3 maneras saludables de cocinar pechuga de pollo

Francisco María García · 2 junio, 2018
El aporte de grasas de la pechuga de pollo es mínimo y se trata de una carne muy saludable. Conviene cocinarla sin incluir otros ingredientes excesivamente calóricos

Una dieta saludable implica disminuir la ingesta de carnes rojas y grasas; en su lugar, se recomiendan el pescado y el pollo. No obstante, no todos los tipos de cocción con que se preparen las carnes blancas mantienen esa cualidad. A continuación, veremos tres formas de cocinar pechuga de pollo de una manera saludable.

Cocinar pechuga de pollo para una dieta balanceada

El pollo es una carne magra recomendada en un régimen de alimentación donde se busquen productos sanos y naturales. Es importante elegir bien la forma de cocinado, para evitar un efecto contrario al deseado.

Por ejemplo, la cocción más perjudicial es la fritura; esta cobertura tiene carbohidratos que absorben mucho aceite, incrementando así el consumo de lípidos nocivos para nuestro cuerpo.

Las formas más recomendables para cocinar pechuga de pollo son: hervida, horneada, al grill, a la parrilla, al vapor y a la plancha. De forma adicional a estas técnicas de procesado, la piel del pollo debe ser retirada con antelación, ya que contiene gran cantidad de grasa animal.

Las siguientes recetas incluyen algunos de estos métodos de preparación:

Fajitas de pollo salteado

En esta preparación saludable, la pechuga de pollo se hierve y se desmenuza para obtener el relleno de unas deliciosas fajitas de inspiración mexicana. Esta receta está para 6 fajitas, dependiendo de la cantidad de relleno que se utilice.

Ingredientes

  • 6 fajitas de maíz
  • 1 pechuga de pollo entera (200 g)
  • Un tomate grande
  • 1/2 cebolla
  • 1 pimiento amarillo
  • Una cucharada de perejil finamente picado (15 g)
  • 1 cucharada de cilantro finamente picado (15 g)
  • Aceite de girasol o maíz
  • El zumo de un limón
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 3 cucharadas de mostaza (45 ml)
  • Sal y pimienta (al gusto)
Receta de salteado de pollo con verduras.

Preparación

  1. En primer lugar, hervir la pechuga en suficiente agua hasta que esté blanda. Retirar y desechar la piel, apartar la carne del hueso y desmenuzar.
  2. En una sartén, sofreír el pollo en aceite de oliva hasta que esté dorado. Salpimentar.
  3. Cortar en brunoise el tomate, la cebolla y el pimiento. Ponerlos juntos en un recipiente y añadir las hierbas, un chorrito de aceite y el limón. Mezclar y reservar.
  4. Disponer las fajitas abiertas y agregar porciones de pollo, de vegetales y mostaza. Enrollar sobre sí y servir de inmediato.

Ensalada gourmet de pechuga de pollo

Esta receta también lleva pollo hervido, desmenuzado y sofrito; la carne de ave nos aportará la proteína suficiente para convertir esta ensalada en un plato completo.

Ingredientes:

  • 1 pechuga de pollo entera (200 g)
  • Aceite de oliva
  • 1 lechuga
  • 1 manzana o pera
  • Mix de semillas para ensalada
  • 1 tomate
  • 1 pimiento rojo
  • Zumo de ½ limón
  • 1 lata de maíz en grano
  • 1 taza de queso fresco cortado o rallado (200 g)
  • Mostaza
  • Miel
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

  1. Hervir la pechuga en suficiente agua con sal, hasta que esté blanda. Retirar y desechar la piel, apartar la carne del hueso y desmenuzar.
  2. En una sartén, sofreír el pollo en aceite de oliva hasta que esté dorado. Salpimentar.
  3. Cortar en trozos la lechuga, la fruta, el tomate y el pimiento.
  4. Mezclar en un bol todos los ingredientes sólidos y, finalmente, bañar con el zumo de limón, un poco de mostaza y aceite.

Pechuga de pollo horneada al vino

No podía faltar en estas sugerencias para cocinar pechuga de pollo una receta al horno. Esta técnica conservará el bajo valor dietético del pollo y el resultado final será un exquisito bocado.

Ingredientes

  • 6 filetes de pechuga de pollo
  • 1 taza de vino tinto (250 ml)
  • El zumo de dos naranjas
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento rojo
  • 2 patatas
  • 2 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (45 ml)
  • Sal y pimienta

Preparación

  1. Precalentar el horno a 170 °C.
  2. Salpimentar los filetes de pechuga y sofreír en aceite de oliva hasta que estén dorados.
  3. Cortar la cebolla y el pimiento en juliana. Triturar los ajos y cortar las patatas en dados medianos, sin pelarlas.
  4. Disponer en una fuente de hornear engrasada el ajo, los filetes, la cebolla, el pimiento y las patatas. Bañar con el vino y el jugo.
  5. Hornear a 170 °C bañando constantemente con la salsa, durante 30 minutos o hasta que los líquidos se reduzcan a la mitad.
  6. Servir acompañado de una ensalada fresca.

Con estas formas de cocinar pechuga de pollo, se mantiene lo saludable de esta carne de ave sin sacrificar su excelente sabor y valor nutritivo. Siguiendo estas técnicas básicas de cocinado, se pueden combinar diferentes ingredientes.