3 maneras de preparar el arroz en casa

Francisco María García · 22 abril, 2018
El arroz es uno de los cereales que más se consumen a diario. Por ello, nunca está de más aprender a prepararlo de diversas maneras. ¡Anímate y apunta nuestras deliciosas recetas!

El arroz es uno de los alimentos básicos más antiguos y está presente en platillos de todo el mundo, sea cual sea la tradición gastronómica de la región. Se trata de un ingrediente económico y muy versátil, por lo que preparar el arroz en casa puede servir para acompañar carnes o pescados, o directamente ser el verdadero protagonista de la comida.

A continuación, te presentamos tres maneras de preparar el arroz en casa. Te aseguramos que serán de tu completo agrado y que, además, lograrás complacer a todos tus comensales.

La forma perfecta para preparar el arroz en casa 

Preparar un simple arroz blanco puede ser más complicado de lo que parece; un buen arroz debe quedar suelto y con una buena textura. El resultado y el modo de preparación dependerán de la variedad de arroz que se utilice (existen más de dos mil), y de otros factores como el clima, entre otros.

Ingredientes

  • 4 cucharaditas de sal (20 gr).
  • 2 tazas de arroz (400 gr).
  • 4 tazas de agua hirviendo (1 l).
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (20 gr).
Arroz a la cazuela.

Preparación

  • Calentar el aceite en una olla y añadir el arroz.
  • Revolver hasta que el arroz esté transparente.
  • Añadir el agua hirviendo, la sal y revolver.
  • Tapar y dejar cocinar a fuego muy bajo durante 17- 20 minutos.
  • Dejar reposar tapado durante 5 minutos antes de servir.

Este arroz blanco puede utilizarse como guarnición para acompañar carnes, pescados o vegetales o para preparar ensaladas. Se le puede añadir ajo picado o cebolla para darle más sabor, o reemplazar el agua por caldo de pollo o de vegetales.

Te puede interesar: 3 deliciosas recetas con arroz

Arroz al limón

Esta es una receta para preparar el arroz en casa de una manera diferente; un gran método para salir de la rutina. El arroz al limón sirve como guarnición para todo tipo de platos.

Ingredientes

  • Sal al gusto.
  • Zumo de 2 limones (20 ml).
  • 1/2  taza de cilantro picado (50 gr).
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (20 gr).
  • 1/2 cucharadita de curry en polvo (3 gr).
  • 1 cucharadita de jengibre rallado (5 gr).
  • 2 tazas de arroz blanco cocido (400 gr).
  • 1 cucharadita de semillas de mostaza (10 gr).
  • 1/2 taza de frutos secos (nueces, almendra, etcétera) (100 gr).

Preparación

  • Poner el aceite en un sartén. Cuando esté caliente, añadir las semillas de mostaza, frutos secos, el jengibre y el curry. Revolver constantemente durante 2 minutos.
  • Incorporar el arroz cocido y el zumo de limón y revolver bien. Dejar 3 o 4 minutos más, o hasta que el arroz está caliente.
  • Añadir un toque de cilantro picado y servir.

Lee también: ¿Cuál es el tipo de arroz que menos engorda?

Risotto de hongos y arroz

risotto de setas.

El risotto es una receta de arroz italiano que se ha vuelto muy popular en todo el mundo. Es ideal para preparar el arroz en casa con mucha variedad; se usa un tipo de arroz corto, que tiene mayor cantidad de almidón y al que se le pueden añadir diversos ingredientes.

Este plato tiene una consistencia cremosa que lo hace irresistible. Se diferencia del arroz seco en que este último no se remueve cuando recibe el líquido, y además se echa todo el líquido de golpe. En el risotto, se va agregando líquido y removiendo, poco a poco.

Ingredientes

  • 1 cebolla (40 gr).
  • 2 tazas de arroz (400 gr).
  • Aceite de oliva al gusto.
  • Sal y pimienta (al gusto).
  • 1/2 barra de mantequilla (50 gr).
  • 1/2 copita de vino blanco (50 ml).
  • Queso parmesano rallado al gusto.
  • 1 litro y medio de caldo de verduras (apio, zanahoria, cebolla y ajo).
  • 2 tazas de champiñones y portobellos. También se puede elegir otra variedad de hongos, según se prefiera (400 gr).

Preparación

  • Preparar el caldo de verduras. Para ello, poner dos litros de agua en una olla y añadir apio, cebolla, zanahoria y ajo cortados en trozos grandes. Poner un poco de sal y dejar cocinar a fuego bajo por aproximadamente 35-40 minutos. Luego, reservar.
  • Limpiar y cortar los champiñones y los portobellos; dorarlos ligeramente en un sartén con aceite de oliva y un poco de ajo. Reservar.
  • Cortar la cebolla en cuadritos pequeños (en brunoise).
  • En un sartén grande, poner un chorrito de aceite y añadir la cebolla. Cuando esté transparente, agregar un poco de mantequilla y revolver bien.
  • Incorporar el arroz y dejar que se dore durante 2 o 3 minutos.
  • Verter el vino blanco y dejar que se evapore, revolviendo constantemente.
  • Añadir los hongos, un cucharón de caldo y revolver constantemente, en círculos.
  • Cuando el caldo se haya consumido casi por completo, añadir otro cucharón y seguir revolviendo. Repetir este paso varias veces.
  • Cuando el arroz está en su punto (cocinar durante, aproximadamente, 17 minutos para que quede “al dente”), retirar del fuego y añadir un buen trozo de mantequilla y queso parmesano.
  • Revolver bien y servir.

Como puedes apreciar, estas tres maneras de preparar el arroz en casa no son ninguna ciencia ni demandan conocimientos de experto. Basta un poco de empeño y práctica para cogerle la mano y sorprender a todo el mundo con estos deliciosos y llamativos platos.