil. Empezaremos obteniendo el jugo de un pomelo. Una vez listo, reserva.
  • Seguidamente, realiza la infusión del té verde. No tienes más que añadir los 20 gramos en la tetera donde habrás puesto a hervir ese vaso de agua. ¿Ya lo tienes listo? Excelente. El siguiente paso es sencillo: no tienes más que mezclar el té verde con el jugo de limón. La infusión estará tibia y, si le añades además un poquito de miel, estará deliciosa.

Puedes tomarla cada día después de tu almuerzo. ¡Verás qué bien te funciona!

Lee más: Beneficios del té verde para la salud dental

3. Infusión de piña y diente de león

piña

Ingredientes

  • 2 rodajas de piña.
  • 20 gramos de diente de león.
  • Un vaso de agua (200 ml).

No te olvides de leer: 3 ensaladas con piña perfectas para tus cenas

Tal vez, te haya sorprendido que en esta infusión combinemos la piña con el diente de león. El hecho de mezclar frutas con plantas medicinales no sólo potencia más sus propiedades, sino que además aumentamos el nivel de vitaminas y minerales. Sin hablar de que, de esta manera, estos remedios resultan aún más deliciosos.

La piña, como ya sabes, es una fruta ideal para combatir la celulitis. Gracias a la bromelina no sólo conseguimos depurar el organismo y evitar retenciones de líquidos, sino que, además, trata muy bien la inflamación de esas células que originan la piel de naranja.

Absorbe las toxinas ahí concentradas y nos ayuda a eliminarlas. ¡Es sensacional! Y si la unimos al diente de león, favorecemos más la circulación sanguínea y que nuestro hígado depure mucho mejor las toxinas. No lo dudes, esta infusión será tu mejor aliada para combatir la celulitis.

¿Cómo la preparamos?

  • Para prepararla, lo primero que haremos es calentar ese vaso de agua. Una vez esté hirviendo, añade las dos rodajas de piña y los 20 gramos de diente de león, y deja que se realice una adecuada cocción durante 20 minutos. Muy fácil. Pasado ese tiempo, filtraremos la infusión por un colador para retirar las rodajas de piña y los restos del diente de león.
  • Es ideal si la bebes caliente después de tu cena y, acompañada con un poquito de miel, resulta deliciosa. Si la tomas cada día, mejoras tus hábitos de vida con más de ejercicio en las piernas y dejas a un lado las grasas, los dulces y el azúcar, tu cuerpo lo va a notar.

Suavizar la presencia de la celulitis es posible. ¡Empieza hoy mismo!

  • Healthline.com 10 Proven Benefits of Green Tea [Online] Available at: www.healthline.com/nutrition/top-10-evidence-based-health-benefits-of-green-tea
  • Healthline.com Honey vs. Sugar: Which Sweetener Should I Use? [Online] Available at: www.healthline.com/health/food-nutrition/honey-vs-sugar
  • Ramos De La Espiriella C, Ochoa Villegas A. Elaboración de protocolos estéticos para mejorar las alteraciones estéticas como flacidez celulitis estrías y deshidratación a causa de los Trastornos De Conducta Alimenticia (TCA). Corporación Universitaria Rafael Núñez Facultad De Ciencias De La Salud Programa De Tecnología En Estética Y Cosmetología Cartagena (2014)
  • Cano E, Cano Ortiz A, Martínez Lombardo MC, Alatorre Cobos J. Flora medicinal utilizada en las enfermedades de la piel y en belleza. Boletín. Instituto de Estudios Giennenses 2009(200):165-179.