3 posturas sexuales peligrosas para embarazadas

En el embarazo no es recomendable practicar cualquier postura sexual. En este artículo Te anticipamos cuáles son las poses más peligrosas y te otorgamos algunas sugerencias para tener en cuenta.

El sexo en el embarazo es recomendable para la pareja por sus beneficios emocionales y físicos, sobre todo, en la mujer

¿Es sano tener relaciones sexuales durante el embarazo? ¿La actividad sexual puede afectar al bebé? ¿Cuáles son las posturas sexuales peligrosas? Probablemente, estas son algunas de las preguntas que vendrán a tu mente como mujer y, para ayudarte a responderlas, te presentamos este artículo que podrá aclarar muchas de tus dudas.

En primer lugar, lo que debes saber es que el sexo durante el embarazo es seguro e, incluso, recomendable para la pareja por sus beneficios como favorecer la intimidad, fortalecer el estado emocional, sobre todo, el de la mujer y proveer un estado de bienestar físico para los tres seres involucrados.

Durante el acto sexual, el organismo de la madre libera endorfinas que invaden las células de su cuerpo y la región pélvica recibe mucha más sangre de la regular lo que produce que el feto experimente una sensación placentera dentro del útero.

Asimismo, recuerda también que el sexo ocasiona una contracción del útero, pero no por tener un orgasmo estarás en riesgo de dar a luz, o estar de parto, lo cual es una buena noticia.

Los cambios

El cuerpo de la mujer experimenta notables cambios a lo largo del periodo de gravidez, pero es en el segundo trimestre donde estos cambios son más “sexuales”:

  • Las hormonas femeninas provocan modificaciones en los senos y en los genitales.
  • Se fortalece la sensación orgásmica.
  • Se incrementa el flujo sanguíneo.
  • Se genera mayor sensibilidad en las terminaciones nerviosas.
  • Hay mayor lubricación.
  • Los labios vaginales se vuelven más voluminosos.

Lee también: ¿Qué indican los cólicos durante el embarazo?

Recomendaciones para el sexo en el embarazo

Recomendaciones para el sexo en el embarazo

Son las parejas las que eligen cuándo y cómo tener relaciones, pero siempre es aconsejable seguir algunas recomendaciones aportadas por los médicos especialistas:

  • Es preciso evitar las penetraciones bruscas o violentas.
  • La mujer debe controlar el ritmo y la intensidad del encuentro sexual.
  • Si el embarazo está avanzado, se recomienda preferir las posiciones laterales y posteriores.
  • Está contraindicado que el hombre se posicione sobre el abdomen o el pecho de la mujer.
  • El cuerpo de la dama debe permanecer cómodo y relajado durante todo el acto.
  • Es necesario evitar los movimientos o posturas donde se pueda perder el equilibrio, correr el riesgo de golpearse o caerse.
  • Evitar cuando se sospeche amenaza de aborto, de parto prematuro o cuando se haya presentado rotura de bolsa amniótica.
  • También está contraindicado tener intimidad con tu pareja si tienes un embarazo múltiple, sobre todo, en el último trimestre.

Las posiciones más riesgosas para una embarazada

Existen posturas sexuales que, evidentemente, una mujer en estado de gestación no puede adoptar. Conoce cuáles son las más peligrosas:

Doggy Style o “Perrito”

Doggy Style o “Perrito”

Es una posición muy riesgosa para la mujer porque no existe contacto visual en la pareja y el hombre puede entrar de manera equivocada o abrupta y provocar desgarre de la vagina. También podría darse el caso en que el pene entre en el ano sin estar éste lo suficientemente dilatado.

Misionero

Con esta posición, el pene se empuja hasta la uretra y se arrastran las bacterias, lo que podría ocasionar un problema más grave como una infección.

Visita este artículo: Postura del misionero y sus 8 variantes

Tercer trimestre y el sexo anal

En esta etapa del embarazo, es importante que consideres evitar el sexo anal porque existe un alto riesgo de infección, ya que las bacterias pueden expandirse hacia tu vagina.

Si optas por este tipo de sexo, recuerda tener mucha higiene, de lo contrario podrías contraer una peligrosa infección vaginal.

Bien tú o bien tu pareja deben usar preservativo y, algo que nunca debes olvidar, no usar el mismo condón en el ano y la vagina porque algún residuo de las heces fecales podría entrar e infectarte.

Por otro lado, las condiciones fisiológicas de la mujer en este periodo cambian notablemente, entre ellas, las dimensiones de la barriga, por lo que en esta fase debes evitar aquellas posiciones que ejerzan presión en el vientre.

Alertas de posturas sexuales peligrosas para embarazadas

Alertas de posturas sexuales peligrosas para embarazadas

Si has comenzado el acto sexual con tu pareja, debes detenerte si al hacer el amor notas estos síntomas:

  • Dolores.
  • Calambres.
  • Molestias.
  • Contracciones fuertes.
  • Sangrados o pérdida de líquido amniótico.
  • Si has roto fuente.

Cuándo sí

Los doctores aconsejan elegir las posiciones sexuales donde la mujer se halle de espaldas a su pareja; sin embargo, aunque no haya penetración, hay muchas otras formas de experimentar la sexualidad y disfrutar un acto sexual que preserve tu salud y la de tu bebé.

Categorías: Salud y sexualidad Etiquetas:
Te puede gustar