Las 3 mejores infusiones medicinales para tomar por la noche

Valeria Sabater · 23 junio, 2019
Para dormir bien, nada mejor que una buena preparación. La infusión apropiada te puede poner a tono para el mejor descanso.

Pocas cosas pueden ser más adecuadas que prepararnos esas infusiones bien calientes que nos ayudan relajarnos y a alivier malestares a última hora de la noche.

Elegimos nuestra taza favorita, nos vamos al sofá con un buen libro y vamos bebiendo poco a poco ese remedio medicinal.

No solo disfrutaremos de un sueño más relajado sino que, además, si eliges las plantas más adecuadas, obtendrás muchos más beneficios para empezar el día siguiente con energía.

1. Infusiones de melisa y romero

Su sabor es delicioso. ¿Quieres saber por qué es tan adecuada tomarla a última hora de la noche?

  • La melisa es uno de los relajantes naturales más conocidos que existen.
  • Es suave, de agradable sabor y, a su vez, combina muy bien con otras plantas medicinales, de ahí que la hayamos elegido para mezclarla con el romero.
  • La melisa ayuda a mejorar nuestras digestiones. Así pues, si eres de esas personas que a última hora del día suele sentirse molesta por los gases este remedio te irá muy bien.
  • El romero es una de las plantas medicinales más efectivas que tenemos para elevar nuestras defensas.
  • También nos ayuda a relajarnos.
  • El romero además es rico en vitamina C

Si te acostumbras a tomar esta infusión cada noche, notarás como, poco a poco, coges menos resfriados o infecciones.

Ingredientes

  • 15 g de melisa.
  • 15 g de romero fresco.
  • Un vaso de agua (200 ml).
  • 1 cucharada de miel (25 g).

Preparación

  • La melisa la puedes encontrar fácilmente en las tiendas naturales, preparada ya en bolsitas para las infusiones.
  • Lava bien el romero fresco.
  • Hierve el vaso de agua.
  • Una vez el agua llegue a ebullición, añade el romero limpio y la melisa.
  • Permite que se cueza la mezcla durante 15 minutos, para después, dejar que repose otros 10 minutos.
  • ¿Siguiente paso? Muy fácil. Elige tu taza favorita, añade una cucharada de miel, remueve bien… ¡Y disfrútala!

Lee también: Descubre por qué es importante comer con un tiempo prudente antes de dormir

2. Infusiones de tila y tomillo

Tomillo

Esta es, sin duda, una de las mejores infusiones medicinales para tomar por las noches.

Tanto la tila como el tomillo puedes encontrarlos perfectamente en cualquier tienda natural y te van a ayudar muchísimo.

Todo ello nos va a venir muy bien a última hora de la noche, porque es precisamente mientras dormimos cuando nuestro organismo lleva a cabo las tareas de depuración y desintoxicación.

Ingredientes

  • 15 g de tila.
  • 15 g de tomillo fresco.
  • 1 vaso de agua (200 ml).
  • 1 cucharada de miel (25 g).

Preparación

  • Pon a hervir el vaso de agua.
  • Una vez llegue a ebullición, añade la tila y el tomillo fresco (que previamente habremos lavado bien).
  • Deja que se cuezan a lo largo de 15 minutos. Permite que repose otros diez y cuela después todo el contenido.
  • Pon la infusión en tu taza favorita y añade esa cucharada de miel. Bébetela poco a poco, disfrutando de ese momento.

Descubre: 5 hábitos que están arruinando tu descanso sin saberlo

3. infusiones de lavanda y salvia

lavanda

¡Deliciosa y muy medicinal! Esta es también una de las mejores infusiones medicinales para tomar por la noche, ¿las razones? Toma nota:

  • Relajante muscular: Tanto la lavanda como la salvia son dos plantas medicinales muy adecuadas para relajar la tensión de los músculos.
    Perfectas para esos días que llegamos a casa cansadas y con dolor de cuello o de cabeza. Te irá muy bien, a los 20 minutos ya notarás los efectos.
  • Antiinflamatoria: La salvia y la lavanda son ideales para aliviar el dolor producido por la artritis o el reumatismo.
  • Son una combinación ideal que te ayudará a conciliar un sueño más profundo y relajado, al aliviar esas molestias asociadas a dichas dolencias.

Ingredientes

  • 15 g de lavanda.
  • 15 g de salvia.
  • 1 vaso de agua (200 ml).
  • 1 cucharada de miel (25 g).

Preparación

  • Como ya sabes, puedes encontrar tanto lavanda como salvia en cualquier tienda natural especializada. Son muy comunes y, por lo general, suelen tener un precio bastante asequible.
  • Calienta el vaso de agua.
  • Una vez llegue a ebullición, añade la salvia y la lavanda para que se haga una adecuada cocción a lo largo de 15-20 minutos.
  • Pasado ese tiempo, apaga el fuego y deja que repose unos 10 minutos.
  • Cuela el contenido y lleva la infusión a tu taza favorita.
  • ¿Siguiente paso? Apaga el móvil, coge un buen libro y ve al sofá para beberte esa infusión poco a poco.

Verás cómo te relajas rápidamente y duermes sin dolores toda la noche. ¡Es maravillosa!

¿Cuál te vas a preparar esta noche?