3 modos de adelgazar con alcachofa

La alcachofa es un complemento ideal para perder peso. Es rica en fibra y nos permite digerir mejor las grasas y las sintetiza para facilitarnos su eliminación.

¿Quieres adelgazar pero estás cansado de probar las dietas que todos conocemos? Hoy descubrirás una alternativa que te ayudará a perder peso sin pasar hambre. Porque adelgazar con alcachofa es posible.

Bajar de peso es algo muy beneficioso en ciertas circunstancias para poder disfrutar de una buena salud. No obstante, esto no implica dejar de comer o abusar de determinados métodos para perder esos kilos que deseamos, tal y como señala este estudio.

Adelgazar con alcachofa es posible

Podemos considerar la alcachofa, y sin riesgo a equivocarnos, como una de las mejores plantas con propiedades medicinales para nuestra salud y nuestra belleza.

Es uno de los alimentos más depurativos que existen. Además, tiene la capacidad de acelerar nuestro metabolismo y es un excelente diurético.

alcachofas frescas sobre tabla de madera

Lo que hace la alcachofa es que nos permite digerir mejor las grasas, es decir, no las destruye, sino que las sintetiza de modo que nos permite eliminarlas mejor.

Otro dato que debemos tener claro es que para perder peso, no debemos limitarnos a consumir únicamente alcachofas durante dos o tres semanas. Esto sería un error. Tenemos que llevar una dieta rica, variada y saludable.

Lee: 7 menús diarios para una dieta saludable

El aspecto más positivo de la alcachofa es que contiene mucha fibra, además de muchos minerales como fósforo, hierro, magnesio, calcio, potasio y vitamina B1.

También, contiene cinarina lo que ayuda a evitar la retención de líquidos y que estimula la bilis para mejorar las digestiones.

 Con todo esto, adelgazar con alcachofa parece algo posible, pero ¿cómo utilizarlo de una manera adecuada para perder peso? Hoy descubriremos algunas opciones que nos pueden funcionar.

1. Licuado de alcachofa

Ingredientes

  • 1 alcachofa cocida, que esté blanda.
  • 2 rodajas de piña.
  • 4 almendras.
  • El jugo de medio limón.
  • Un vaso del agua.

La piña es una fruta muy apropiada para depurar y ayudarnos a perder grasa. Al combinarla con un poco de limón y la alcachofa estos efectos se potenciarán. Asimismo, el magnesio es ideal para aportar energía y cuidar de los huesos y músculos.

Preparación

  • Cocemos la alcachofa y, una vez blanda, la retiramos del agua.
  • Conservamos el agua, no la tiramos.
  • Mezclamos la alcachofa con la piña y las almendras en una licuadora.
  • Cuando esté listo, añadimos el zumo de medio limón y el agua que nos ha sobrado tras cocinar la alcachofa.
Batido de alcachofa y menta.

Esta primera opción para adelgazar con alcachofa es ideal para consumirla por las mañanas. Aunque, también puede ser consumida en otras partes del día.

2. Té de alcachofa

Ingredientes

  • 2 alcachofas.
  • Medio litro de agua.
  • El jugo de un limón.

Preparación

  • Cocina las alcachofas hasta que estén blandas.
  • Mezclaremos el agua con el zumo de medio limón.
  • Tomaremos esto media hora antes de cada comida.

En el caso de que queramos tomar este té para cenar, podemos añadir un poco de aceite de oliva y vinagre de manzana. El resultado será delicioso.

En diversos estudios que han aparecido en The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism se ha señalado la importancia de consumir agua para quemar más calorías. No obstante, también hay un aspecto importante. El agua fría potencia la pérdida de peso.

Descubre: Agua con limón en ayunas: esto es lo que notan las personas que la toman

Teniendo esto en cuenta, puede ser beneficioso introducir este té para adelgazar con alcachofa en la nevera. En verano puede resultar muy refrescante, además de beneficioso.

3. Mezcla homogénea para perder peso

Adelgazar con alcachofa

Ingredientes

  • Una alcachofa cocida.
  • El agua con la que la hemos cocinado, medio vaso.
  • Una pizca de pimienta roja (pimienta de cayena).
  • Una pizca de jengibre.

Introducir la cayena en esta última de las opciones para adelgazar con alcachofa es una muy buena idea. Este ingrediente, combinado con el jengibre y la alcachofa dan como resultado un remedio muy potente.

Preparación

  • Cocina la alcachofa.
  • No tires el agua y, tampoco, la hortaliza.
  • Añadiremos a un cazo medio vaso de agua con la pimienta cayena y el jengibre.
  • Esperamos a que llegue al punto de ebullición.
  • Dejamos reposar como lo haríamos con una infusión.
  • Mezclamos en la licuadora el resultado de la infusión, más el agua y la alcachofa del principio.
  • El resultado debe ser homogéneo.

Con estas tres opciones para adelgazar con alcachofa, podemos empezar a ver cómo perdemos peso. No obstante, tenemos que llevar una dieta saludable y hacer algo de ejercicio. En caso contrario, no notaremos grandes cambios.

  • Alonso, M. R., Spagnuolo, M. A., Rubio, M., & Ferraro, G. (2007). Comprimidos comerciales con extracto de alcachofa en el mercado farmacéutico Argentino: Comparación de los perfiles de disolución y valoración de cinarina y ácido clorogénico por HPLC. Latin American Journal of Pharmacy26(3), 399–403.
  • Cortes Mejía, H. D., Díaz Díaz, A., Mejía Sierra, C., & Mesa Monsalve, J. G. (2003). Trastornos de la alimentación: su prevalencia y principales factores de riesgo – estudiantes universitarias de primer y segundo año. Revista CES Medicina17(1), 33–45. https://doi.org/http://dx.doi.org/10.15381/anales.v71i3.93
  • Sandoval, G. L., Fernandez, R. J. ., Terraes, J. C. 2, & Revidatti, F. A. 2. (2004). Efectos de la suplementación con extracto de alcachofa (Cynara scolimus L.) y cloruro de colina sobre algunas variables bioquímicas en pollos. InVet6(1), 12. Retrieved from http://wb.fvet.uba.ar/publicaciones/archivos/ant/volumen6art3.pdf