3 maneras de comer yogur en el desayuno y sus beneficios

El yogur natural es uno de los mejores alimentos para preparar desayunos saludables, ya que aporta proteína, probióticos, fibra y vitaminas y minerales. Además, es muy versátil y se combina con facilidad con otros ingredientes.

Incluir yogur en el desayuno tiene interesantes beneficios tanto para la salud como para el control del peso. Gracias a su aporte de probióticos, aminoácidos y vitaminas y minerales, es un buen complemento para cuidar la figura sin dejar de disfrutar deliciosas recetas.

Este alimento se obtiene a través de un proceso de fermentación de la leche, en el cual se crea un cultivo de bacterias saludables como los lactobacillus bulgaricus. Su asimilación fortalece la microbiota intestinal y apoya la prevención de algunas enfermedades.

Por otro lado, contribuye a aumentar el nivel de energía para obtener una mejor productividad física y mental. Además, cuida la salud ósea y sirve como aliado para incrementar la masa muscular. ¿Aún no lo consumes? Descubre sus beneficios y 3 formas de tomarlo al desayuno.

Beneficios de comer yogur en el desayuno

El yogur es uno de los productos lácteos que más se consumen en todo el mundo. Desde siempre se ha destacado por su versatilidad, ya que su sabor ligeramente ácido va muy bien en la preparación de postres, batidos y muchas otras recetas.

También se ha valorado por su aporte nutricional, pues es una fuente significativa de vitaminas A y B, calcio y potasio y proteínas. Si bien hace un ligero aporte de grasa, no afecta el peso corporal y, por el contrario, apoya el buen funcionamiento del metabolismo.

¿Qué otros beneficios aporta? Para que no haya dudas de por qué incluir yogur en el desayuno, a continuación queremos repasar sus principales propiedades.

Regula la microbiota intestinal

Por su alto contenido de probióticos, el yogur natural ayuda a restablecer el equilibrio de los microorganismos que habitan en el intestino. Esto, a su vez, fortalece las funciones inmunitarias y disminuye el riesgo de infecciones en el tracto gastrointestinal.

Previene las úlceras y gastritis

Los ácidos naturales que contiene este alimento contribuyen a neutralizar la acción de los ácidos sobre el revestimiento del estómago. Gracias a esto, tomarlo de forma regular puede reducir el riesgo de úlceras, gastritis e infecciones por H. pylori.

Combate las alergias

Tomar yogur en el desayuno ayuda a mejorar la respuesta del cuerpo contra los agentes y partículas ambientales que producen alergias. Sus vitaminas y minerales fortalecen la función de los linfocitos, elementos claves para controlar estas afecciones.

Ayuda a evitar la obesidad

Perder peso.

Aunque este ingrediente hace un aporte ligero de grasa, su ingesta moderada puede prevenir la obesidad y otros trastornos metabólicos. Esto se debe a su contenido de aminoácidos y fibras naturales que controlan la ansiedad por comer y optimizan el gasto energético.

Protege los huesos

La vitamina D que contiene este alimento ayuda a mejorar la asimilación de calcio para proteger los huesos. De paso, su aporte de calcio y magnesio evita problemas como la pérdida de la densidad ósea y la inflamación.

Descubre: 7 tips para mejorar la asimilación del calcio y evitar su deficiencia

Ayuda a la recuperación muscular

Incluir yogur en el desayuno o en los batidos para después del entrenamiento favorece la recuperación muscular y física. Sus proteínas e hidratos de carbono reparan los músculos y recargan el cuerpo de energía para evitar la sensación de fatiga.

Recetas para comer yogur en el desayuno

La ventaja de comer yogur en el desayuno es que permite obtener una nutrición más completa sin invertir demasiado tiempo. Aunque se puede ingerir solo, lo mejor es combinarlo con otros ingredientes para disfrutar sabores variados cada día. ¡Disfrútalo!

1. Yogur cremoso con cerezas y frutos secos

Esta deliciosa combinación de frutas con yogur es una alternativa rápida para desayunar bien cada mañana. No contiene azúcares refinados y es una fuente de aminoácidos, fibra dietética y grasas saludables.

Ingredientes

  • ½ taza de yogur natural cremoso (125 ml)
  • 1 cucharada de miel de abejas orgánica (25 g)
  • 6 cerezas
  • 1 cucharada de coco rallado (15 g)
  • 2 cucharadas de frutos secos picados (30 g)

Preparación

  • Para empezar, pon el yogur natural en un bol y mézclalo con la miel de abejas.
  • Aparte, lava las cerezas, retira el hueso y córtalas por la mitad o en cuartos.
  • Agrégalas sobre el yogur natural y, seguidamente, incorpora el coco y los frutos secos picados.
  • Decora al gusto y disfruta.

2. Pudín de semillas de chía y yogur

Las semillas de chía se destacan como uno de los mejores alimentos para complementar cualquier dieta. Sus aportes de omega 3 y aminoácidos son beneficiosos para la salud cardiovascular y el peso. Por eso, proponemos añadirlas en este delicioso pudín con yogur.

Ingredientes

  • ½ taza de agua (125 ml)
  • 1 cucharadita de café soluble (5 g)
  • 1 cucharadita de cacao puro en polvo (5 g)
  • 2 cucharadas de semillas de chía (30 g)
  • ½ taza de yogur natural (125 ml)

Preparación

  • Primero, pon a hervir el agua en un cazo y, cuando llegue a ebullición, disuelve el café soluble y el cacao en polvo.
  • A continuación, agrega las semillas de chía y revuelve por unos minutos.
  • Deja reposar la mezcla durante media hora, hasta que las semillas adquieran una textura gelatinosa.
  • Más tarde, combina todo con el yogur natural y decora a tu gusto.

3. Smoothie de yogur y frutos rojos

Un delicioso smoothie es la opción ideal para comer yogur en el desayuno si no hay demasiado tiempo para preparaciones más complejas. Dado que le agregamos frutos rojos, es una receta repleta de antioxidantes y minerales esenciales.

No te pierdas: Los grandes beneficios de los frutos rojos

Ingredientes

  • ½ taza de frutos rojos (75 g)
  • ¼ de taza de leche de coco (62 ml)
  • ½ taza de yogur natural (125 ml)

Preparación

  • Lava bien los frutos rojos y ponlos en la licuadora con la leche de coco y el yogur natural.
  • Procesa todo por unos minutos, hasta obtener una bebida cremosa y sin grumos.

¿Te animas a probar estas preparaciones con yogur para el desayuno? Como puedes notar, son fáciles de elaborar y contienen ingredientes muy saludables. Disfrútalas sin remordimientos en tu plan para adelgazar. ¡Te encantarán!