3 opciones deliciosas para tomar limón por las mañanas

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Valeria Sabater
· 11 febrero, 2015 · Última actualización: 9 enero, 2019 9 enero, 2019
Beber limón por las mañanas mejora nuestro sistema inmunológico. Al combinarlo con otros ingredientes naturales, potenciamos sus cualidades.

Ya conoces los grandes beneficios de beber limón por las mañanas y en ayunas. Es un modo excelente de depurar, de optimizar nuestras funciones básicas y de conseguir un buen tesoro de vitaminas y minerales.

¿Cómo resistirse?.

Mejora nuestra digestión, es diurético y refuerza nuestro sistema inmunológico, se trata de un hábito muy saludable que no podemos abandonar.

Aunque, en ocasiones, nos cansamos un poco de tomar zumo de limón del mismo modo. Así pues, hoy en nuestro espacio queremos darte tres opciones deliciosas que te encantarán.

¿Cuál vas a preparar mañana por la mañana?.

1. Licuado de aloe vera con limón

Puede interesarte: Remedio de aloe vera, miel y aceite de oliva para curar la tos crónica

limon

Esta opción es muy adecuada para depurar y, además, perder peso. Es sencilla y refrescante, un modo delicioso con el cual empezar el día y que te dará muy buen resultado.

¿Cómo puedo preparar este licuado?

Necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Aloe vera (20 g).
  • Agua (250 ml)
  • El zumo de un limón.
  • Miel (5 g).

Para preparar este licuado:

  1. Obtendremos el gel del interior de la planta de aloe vera. Es traslúcido y gelatinoso. Lo retiras con una cuchara con cuidado de no hacerte daño.
  2. Después, lo llevas a esa tetera donde previamente habrás puesto a hervir el vaso de agua. Permite que se mezcle bien y que quede una bebida homogénea.
  3. Añade el zumo de limón a la infusión que has hecho con aloe vera. Permite que se enfríe un poco.

Lo ideal es tomarlo en ayunas a temperatura ambiente. Si le añades esa cucharada de miel, estará aún más deliciosa.

2. Limón con bicarbonato de sodio

limon2

Combinar el zumo de un limón con una cucharada de bicarbonato de sodio se alza como una opción tan refrescante como medicinal. Muchos hablan de esta mezcla como un remedio anti-cáncer; un auténtico milagro para la salud.

No obstante, siendo objetivos y cautos ante todos estos supuestos milagros, solo podemos asegurarte que esta opción es un remedio alcalino que merece la pena probar al menos dos días por semana.

Mejora las digestiones, combate la acidez, depura el organismo y regula el llamado colesterol malo.

¿Cómo resistirse?

¿Cómo preparo mi bebida con limón y bicarbonato?

Solo necesitas:

Puedes ver también: Cómo hacer pastillas de bicarbonato para desinfectar el inodoro

  • Agua (250 g).
  • Bicarbonato de sodio.
  • Zumo de un limón.

Bébelo recién hecho y en ayunas. Pasada media hora, desayuna con normalidad. ¡Verás qué bien te sientes!.

3. Zumo de limón con menta, jengibre y pepino

Agua_de_limon_y_menta

¿Sabes cuál es el secreto de este zumo a base de limón, jengibre, menta y pepino? Que te ayudará a conseguir un vientre plano.

¡Es delicioso!

Gracias a la combinación a base de estos ingredientes antiinflamatorios, depurantes y diuréticos, lograremos mejorar nuestras digestiones e ir quemando grasa día a día.

Puedes seguir esta opción 10 días al mes, siempre por las mañanas y en ayunas. Si deseas seguir un tratamiento más intensivo para conseguir un vientre plano, en lugar de un único vaso por las mañanas, nos prepararíamos un litro para tomar a lo largo del día.

Es fácil, económico y solo necesitas ser constante y complementar este remedio con algo de ejercicio y una dieta adecuada.

¿Cómo preparo mi bebida con limón, menta y pepino?

Necesitas los siguientes ingredientes:

  • Un pepino pelado y cortado a laminitas.
  • El zumo de un limón.
  • Agua (250 ml).
  • Menta piperita.
  • Jengibre fresco rallado.

Cómo la prepararemos:

  1. Empezaremos haciendo la infusión con menta.
  2. Una vez la tengas lista, añade el zumo de un limón y la cucharada de jengibre.
  3. Después, no tienes más que hacer el licuado de pepino con la batidora y añadir esta mezcla de limón y menta.

¿A que es fácil? Si le añades un par de cubitos de hielo, conseguirás una bebida tan deliciosa como refrescante.

 

Cómo has podido comprobar hacer variantes de este remedio no resulta nada complicado. Consigue tus ingredientes favoritos y pruébalas.