3 maneras fáciles de bajar de peso

Lorena González·
30 Junio, 2020
Te vamos a desvelar 3 estrategias que puedes poner en práctica junto con una serie de cambios dietéticos para comenzar a perder peso de una forma eficaz y segura.
 

Las 3 maneras fáciles de bajar de peso deben apoyarse en una buena dieta y una rutina de ejercicios. Si falla la alimentación, o el individuo practica el sedentarismo, será complicado promover la pérdida de grasa corporal.

Es necesario tener en cuenta que una composición corporal adecuada repercute directamente en el estado de salud. Si lo que necesitas es comenzar a bajar de peso para poder, poco a poco, adquirir otros hábitos de vida saludables, presta atención a lo que debes hacer.

Factores a tener en cuenta

¿Qué se busca al bajar de peso?

  • Comodidad.
  • Efectividad.
  • Bienestar.
  • Rapidez.

Lee también: 6 bebidas detox para bajar de peso realmente deliciosas

3 maneras fáciles de bajar de peso

1. Respiración

respira

Sí, la respiración es una de las maneras fáciles de bajar de peso. Aunque parezca poco creíble, al respirar de manera consciente y profunda, ejercitamos el cuerpo de una forma sutil pero eficaz.

 

De esta forma, se debe seguir una regla elemental en la gimnasia respiratoria que consiste simplemente en respirar con el vientre en lugar de hacerlo con el pecho. Se inhala y exhala de una forma rítmica.

La respiración profunda ayuda a fortalecer el abdomen y a estilizar la cintura. Así como también ayuda a fortalecer los diferentes músculos más profundos del estómago. Con tan solo dedicar unos 15 minutos al día para concentrarte en tu respiración (y aumentar esta cifra progresivamente) te sentirás mejor y podrás bajar de peso.

De todos modos esta no es una práctica que te vaya a hacer adelgazar por sí misma. Necesita estar integrada en un plan de dieta y ejercicio. No obstante, es cierto que respirar adecuadamente favorece la relajación y el descanso. Altos niveles de estrés se vinculan con mayores dificultades a la hora de perder peso, debido a un incremento del apetito y de la ingesta de comida basura. Dicha relación aparece reflejada en los resultados de una investigación publicados en la revista Cureus.

 

2. Ducha de contrastes

Hidrátate con aceites en la ducha

Esta es otra de las maneras fáciles de bajar de peso. ¿Por qué? En primer lugar porque puedes darte una ducha de contrastes en la comodidad de tu hogar, sin tener que recurrir a cuestiones especiales o a las medidas acostumbradas mencionadas anteriormente.

Se trata de un sencillo y rápido método que te beneficiará si lo añades a tu rutina diaria para que ayude a tu cuerpo a quemar algunas grasas. Por supuesto, si se combina con otros métodos, dará mayores y mejores resultados.

Esta técnica de contraste en la ducha consiste en alternar la temperatura del agua pasando del agua muy caliente al agua muy fría en cuestión de segundos.

De esta forma, debes pasar entre 3 y 4 minutos con el agua de la ducha caliente (a la máxima temperatura que puedas soportar con agrado). Y, posteriormente, debes bajar la temperatura del agua hasta que enfríe.

 

Es decir, la temperatura del agua debe pasar de unos 40 grados a unos 23 o 25 grados. Por supuesto, en cuestión de segundos.

Además de librarte de algunos kilos y ayudar a tu cuerpo a quemar algunas calorías y grasas, con las duchas de contraste también ayudarás a mejorar la circulación.

Por otra parte, podrás ponerle remedio a cuestiones como:

  • Celulitis.
  • Arritmias.
  • Hipertensión.
  • Dolores musculares.

Esta técnica podría incrementar ligeramente el metabolismo, lo que contribuiría a quemar grasa corporal. Sin embargo no existe una evidencia sólida al respecto. El uso de contrastes está indicado en el marco del deporte para favorecer la recuperación muscular, de acuerdo con un estudio publicado en la revista Journal of Strength and Conditioning Research. 

Te recomendamos leer: Combate la celulitis de las piernas y glúteos con estos 5 ejercicios

3. Masajes

Descubre los increíbles beneficios del masaje tailandés
 

La tercera de las maneras fáciles de bajar de peso consiste en darte masajes (o bien recibirlos). El objetivo es que mediante el masaje se mueva la grasa.

Se pueden realizar masajes alrededor del cuerpo con la ayuda de diferentes ventosas o bien se puede optar por un masaje acuático, con aceites esenciales, ungüentos relajantes, etcétera.

Estos diferentes tipos de masajes comparten un mismo objetivo: romper los pequeños depósitos de grasa que suelen estar localizadas en algunas partes de nuestro cuerpo. Como pueden ser el abdomen, la parte superior de las piernas y muslos, los brazos como las caderas o los glúteos entre otras zonas.

Gracias a este tipo de masajes mediante ventosas o mediante pellizcos pequeños ayudaremos a mejorar la circulación sanguínea en la zona que lo estemos realizando. Puede ser los muslos o el abdomen, donde estos masajes ayudarán además a mejorar los movimientos intestinales y, de esta forma, mejorar el tránsito intestinal.

 

Al mejorar el tránsito intestinal ayudarás a tu cuerpo a eliminar algunas grasas innecesarias que se encuentran en tu organismo.

Eso sí, debes tener en cuenta que las sesiones de masajes deben ser sistemáticas y continuas. Por otra parte, tampoco existe una evidencia científica sólida conforme esta técnica contribuya a bajar de peso. De ponerla en práctica, ha de ser en el marco de unos hábitos de vida saludables.

Incluye estrategias para bajar de peso

Como habrás podido comprobar, existen maneras fáciles de bajar de peso que puedes aplicar desde el primer momento. Todo se trata de tener disposición y buen ánimo. ¡Tú puedes hacerlo!

 
  • Ans AH., Anjum I., Satija V., Inayat A., et al., Neurohormonal regulation of appetite and its relationship with stress: a mini literature review. Cureus, 2018.
  • Ajjimaporn A., Chaunchaiyakul R., Pitsamai S., Widjaja W., Effect of cold shower on recovery from high intensity cycling in the heat. J Strength Cond Res, 2019. 33 (8): 2233-2240.