3 prendas de mujer más sexuales

Las prendas de mujer más sexuales te permitirán jugar como si fueras otra persona, aumentar tu amor propio y sorprender a tu pareja. Por eso debes animarte y comprar lencería para un encuentro sexual inolvidable.

Si quieres sorprender a tu pareja, ya sea para un aniversario, un cumpleaños o sin una ocasión especial… ¡La lencería es más que adecuada! Porque además de verte muy sensual, te permitirá dejar de lado los complejos y disfrutar realmente.

Además, es perfecta para que actúes como si fueses un personaje, que hagas un baile erótico o simplemente que dejes que tu pareja te quite la ropa de a poco (o no). En este artículo te contaremos cuáles son las prendas de mujer más sexuales.

Prendas que aumentan tu poder de seducción

Nadie puede negar que una ropa sugerente enciende pasiones donde sea. Incluso puede ser una falda por encima de la rodilla o unos tacones. Entonces, ¿por qué no aprovechar ciertas prendas para avivar la llama en tu pareja?

Quizás hace mucho tiempo que están juntos, o bien todavía no le has sorprendido con un striptease o alguna postura de la Kamasutra. ¿A qué estás esperando? Solo tienes que conseguir algo de lencería que te haga sentir bien contigo misma y que a él le encante.

Pero atención, porque no siempre las prendas eróticas funcionan. O quizás no fueron ‘presentadas’ en el momento y lugar adecuados. Para ello, debes elegir en qué situación especial deseas que tu pareja las descubra o disfrute.

Muchas mujeres cometen el error de pensar que usar prendas sensuales ‘no sirve para nada’ porque apenas entran en escena son retiradas. Sin embargo… ¡Esa es la señal de que le han gustado! Si te quita las bragas o el sostén en segundos, es porque no puede esperar más a tener sexo. Y esa es una buena respuesta.

No es necesario estar completamente desnudos para disfrutar de la intimidad. Incluso algunas prendas se pueden dejar e ir retirando de a poco. O no. Hay algunos hombres que prefieren que su pareja se deje los zapatos, un sombrero o una camisa puesta (únicamente).

Y en la vereda opuesta a las prendas de mujer más sexuales se encuentran: las panties -un antilujuria asegurado sobre todo si quedan a la altura del ombligo- las prendas comestibles -con diseños y sabores horrendos- y la ropa interior color piel (porque el nudismo no siempre excita a los hombres).

¿Cuáles son las prendas de mujer más sexuales?

Deja de lado los temores, los tabúes y los traumas que tengas en relación a tu cuerpo. Tu pareja te ama tal cual eres y le encantará que le recibas con una prenda erótica esta noche.

Es verdad que hay algunos atuendos que no son del todo cómodos, pero eso se debe a que no los llevas nunca. ¡Y no puedes usarles para ir al trabajo o hacer la compra!

Una vez que los comiences a utilizar más seguido -cambiando los lugares, los colores, las texturas para no aburrir- ya no los sentirás tan molestos. E incluso, te sentirás más segura de ti misma y podrás aceptar dejar la luz encendida de la habitación.

Ten en cuenta que al usar ropa sexy estás actuando, no eres tú, sino esa persona que le encanta disfrutar del sexo y se olvida de los problemas al menos por un rato.

Puedes leer: 5 trucos para potenciar el deseo sexual

Al principio te dará algo de vergüenza, y eso es normal. Pero con la práctica y el disfrute que sentirás terminarás siendo una fanática. Para empezar, deberías saber cuáles son las prendas de mujer más sexuales:

1. Liguero

Son la ‘estrella’ en cuanto a seducción se refiere. Hay muchos estilos de esta prenda clásica y se puede acompañar con bragas de diversos colores y tamaños.

Incluso podemos encontrar un modelo que combina el liguero con las bragas, que puede ser más cómodo, pero no es recomendable si queremos mantener el atuendo durante el sexo. Otra alternativa es el que cuenta con una braga sin ‘fondo’ pero que a la vista parece normal debido al encaje.

Para sorprender a tu pareja puedes llevar un liguero, unas medias y unos zapatos de tacón. Si quieres unas bragas (o no) y alguna camisa sin nada más debajo. ¡Le encantará!

Lencería sexual.

2. Picardías

En algunos países se los llama ‘baby doll’ y se trata de una especie de camisola con tirantes finos y mucho escote. Está confeccionado en un tejido ligero, muchas veces transparente, y como máximo ‘llega’ a la línea de las rodillas.

El picardías se hizo conocido gracias a las películas de los años 50 y se suele acompañar con unas bragas, un liguero y unas medias. Es muy sensual y además sugiere pero al mismo tiempo esconde si no queremos que se vea el vientre o las caderas. Hay en diferentes colores, diseños, tejidos y largos.

Amplía la información con: 8 errores comunes que sueles cometer con tu ropa interior y no tenías ni idea

3. Negligé

Es muy similar al anterior, pero en este caso se trata de una bata confeccionada con una tela fina y con un diseño atrevido y sexy. A través de la ropa se pueden ver las formas de la mujer que lo lleva y se usa desde el siglo XVIII en Francia. En esa época se imitaba el estilo de los vestidos de las señoras, pero con tejidos más suaves para que sea más sencillo tener sexo.

Sin dudas, el negligé es una de las prendas de mujer más sexuales porque además se puede usar para dormir sin problemas (a menos que no quieras aburrir a tu pareja llevándole todas las noches).