3 opciones de menú para la boda

Virginia Martínez · 20 febrero, 2019
Es prácticamente imposible contentarlos a todos. Por esta razón, cuanta más variedad se ofrezca en el banquete, más posibilidades hay de agradar a todos los invitados.

Son miles las cosas que deben organizarse para un día tan señalado como una boda. Invitaciones, vestidos, local, presupuesto, música,… De todas ellas, quizá una de las más importantes sea el menú para la boda. En efecto, será una de las cosas que mejor recuerden los invitados al banquete.

Por esta razón, en este artículo, te presentamos 5 opciones de menú para tu boda, esperando que tanto el banquete como la vida en común sean todo un éxito.

La boda y el menú

Novios dándose un beso a la puerta de la iglesia
La celebración de este acto exige que todo esté a la perfección y sea un reflejo de lo que quiere la pareja.

Una boda no es una circunstancia cualquiera. Por el contrario, se trata de un día muy especial y, sin duda, lleno de significado. Es un día diferente, de celebración, felicidad y buenos augurios. En este sentido, todo lo relacionado con este día debe ir acorde.

Por esta razón, el menú de la boda también debe serlo. Una boda no es algo que se haga todos los días, así que tus invitados, vestidos con sus mejores galas, se merecen algo elegante, especial y exquisito. Esto abarca desde la disposición de las mesas y la cubertería, hasta el postre que culminará el menú.

Pero si sois de los que tienen un presupuesto ajustado o no os gusta lo gourmet y lujoso, no os preocupéis. La cuestión es que la boda os refleje a vosotros mismos, que sea especial.

Escoger menú

Novios en el banquete riéndose
Para elegir bien el menú debes tener en cuenta las características de la boda y la variedad de los invitados.

Una vez escogido el local, la mayoría de lugares para la celebración de eventos ofrece a los novios una degustación de diferentes menús. Lo mismo ocurre si recurrís a una empresa de catering. En este sentido, hay ciertos aspectos que debéis tener en cuenta:

  • Va a ser cena o comida.
  • Dónde va a celebrarse el banquete: al aire libre, en restaurante, etc.
  • La época del año.
  • Ofrecer a los invitados un piscolabis o cóctel hasta que, finalmente, los novios lleguen y todos pueden sentarse a las mesas.
  • Los tiempos de espera entre los aperitivos y los platos principales.
  • Las necesidades y preferencias de los invitados (niños, adultos, intolerancias y alergias, etc.).
  • Cuidar los detalles: las bebidas, especialmente los vinos, deben ser acordes con el menú.

Seguro que ansiáis que todos lo pasen bien en vuestra boda, y que tengan energía para bailar y celebrar. Por eso, el menú debe ser variado, para que todos obtengan la energía necesaria para pasarlo bien.

Quizá te interese: 7 mejores regalos para los invitados a la boda

Opción 1: menú degustación al aire libre

Novios bailando al aire libre
Las celebraciones al aire libre encajan con una comida tipo bufé o “menú degustación”.

Si os habéis decidido por un banquete al aire libre, quizás un “menú degustación” sea una buena opción. La idea es una gran mesa en el centro donde se ofrezcan numerosos y variados platos. De este modo, los comensales pueden “crear” su propio menú escogiendo aquello que más les guste.

En este sentido, no se trata de una “carta” o menú, sino de que cuantos más platos y más variados sobre la mesa del bufé, más fácil será contentar a todos en variedad y cantidad.

Opción 2: menú con vuestros platos preferidos

Banquete de bodas
Otra opción es elegir los platos más acordes a los novios, en una presentación elegante y exquisita de los platos.

Si creéis que es imposible contentarlos a todos, quizás la mejor idea sería, sencillamente, ofrecer un menú elegante y original de las comidas favoritas de los novios. Seguro que los gustos no serán muy diferentes de los de amigos y familiares, así que el éxito está prácticamente asegurado.

Quizá te interese: Decoración de bodas: 10 tips

Opción 3: Menú gourmet

Cocinero preparando un plato gourmet
El concepto de menú gourmet incluye platos sofisticados donde se valoran todos los detalles de la comida.

La mayoría de restaurantes y empresas de catering de prestigio ofrecen diversos menús gourmet entre los que podéis elegir. Con este tipo de menú tendréis, sin duda, asegurada una impresión de lujo y exquisitez en los invitados.

Ya sea la originalidad y delicatessen de los platos o la decoración original y magnífica de los emplatados, la simpatía de los camareros o la belleza de la cubertería y la mantelería, dejará a más de uno con la boca abierta. Eso sí, el presupuesto se elevará considerablemente.

En este tipo de menú, no obstante, es clave no obviar ningún detalle. Desde el vino a servir junto a los platos al postre final que ha de culminar el banquete, todo debe armonizar perfectamente.

Además, podéis escoger menús que permitan variaciones para invitados con gustos diferentes o problemas alimentarios.

En cualquier caso, lo importante es que el día de vuestra boda sea, precisamente, el día de vuestra boda. Contentar a todo el mundo no es algo fácil, así que es mejor concentrarse en la felicidad y la celebración de la nueva unión.