3 modos saludables de tomar café, ¿con cuál te quedas?

Valeria Sabater 29 enero, 2015
No dudes en añadir un poco de canela molida a tu café para mantener equilibrados tus niveles de azúcar y conseguir no picar entre horas

Café, café, café… Es esa bebida esencial que nos da energía por las mañanas, que nos despierta, que nos embelesa con su cuerpo oscuro y sabor insuperable. ¿Eres quizá una apasionada absoluta del café?  Entonces, no debes perderte este artículo. Te damos tres opciones sabrosas y saludables a las que no podrás resistirte.

1. Delicioso café con canela

cafe

¿Por qué es saludable el café con canela?

Vamos a aprovechar las propiedades de la canela por su capacidad adelgazante. Como ya sabes, la canela mantiene como virtud el mantener constante el nivel de azúcar en sangre, de manera que no hay subidas de insulina ni bajones que ocasionen consecuencias.

Esta bebida a base de café y canela nos va a ayudar a mantener a raya el índice glucémico, a que el nivel de grasa corporal se vea equilibrado. Para que esto llegue a ser efectivo, deberíamos tomar una taza, día sí, día no. Muy fácil.

Si lo deseas, puedes combinar  cada una de estas recetas que te aportamos a lo largo de la semana. Ofrecen buenos beneficios y son deliciosas.

Pero, ¿cómo preparo mi café de canela?

Esta receta de café con canela puede prepararse de varios modos.

  • Con máquina: no tienes más que añadir a tu canastilla de café una cucharadita pequeña de canela molida (unos 6 gramos). El resto, lo llenas del café habitual y lo instalas en tu máquina para hacer el café como de costumbre. Pon la cantidad de agua que usas habitualmente para prepararlo como cada día, y deja que vaya cayendo. A la hora de tomarlo, añade una cucharada de miel. Es bien fácil como ves, hecho a máquina no tiene más secreto que el añadir esa pizca de canela molida.
  • En una olla: Ponemos un vaso de agua y añadimos una cucharada de café (12 gramos). Que sea el café de mayor calidad que encuentres. Añade una ramita de canela y permite que todo llegue a ebullición. ¿Lo siguiente que haremos? Colarlo todo bien y permitir que repose. A la hora de servirlo, hazlo en tazas de cerámica, dura más y se conservan mejor las propiedades. Endulza con miel.

2. Delicioso café verde

cafe-verde

¿Por qué es saludable el café verde?

El café verde está de moda. Bien es cierto que su sabor es un poco más fuerte, un poco más ácido, pero nos aporta toda una textura de sensaciones en la boca que, sin saber cómo, te acaba conquistando para desear tomarlo ya de modo regular.

Pero ¿por qué es tan saludable el café verde?

  • El café verde se usa ante todo en  dietas depurativas y antioxidantes. Es una de las bebidas más ricas en antioxidantes, algo realmente medicinal que nos hace mucho bien si lo tomamos regularmente.
  • El café  verde dispone además de ácido clorogénico, lo cual se traduce en increíbles propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Es ideal para perder peso, para depurar nuestro organismo y beneficiarnos de múltiples vitaminas y minerales. ¿Te vas a resistir?

¿Cómo preparo mi café verde?

Es muy fácil, verás. Lo ideal es coger más o menos 15 g de granos de café verde. Llenamos una tetera con agua, unos 175 ml. Lo llevamos a ebullición hasta que veamos que llega al punto máximo.

Cuando lo haya alcanzado, baja un poquito el fuego con el fin de mantener la infusión un poco más a fuego lento, durante unos 15 minutos. De este modo obtendremos todas sus propiedades.

Retiramos del fuego y permitimos que el café verde se enfríe un poquito. Unos 20 minutos. Para sacar provecho de todos sus beneficios, sería adecuado tomarlo en dos veces a lo largo de la mañana, verás qué bien te va.

3. Refrescante café con menta

cafe menta

¿Por qué es saludable el café con menta?

Este tipo de café te vendrá realmente bien en esas mañanas en que, por ejemplo, te levantas con dolor de cabeza. Te refresca, te hidrata, y además, la combinación de la menta y el café se alza como un tónico natural lleno de antioxidantes estupendos para empezar la mañana.

Te aseguramos además que el sabor es tentador, un regalo a tu paladar y tu organismo que te sentará realmente bien.

¿Cómo preparo mi café con menta?

  • Prepara tu taza de café como de costumbre, ya sea en máquina, espresso o en tetera. Como sea que lo haces cada mañana, no importa.
  • Ahora, prepara un vaso de agua fresca, donde dejarás caer dos gotas de esencia de menta. Sabes que puedes encontrarla fácilmente en los supermercados, así como en tiendas naturales.
  • Una vez tengas mezclada el agua fresca con la esencia de menta, añade ya esa taza de café que hayas preparado.  Deja caer dos gotitas de jugo de limón y mezcla añadiendo dos cubitos. Endulza como desees, esta combinación es deliciosa y muy muy refrescante.

¿Con cuál te quedas? Puedes combinar cada mañana aquella que desees para empezar el día, aunque te recomendamos que esta última, la de menta, la tengas preparada en aquellos días en que, por ejemplo, te levantes con dolor de cabeza. También es un buen tentempié para media tarde. 

Te puede gustar