3 licuados curativos para el colon irritable

Valeria Sabater 21 enero, 2015
Además de tener propiedades antiinflamatorias, el aloe vera reduce las bacterias que podrían afectar nuestro colon. Al descomponerse no emite gas, por lo que es ideal para hidratar y curar las paredes del intestino.

Padecer de colon irritable es, últimamente, algo bastante frecuente. No tenemos claras aún cuáles son las causas que lo originan; en ocasiones se habla del estrés, de infecciones o reacciones a ciertos alimentos. Sea como sea, se trata de una realidad con acusados síntomas que dificultan nuestra vida diaria.

¿Qué podemos hacer? Como siempre, será nuestro médico quien nos ofrezca las pautas que debemos seguir. Mientras, en casa, podemos prepararnos estos licuados fáciles y saludables que aliviarán tus molestias. Descúbrelos.

1. Licuado de aloe vera y kiwi

Aloe Vera

¿Cómo preparo el licuado?

Ya conoces los múltiples beneficios del aloe vera. Es una de las plantas más adecuadas para tratar el colon irritable gracias a sus propiedades antiinflamatorias. También reduce el índice de bacterias que podrían enfermar nuestro colon.

Por otra parte, el aloe, al descomponerse, no emite gas como otros alimentos. Esto le permite ejercer una acción hidratante y curativa para las paredes del intestino, que a su vez, nos permite que otros compuestos se sinteticen mejor.

Combinándolo con jugo de kiwi, obtendrás un licuado lleno de vitaminas y muy suave y digestivo. Es fácil de preparar:  solo tienes que calentar un vaso de agua y diluir en él la cucharada de aloe vera.

Una vez disuelta, añade el licuado del kiwi. Puedes incluir una cucharada de miel, que lo hará mucho más agradable. Como consejo final, ten en cuenta un dato: toma estos licuados tibios, ni fríos y ni calientes. Lo digerirás mejor.

2. Licuado de papaya y manzanilla

papaya-jugo

¿Cómo preparo el licuado?

  • 3 rodajas de papaya.
  • 1 bolsita de té de manzanilla.
  • 1 bolsita de té de menta.
  • Unas gotitas de jugo de limón.
  • Una cucharada de miel.
  • Un vaso de agua (200 ml).

Un licuado esencial para tomar cada día cuando nos levantamos. Lograremos desinflamar, aliviar el dolor y la clásica hinchazón. La papaya es una de las frutas más digestivas gracias a la papaína. Lograremos digerirla bien y nos aliviará bastante.

Destacar también los múltiples beneficios de la menta para tratar el colon irritable. Su aceite contiene mentol, algo que nos va a permitir controlar las contracciones musculares de los intestinos, relajándolos y aliviando el dolor.

¿Y qué virtud tiene la manzanilla? Alivia la sensación de hinchazón, calma, relaja y regula los clásicos procesos de estreñimiento o diarrea que se experimentan durante el colon irritable. Trata adecuadamente las inflamaciones y no tiene ningún efecto negativo.

Para prepararlo no tienes más que obtener el licuado de la papaya. Aparte, iremos obteniendo la decocción de la menta y la manzanilla con un vaso de agua hirviendo. Una vez listo, mezclamos ambos elementos: la papaya y las plantas medicinales. Acompáñalo con un poco de miel y verás cómo te relaja. Es perfecto para tomar por las mañanas.

3. Licuado de melisa, sandía y pera

sandia

¿Cómo preparo el licuado?

  • Una rodaja de sandía.
  • Una pera.
  • Una bolsita de infusión de melisa.
  • Un vaso de agua (200 ml)

El simple hecho de combinar frutas con plantas medicinales va a favorecer mucho el tratamiento del colon irritable. Potenciamos la acción sedante, antiinflamatoria y curativa. La melisa es, además de un excelente relajante, un modo efectivo de evitar que suframos calambres o esas contracciones intestinales que ocasionan tanto dolor.

La pera, por su parte, es una de esas frutas tan medicinales que valdría la pena consumir cada día. Rica en vitaminas y minerales, es tan digestiva que no nos va a causar daño alguno. La toleraremos bien y nos beneficiaremos sobre todo de su tesoro natural de vitaminas del complejo B.

El incluir en este licuado la sandía es un acierto. Nos hidrata, es diurética y rica en vitaminas y minerales. La toleraremos muy bien y favorecerá además la desinflamación del colon. Para beneficiarte de estos componentes, haremos un sencillo licuado con las dos frutas.

Recuerda añadir la infusión de melisa. Mézclala con un vaso de agua caliente y permite que se realice la infusión. Una vez lista añádela al jugo de sandía y pera. Verás cómo te es muy agradable y lo toleras realmente bien. Recuerda una vez más tomar estos licuados tibios. Si están muy calientes o muy fríos nuestros intestinos lo notarán. Esperamos que te sirva de ayuda.

Te puede gustar