3 peinados fáciles con trenzas

Ángela Aragón 1 enero, 2018
Para realizarte estos peinados lo único que vas a necesitar es tus manos, alguna goma para el pelo y unas horquillas.

Algunas mujeres cuando vemos un programa de televisión o una película nos preguntamos: ¿cómo hacen las actrices para tener esos peinados tan bonitos? Lo que más nos sorprende son esos looks, en apariencia descuidados, pero que, en el fondo están muy estudiados.

Muchas de nosotras nos quedamos atónitas, mientras nos encontramos incapaces de renovar nuestra imagen. Sin embargo, es mucho más sencillo de lo que parece, basta con saber uno que otro truco para tener un aspecto original y deslumbrante.

Para conseguir ese toque personal hemos pensado en enseñarte algunos peinados fáciles con trenzas. Estas dan mucho juego y aportan una gran vistosidad a los mismos, ¿quieres conocerlos?

No te preocupes por los utensilios, lo único que vas a necesitar es tus manos, alguna goma para el pelo y unas horquillas. No es necesario que tengas aparatos sofisticados, ni caros. Solo paciencia y ganas de aprender.

Mira estos 3 peinados fáciles con trenzas

1. Cola de pez

Cola de pez

Es un peinado con mucha fantasía, propia de las heroínas de Juego de tronos. Pero ¡no te asustes! Es muy sencillo de hacer. Solo tienes que seguir estos sencillos pasos.

Toma un mechón de pelo del lado izquierdo y otro del derecho. Ahora retuércelos, para llevarlos al centro. Allí los ataremos. Repite esta misma operación un poco más abajo y une los dos lados con la goma.

Haz una trenza y abre las lazadas. El grado de abertura dependerá del desenfado que quieras aportar al peinado. Cuanto más lo hagas mayor será la diversión que le añadirás.

Lee también: 5 peinados ideales para el cabello corto

2. Una diadema de trenzas

Una diadema de trenzas

Si te gusta el aspecto hippie o incluso el hipster, esta opción es ideal para ti. Además, es perfecta para cuando tenemos prisa. Apenas necesitamos emplear un poco tiempo para ello, ¿quieres saber cómo se hace?

Haz una trenza a cada lado, pero deja una buena melena suelta por la parte de atrás. Luego, envuelve la cabeza con ellas, únelas con horquillas y ¡listo!  Recuerda que estas últimas también forman parte del peinado, por lo que puedes jugar con ellas.

Puedes colocarte la diadema de trenzas de distintos modos, de forma que con una misma técnica tienes diferentes estilos. Por tanto, es posible adaptar este peinado informal a otros outfits más sobrios ¡Todo es cuestión de creatividad!

Ver también: 5 peinados fáciles que puedes hacer en 5 minutos

3. Trenza francesa

Trenza francesa

Es uno de los peinados con trenzas más polivalentes y más tradicional. Por tanto, es perfecto para quienes quieran darle un toque de originalidad a un look clásico, sin ser muy rompedora.

Para comenzar, tenemos que tomar un mechón de pelo desde la coronilla. Lo dividimos en tres y comenzamos  a trenzar. A media que vamos bajando de nivel, tenemos que añadir otro más a cada lado. Solo debemos continuar haciendo esto hasta llegar a las puntas.

Si quieres innovar un poco más, puedes hacer lo mismo pero en un lado. Lo mejor en este caso es optar por una trenza más espesa. Esta opción es adecuada para ocasiones especiales.

Cómo tener el pelo para peinarte con trenzas

Una de las preguntas más frecuentes en este caso es: ¿cuál es el mejor estado del cabello para realizarse los peinados con trenzas? Lo cierto es que lo más fácil es tener el pelo liso y seco. Sin embargo, no todas poseemos el mismo tipo de cabellera.

Como sabes el objetivo es que podamos manejar el cabello sin dificultad. Por tanto, si lo tienes rizado, lo recomendable es secarte un poco con la toalla e iniciar de forma inmediata tu look.

No obstante, quienes suelen encontrar más problemas son aquellas que tienen el pelo ondulado. Es aconsejable que los dejes secarse un poco, cuando esté un poco húmedo: ni mojado ni seco. Una vez que llegue a este estado, será mucho más fácil hacer con él lo que desees. Te prometemos que funciona, ¿lo probarás?

El aspecto físico es muy importante. No solo debemos cuidarlo por el trabajo o para los demás, sino para nosotras mismas. Mimarnos y vernos bien constituye el primer paso para tener una buena salud mental y física. La autoestima y una actitud positiva son fundamentales para ambos casos.

Te puede gustar