3 maneras de preparar un queso vegano

Daniela Echeverri Castro · 6 febrero, 2019
Los quesos veganos se pueden elaborar con una amplia variedad de ingredientes de origen vegetal. Son bajos en calorías y representan una gran alternativa para quienes sufren de intolerancia al queso lácteo.

Debido a la creciente popularidad de las dietas veganas y vegetarianas, muchas personas han despertado cierto interés por los quesos elaborados con bases vegetales. Aunque distan mucho del producto lácteo tradicional, son ideales para remplazarlo en muchas recetas. ¿Quieres aprender a preparar un queso vegano en casa?

Para preparar un queso vegano puedes emplear una amplia variedad de ingredientes de origen vegetal. De hecho, los hay en diferentes sabores y texturas. Si bien algunos se pueden adquirir listos en el mercado, siempre es mejor prepararlos en casa con productos 100 % orgánicos. Descubre por qué consumirlos y 3 formas sencillas de hacerlos.

¿Por qué elegir un queso vegano?

Tacos de queso
El queso vegano es una excelente alternativa para aquellos que lleven este tipo de alimentación vegetal.

Hay varias razones por las que el queso vegano está ganando popularidad entre los consumidores. En primer lugar, porque son más ligeros en calorías y apoyan las dietas para adelgazar. Por otro lado, por ética, ya que las personas veganas evitan por completo los alimentos de origen animal.

Asimismo, se están convirtiendo en una alternativa para quienes tienen intolerancia a la lactosa o la caseína de la leche, ya que no afectan a la salud digestiva. De hecho, son libres de colesterol y sus ingredientes están repletos de nutrientes beneficiosos. 

Además, su textura y sabor es similar a algunos quesos convencionales, lo que facilita su incorporación en decenas de recetas. Así pues, si te interesa probarlos, no dejes de hacer en casa alguna de las recetas que te compartimos a continuación. 

Lee también: Recetas sencillas para hacer queso vegano

Cómo preparar un queso vegano: 3 alternativas fáciles y deliciosas

Como ya lo mencionamos, hay una amplia variedad de ingredientes que se pueden emplear para preparar un queso vegano. Esto, quizá, es otra ventaja sobre el queso lácteo tradicional. Por eso, si deseas una opción más sana para tus desayunos, meriendas y recetas favoritas, no dejes de guiarte con estas recetas.

1. Queso viejo de semillas de girasol

girasol y semillas de girasol
Las semillas de girasol son una opción saludable por sus ácidos grasos.

Las semillas de girasol se destacan por ser una fuente de ácidos grasos saludables para el corazón, además de proteínas y antioxidantes. Para la preparación de este queso también necesitaremos una bebida vegetal fermentada, que puede ser a base de quinoa, trigo o espelta.

Ingredientes

  • 1 taza de semillas de girasol remojadas (200 g)
  • ½ taza de bebida vegetal fermentada (125 ml)
  • 2 cucharadas de zumo de limón (30 ml)
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de sal marina (5 g)
  • Pimienta negra recién molida (al gusto)
  • 2 cucharadas de levadura nutricional (40 g)
  • ½ taza de hierbas secas: tomillo, romero, orégano (100 g)

Preparación

  • Para empezar, pon a remojar las semillas de girasol en agua durante al menos 8 horas.
  • Posteriormente, tritura las semillas en un procesador y bátelas con la bebida vegetal hasta darles una textura cremosa.
  • En seguida, incorpora los demás ingredientes, excepto las hierbas.
  • Continúa batiendo durante unos minutos para mejorar la textura.
  • A continuación, introduce la mezcla en una bolsa limpia para hacer leche vegetal y cuélgala 8-12 horas de algún gancho en la cocina. Asegúrate de poner un bol debajo para que recoja el suero.
  • Pasado el tiempo aconsejado, saca el queso y dale forma amasando.
  • Usa las hierbas para rebozar el producto, de tal modo que quede cubierto uniformemente.
  • Si deseas puedes consumir el queso fresco. No obstante, su sabor mejorará si lo dejas envejecer un poco. Por eso, te recomendamos dejarlo secar en un lugar fresco y seco durante unas dos semanas.
  • En este lapso, debes darle vuelta cada 12 horas. Una vez trascurra el tiempo dicho, estará listo para cortar y servir.

2. Queso vegano de semillas cáñamo

Semillas y aceite de cáñamo
De textura densa, el queso de cáñamo aportará grandes beneficios cardiovasculares.

Una deliciosa opción para añadir un “plus” de omega 3 en la dieta: un queso vegano de semillas de cáñamo. Este ingrediente es ideal para aumentar el nivel de energía y, además, para cuidar la salud cardiovascular. El resultado es similar a un queso parmesano.

Ingredientes

  • ½ taza de levadura nutricional (100 g)
  • ½ taza de semillas de cáñamo pelado (100 g)
  • Sal del Himalaya (al gusto)
  • 1 cucharada de zumo de limón (15 ml)

Preparación

  • Primero, introduce la levadura nutricional, el cáñamo pelado y la sal en una batidora o molinillo.
  • Seguidamente, tritúralos hasta obtener una mezcla homogénea y espesa.
  • A continuación, vierte la mezcla en un cuenco pequeño y añádele el zumo de limón.
  • Remueve con cuidado, evitando que se formen grumos.
  • Cuando esté listo, sírvelo en un recipiente y úsalo para espolvorear ensaladas, cremas de verduras, pasta, etc.

Descubre: Tarta de queso con banana con ingredientes veganos

3. Quesillo dulce de coco joven y anacardos

Aceite de coco
El queso de coco aportará un ligero sabor dulce a las preparaciones.

¿Quieres preparar un queso vegano distinto? Entonces déjate llevar por el ligero sabor dulce de este queso de coco joven y anacardos. Es una opción perfecta para agregar a sándwiches, galletas y otras preparaciones de la merienda.

Ingredientes

  • 1 taza de pulpa de coco joven (200 g)
  • ½ taza de agua de coco (125 ml)
  • ½ taza de anacardos crudos remojados (100 g)
  • 2 cucharadas de levadura nutricional (40 g)
  • Sal marina (al gusto)
  • 1 cucharada de zumo de limón (15 ml)

Preparación

  • Primeramente, remoja los anacardos en agua durante unas 8 horas.
  • A continuación, vierte todos los ingredientes en una batidora y bátelos hasta conseguir una crema homogénea, espesa y suave.
  • Luego, vierte la preparación en un frasco de vidrio con tapa, dejando una cuarta parte del frasco libre para que el queso respire mientras se fermenta.
  • Cubre la preparación con un paño de algodón limpio y almacénala en un lugar fresco y oscuro durante 12 horas (periodo de fermentación).
  • Por último, sírvelo con hierbas aromáticas frescas o frutos del bosque.

¿Aún no has añadido un queso vegano en tu dieta? Como lo puedes notar, son fáciles de preparar. Elige la receta que más te guste y disfrútala en tus platos favoritos.