3 infusiones medicinales para tratar el hígado inflamado

Este artículo ha sido verificado y aprobado por José Gerardo Rosciano Paganelli el 19 noviembre, 2018
Hay muchos factores y enfermedades que pueden inflamar el hígado. Hoy te compartimos 3 infusiones medicinales que pueden apoyar su tratamiento. Eso sí, consulta primero al médico.

Para tratar el hígado inflamado es fundamental mejorar al 100% el estilo de vida. Si bien es cierto que se deben seguir algunas recomendaciones médicas, en general se pueden controlar los síntomas haciendo algunos cambios en la dieta y los hábitos diarios.

El hígado inflamado, una condición conocida en términos médicos como hepatomegalia, es una señal evidente de alteraciones en los tejidos de este órgano. Puede ocurrir por una enfermedad autoinmunitaria o crónica, pero también por acumulación de grasas y toxinas.

A menudo trascurre de manera asintomática, pero puede conducir a molestias como dolores abdominales, ictericia, edemas y dificultades digestivas. Por fortuna, para no sufrir complicaciones, se puede complementar el tratamiento con algunas infusiones.

¡No dejes de probarlas!

Infusiones para tratar el hígado inflamado

Hay que recordar que para tratar el hígado inflamado es necesario acudir primeramente al médico. Aunque las siguientes infusiones pueden apoyar su recuperación, se debe recibir un diagnóstico preciso para un tratamiento más completo y seguro.

Si después de consultar al médico se determina que la condición es leve, vale la pena probar estas bebidas naturales. ¿Lista para prepararlas? A continuación compartimos sus propiedades y los pasos para hacerlas en casa.

Ver también: Mejora la salud de tu hígado con un simple remedio: el boldo

1. Infusión de alcachofa con limón

Hay evidencias científicas que sugieren que las alcachofas pueden ayudar a proteger el hígado. Debido a su alta concentración de compuestos antioxidantes, favorece la regeneración de este órgano. Además, combate la inflamación y disminuye la formación de células grasas.

Desde el punto de vista nutricional, este remedio de alcachofa y limón aporta principalmente:

  • Ácido fólico
  • Vitaminas del complejo B
  • Vitamina C
  • Calcio
  • Magnesio
  • Zinc
  • Fibra dietética

Ingredientes

  • 2 alcachofas
  • 4 tazas de agua (1 litro)
  • El jugo de un limón.

Preparación

  • Primero, corta las dos alcachofas en varios trozos.
  • Seguidamente, viértelas en una olla con agua.
  • Déjalas cocinar hasta que notes que están blandas.
  • Cuando esté lista, espera que repose, filtra la cocción y agrégale el zumo de limón.

Modo de consumo

  • Para tratar el hígado inflamado, toma 2 o 3 tazas de infusión a lo largo del día.
  • Repite el tratamiento durante una semana.
  • Si las molestias persisten, descansa una semana y retoma el remedio.

2. Infusión de salvia y pomelo

Una combinación de salvia con pomelo puede ayudar, en gran medida, a tratar el hígado inflamado. El pomelo contiene dos poderosos antioxidantes llamado naringenina y naringina, cuyos efectos protegen el hígado contra la inflamación y las lesiones.

También disminuye el riesgo de desarrollar fibrosis hepática, una condición en la cual se acumula un exceso de tejido conectivo en el hígado. Asimismo, estimula la producción de enzimas y disminuye la acumulación de toxinas y grasas en este órgano.

Ingredientes

  • 1 pomelo
  • 1 vaso de agua (200 ml).
  • 20 gramos de salvia.

Preparación

  • Antes que nada, extrae el zumo de un pomelo fresco.
  • Luego, en un recipiente aparte, prepara un vaso de infusión de salvia con el agua y la hierba.
  • Cuando esté lista, déjala reposar 10 minutos y cuélala.
  • Por último, combínala con el zumo de pomelo.

Modo de consumo

  • Ingiere la bebida 30 minutos antes del desayuno.
  • Consúmela por lo menos 3 veces a la semana.

¿Quieres conocer más? 5 beneficios que ofrece el pomelo para tu organismo

3. Infusión de manzana y té verde

te verde para tratar el hígado inflamado

Una mezcla de manzana con té verde puede contribuir a tratar el hígado inflamado y sus síntomas característicos. Esta infusión desintoxicante ayuda a descomponer el exceso de grasa y mejora los marcadores sanguíneos de la salud hepática.

Por otro lado, sus catequinas de alta densidad mejoran los niveles de enzimas hepáticas y disminuyen el estrés oxidativo. Por eso, es una gran opción para evitar el hígado graso, la insuficiencia hepática y otras afecciones crónicas.

Ingredientes

  • 2 manzanas medianas.
  • 40 gramos de té verde
  • 4 tazas de agua (1 litro)

 Preparación

  • Primero, lava bien las manzanas y córtalas en pequeños cubos.
  • Luego, viértelas en una olla con el té verde y el agua.
  • Pon a hervir todo a fuego bajo, durante 10 minutos.
  • Cuando la manzana esté blanda, retira la infusión del fuego.
  • Deja que repose 10 o 15 minutos y filtra con un colador.

Modo de consumo

  • Ingiere la bebida 2 veces al día, a lo largo de 15 días.
  • Pasado este tiempo, descansa al menos una semana antes de retomarlo.

¿Sientes pesadez e inflamación abdominal constante? ¿Percibes un sabor metálico en la boca? Todas estas señales alertan un mal funcionamiento del hígado. Si las percibes, consulta a tu médico de confianza. Una vez tengas su autorización, prepara este remedio natural.

  • Salem, M. Ben, Affes, H., Ksouda, K., Dhouibi, R., Sahnoun, Z., Hammami, S., & Zeghal, K. M. (2015). Pharmacological Studies of Artichoke Leaf Extract and Their Health Benefits. Plant Foods for Human Nutrition. https://doi.org/10.1007/s11130-015-0503-8
  • Rondanelli, M., Monteferrario, F., Perna, S., Faliva, M. A., & Opizzi, A. (2013). Health-promoting properties of artichoke in preventing cardiovascular disease by its lipidic and glycemic-reducing action. Monaldi Archives for Chest Disease - Cardiac Series. https://doi.org/10.4081/monaldi.2013.87
  • Madrigal-Santillán, E., Madrigal-Bujaidar, E., Álvarez-González, I., Sumaya-Martínez, M. T., Gutiérrez-Salinas, J., Bautista, M., … Morales-González, J. A. (2014). Review of natural products with hepatoprotective effects. World Journal of Gastroenterology. https://doi.org/10.3748/wjg.v20.i40.14787
  • Seo, H. J., Jeong, K. S., Lee, M. K., Park, Y. B., Jung, U. J., Kim, H. J., & Choi, M. S. (2003). Role of naringin supplement in regulation of lipid and ethanol metabolism in rats. Life Sciences. https://doi.org/10.1016/S0024-3205(03)00358-8
  • Imai, K., & Nakachi, K. (1995). Cross sectional study of effects of drinking green tea on cardiovascular and liver diseases. BMJ (Clinical Research Ed.). https://doi.org/10.1136/bmj.310.6981.693
  • Sakata, R., Nakamura, T., Torimura, T., Ueno, T., & Sata, M. (2013). Green tea with high-density catechins improves liver function and fat infiltration in non-alcoholic fatty liver disease (NAFLD) patients: A double-blind placebo-controlled study. International Journal of Molecular Medicine. https://doi.org/10.3892/ijmm.2013.1503