3 maneras de preparar costillas deliciosas con ingredientes básicos

La mejor opción para disfrutar de unas costillas deliciosas sin excedernos con las calorías es cocinarlas al horno. Así evitaremos utilizar aceites vegetales u otras grasas.

Una de las recetas más populares que encontramos en una parrilla son las costillas. Bien sea un domingo familiar, una reunión o fiesta, es ideal que sepas cómo preparar costillas deliciosas hechas con ingredientes básicos. Sorprende a todos con estas recetas caseras y disfrútalas en compañía.

Hoy en día existen muchas preparaciones con costillas, así que no necesariamente debes hacer una parrillada para poder comerlas, pues hay otras formas muy sabrosas de cocinarlas.

Ahora bien, cuando hablamos de costillas, nos referimos a las de cerdo. Aunque no lo creas, tienen propiedades que benefician a nuestro organismo como las que expondremos a continuación:

  • Se encuentran entre los alimentos bajos en azúcar, por lo que son perfectas para los diabéticos.
  • Son ricas en vitaminas del complejo B y en minerales esenciales como el potasio, el sodio y el fósforo.
  • Este tipo de carne es muy recomendada en el embarazo debido a su alto contenido en vitamina B1 y en tiamina.

Si te encanta la carne de cerdo, en este artículo podrás aprender 3 maneras de preparar costillas deliciosas utilizando solo ingredientes básicos.

3 maneras de preparar costillas deliciosas

Costillas de cerdo crudas.

1. Costillas guisadas

Por si no lo sabías, una de las formas más saludables de realizar cualquier receta es al vapor, al horno o guisado. De esta manera, eliminas las grasas que utilizas al freír con grandes cantidades de aceite vegetal.

Ingredientes:

  • 1 costillar de cerdo (2 kg aprox.).
  • 1 cebolla.
  • 2 ramas de puerro.
  • 1 tomate.
  • 3 ajíes dulces.
  • ½ pimentón.
  • 1 cucharada de sal (15 g).
  • 3 cucharadas de salsa de soja (45 ml).
  • 1 cucharada de pimienta (15 g).
  • ½ cucharada de orégano (8 g).

Preparación:

  1. Lo primero que debes hacer es separar el costillar para que puedas cocinarlo correctamente.
  2. Luego, corta el tomate, la cebolla, el puerro, el pimentón y los ajíes dulces en trozos medianos.
  3. Seguidamente, coloca esos trozos en la licuadora y licua hasta obtener una salsa.
  4. Ahora, pon las costillas en una olla a fuego medio y enseguida vierte la salsa de vegetales sobre ellas.
  5. Después, añade las cucharadas de salsa de soja, sal, pimienta y orégano, y revuelve bien para que los sabores se integren.
  6. Tapa para que se cocine más rápido (con la llama aún en fuego medio). Si notas que la salsa está muy espesa, agrega un poco de agua.
  7. Por último, retira del fuego, deja que enfríe un poco, sirve y vierte un poco de guiso sobre las costillas. Puedes acompañarlas con cualquier guarnición.

Descubre: Deliciosa salsa de frutos rojos para acompañar tus carnes.

2. Costillas empanadas

Tabla de madera con costillas de cerdo.

El empanizado o empanado es una de las técnicas más utilizadas en el mundo de la gastronomía.

En esta ocasión podrás utilizar cualquier ingrediente que te ayude a simular esta técnica por si no cuentas con pan rallado, desde harina de trigo hasta de maíz.

Ingredientes:

  • 1 costillar de cerdo (2 kg).
  • 1 taza de pan rallado o harina de maíz (120 g).
  • 4 cucharadas de salsa de soja (60 ml).
  • 5 cucharadas de salsa condimentada (75 ml).
  • 1 cucharada de sal (15 g).
  • 1 cucharada de pimienta (15 g).
  • ½ taza de aceite de girasol (125 ml).
  • 1 cucharadas de orégano (15 g).

Preparación:

  1. Para comenzar con la receta, separa el costillar y coloca cada costilla en un bol grande.
  2. Seguidamente, añade las salsas, la sal, la pimienta y el orégano al bol con las costillas. Mezcla bien para que estas se impregnen del sabor.
  3. Luego, sirve el pan rallado o la harina de maíz en un plato y pon a calentar una sartén con el aceite de girasol.
  4. Ahora, reboza cada costilla condimentada con pan o harina y luego fríelas hasta que estén doradas por todos los lados.
  5. Para culminar, retíralas de la sartén, deja que escurran un poco sobre el papel absorbente.
  6. Por último, espera que enfríen un poco y sirve tus costillas deliciosas.

3. Costillas agridulces

Tabla de madera con un costillar bañado y acompañado de dos salsas.

Esta es una de las recetas más populares que se pueden hacer con las costillas. Pero no te preocupes porque los ingredientes que usarás son realmente básicos y el tiempo de preparación es muy corto.

Ingredientes:

  • 1 costillar pequeño de cerdo (1 kg aprox.).
  • 2 cucharadas de salsa de tomate (30 ml).
  • 2 cucharadas de azúcar (30 g).
  • 1 cucharada de salsa inglesa (15 ml).
  • 1 cucharada de salsa de soja (15 ml).
  • ½ cucharada de pimienta (8 g).
  • 1 cucharada de sal (15 g).
  • 3 cucharadas de aceite de oliva (45 ml).

Preparación:

  1. Primeramente, prepara el aderezo agridulce para las costillas. Mezcla en un bol la salsa de soja, la inglesa y la de tomate junto con las especias, el azúcar y la sal.
  2. Luego, separa el costillar y coloca cada costilla en una bandeja de hornear.
  3. Ahora baña las costillas con el aderezo agridulce. Espárcelo por toda la bandeja para que el sabor sea uniforme.
  4. Después, baña las costillas con un poco de aceite de oliva y lleva al horno a una temperatura de 180 ºC durante 25 minutos.
  5. Para finalizar, espera a que se caramelicen y retira del horno. Deja que enfríen y sirve tus deliciosas costillas agridulces.

Lee este artículo: Recetas agridulces que no te puedes perder.

Esperamos que todas estas recetas te hayan llamado la atención y que te animes a elaborarlas. Si ya has hecho alguna, ¿cuál es la que más te ha gustado?