3 maneras saludables de cocinar pechuga de pollo

Francisco María García·
30 Julio, 2020
El aporte de grasas de la pechuga de pollo es mínimo y se trata de una carne muy saludable. Conviene cocinarla sin incluir otros ingredientes excesivamente calóricos

Una dieta saludable implica disminuir la ingesta de carnes rojas y grasas; en su lugar, se recomiendan carnes magras y pescados. Sin embargo, no todos las formas de cocción mantienen las cualidades hipocalóricas y nutritivas de los alimentos. Para que puedas aprovecharlos, te comentaremos 3 maneras saludables de cocinar pechuga de pollo.

Según datos de la Fundación Española de la Nutrición (FEN), el pollo es un tipo de carne magra que puede aportar proteínas, ácidos grasos monoinsaturados, ácidos grasos insaturados, fósforo, niacina y vitamina B6 a la dieta.

“Las actuales recomendaciones nutricionales, aconsejan el consumo de 3 raciones a la semana de carnes magras, alternando el consumo entre distintos tipos entre los que está el pollo”.

Cocinar pechuga de pollo para una dieta balanceada

El pollo es una carne magra recomendada en un régimen de alimentación equilibrado. No obstante, cocinarlo de forma inadecuada puede resultar perjudicial para la calidad de vida. Un ejemplo de lo anterior es el tan consumido pollo frito; rico en grasas, que contribuye al aumento de peso y de los niveles de colesterol en sangre.

Te recomendamos optar por técnicas de cocción que utilicen el horno, la parrilla o el vapor de agua. Si retiras la piel del pollo antes de cocinarla estarás disfrutando de un plato más saludable.

3 maneras saludables de cocinar pechuga de pollo

Anímate a preparar y disfrutar las siguientes recetas de pollo entre semana. Te ayudarán a saciar tu apetito y no te dejarán indiferente.

Fajitas de pollo salteado

Receta de salteado de pollo con verduras.
Una inspiración mexicana que te hará chuparte los dedos.

Ingredientes

  • ½ cebolla
  • 6 fajitas de maíz
  • 1 tomate grande
  • 1 pimiento amarillo
  • El zumo de 1 limón
  • Sal y pimienta (al gusto)
  • 5 cucharaditas de miel (25 g)
  • Perejil finamente picado (15 g)
  • 3 cucharadas de mostaza (45 ml)
  • Cilantro finamente picado (15 g)
  • 1 pechuga de pollo entera y limpia (200 g)
  • Aceite de girasol o maíz (cantidad necesaria)

Preparación

  1. Corta bien en tiras finas el tomate, la cebolla y el pimiento. Colócalos en un recipiente y agrega las hierbas, un chorrito de aceite y el zumo de limón. Mezcla bien y resérvalo.
  2. Luego de retirada la piel, hierve la pechuga en agua con 1 cucharadita de sal hasta que esté blanda. Déjala escurrir y desmenúzala.
  3. En una sartén, sofríe el pollo en aceite de oliva. Cuando esté dorado, retíralo y agrégale sal y pimienta al gusto.
  4. Dispón las fajitas abiertas y en su interior porciones de pollo, vegetales y mostaza. Enróllalas y sirve de inmediato. Da para 6 raciones.

Te puede interesar: Cómo hacer burritos veganos en simples pasos

Ensalada gourmet de pechuga de pollo

La carne del ave nos aportará suficiente proteína para convertir esta ensalada en un plato completo.

Ingredientes

  • 1 lechuga
  • 1 pimiento rojo
  • Tomates (1 o 2)
  • 1 manzana o pera
  • Zumo de ½ limón
  • 1 lata de maíz en grano
  • Miel, miel, sal y pimienta (al gusto)
  • Aceite de oliva (cantidad necesaria)
  • 1 pechuga de pollo entera (200 g)
  • 1 taza de queso fresco cortado o rallado (200 g)
  • Mezcla de semillas para ensalada (cantidad necesaria)

Preparación

  1. Luego de retirar la piel, hierve la pechuga en agua con 1 cucharadita de sal hasta que esté blanda. Déjala escurrir y desmenúzala.
  2. Sofríe el pollo en aceite de oliva caliente, hasta que esté dorado. Sazónalo con sal y pimienta.
  3. Cortar en trozos la lechuga, la fruta, el tomate y el pimiento.
  4. Para terminar, en una bandeja, combina artísticamente todos los ingredientes sólidos y báñalos con el zumo de limón, un poco de mostaza y aceite. Da para 4 personas.

Acompaña tu cena con: Cómo hacer lentejas al curry con verduras

Pechuga de pollo horneada al vino

Pechuga de pollo con vino, naranja y hierbas.

El aporte de vitamina C de los cítricos hace de esta receta una exquisitez y un excelente alimento antioxidante.

Ingredientes

  • 1 cebolla
  • 2 patatas
  • 1 pimiento rojo
  • 2 dientes de ajo
  • El zumo de 2 naranjas
  • Sal y pimienta (al gusto)
  • 6 filetes de pechuga de pollo
  • 1 taza de vino tinto (250 ml)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (45 ml)

Preparación

  1. Precalienta el horno a 170 °C.
  2. Sazona los filetes de pechuga con sal y pimienta y sofríelos en aceite de oliva hasta que estén dorados.
  3. Mientras tanto, corta la cebolla y el pimiento en juliana, tritura los ajos y trocea las patatas en dados medianos.
  4. Dispone en una fuente de hornear engrasada el ajo, los filetes, la cebolla, el pimiento y las patatas. Baña todo con el vino y el zumo de naranjas.
  5. Hornea las pechugas a 170 °C, durante 30 minutos o hasta que los líquidos se reduzcan a la mitad. Báñalas de vez en cuando con la salsa. Da para 6 raciones.
  6. Sirve este plato acompañado de una ensalada fresca. ¡Disfrútalo!

¿Hay que comer pollo todos los días?

No es necesario basar la dieta solo en el consumo de pollo. En lugar de ello, simplemente procura mantener la variedad y disfrutar de este alimento en su justa medida. Recuerda que hay otras fuentes de proteína que puedes aprovechar a menudo, como los pescados blancos y azules.

Si llevas una alimentación vegetariana o vegana, puedes sustituir el pollo en estas recetas por tofu, aguacate y otros alimentos ricos en proteínas.