3 recetas saludables y deliciosas con café

Recetas con café que ayudan a reducir el consumo, pero sin abandonar su irresistible sabor.

Muchos de nosotros amamos el café, ¿eres uno más? Si tu respuesta es “sí”, entonces deberías probar las recetas con café que hemos reunido.

En lo personal, he degustado todas ellas y te puedo asegurar que son deliciosas y fáciles de preparar. Además, son la opción perfecta si deseas dejar de tomar mucho café, pero no quieres renunciar a él por completo.

¿Listo? ¡A disfrutar!

1. Pan de café

café

La primera de las recetas con café es ideal para comenzar el día. Se trata de un pan delicioso y super esponjoso. Puedes prepararlo para sustituir tu pan de caja matutino.

Ingredientes

  • 1 ½ taza de harina
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 2 huevos enteros grandes
  • 120 gramos de mantequilla
  • ½ taza de café espresso
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 taza de azúcar morena o ½ taza de stevia

Preparación

  • Comienza por poner la mantequilla a temperatura ambiente. Si la has tenido guardada en el refrigerador, sácala y déjala en un bol por unos 25 minutos.
  • Toma un poco de la mantequilla y engrasa el molde de tu panqué.
  • Precalienta el horno a 200 °C.
  • Revisa si el azúcar es de grano fino. De no ser así, pásala por la licuadora en seco para hacer que el grano sea más fino.
  • Coloca la mantequilla suave y a temperatura ambiente en la batidora o en un tazón y bate hasta acremar.
  • Agrega el azúcar y sigue batiendo hasta que esponje.
  • Añade los huevos uno a uno sin dejar de batir y espera a que el primero se incorpore bien.
  • Agrega la media taza de café y termina de mezclar.
  • Apaga la batidora y deja la mezcla por un momento.
  • En un bol, cierne los ingredientes secos para asegurarte de que no hay pequeñas piedritas de harina, azúcar o polvo para hornear.
  • Añade poco a poco la mezcla de la batidora. Mientras la agregas usa una palita de madera o un batidor de globo para revolver todo.
  • Procura añadir los ingredientes con suficiente calma para disolver todos los grumos.
  • Cuando la masa esté homogénea, vacíala en el molde para panqué y lleva al horno.
  • Baja la temperatura del horno a 180 °C y deja hornear por 30 minutos.
  • Antes de sacar del horno introduce un palito. Si sale seco el pan está listo. De lo contrario, déjalo otros 5 minutos y vuelve a comprobar.
  • Desmolda y deja enfriar antes de comer.

Si eres diabético te recomendamos elegir la stevia antes que el azúcar. Recuerda que debes vigilar la cantidad de pan que consumes para evitar que tu glucosa en sangre tenga picos que te pongan en riesgo.

Ver también: Cómo usar café para reafirmar el rostro

2. Bolitas crujientes de avena y espresso

alimentos cafe

¿Tienes antojo de algo dulce, crocante y con sabor a café? Entonces la segunda de las recetas con café te encantará. Tiene ese toque dulce de las frambuesas y de la miel de maple que se compensa con el sabor fuerte del café.

Todo cierra a la perfección con lo crujiente de las nueces. Ya verás que se vuelve uno de los postres favoritos. Tan solo recuerda consumir estas bolitas con limitación, pues apenas dos de ellas te dan mucha energía… y calorías.

Ingredientes

  • 2 ½ tazas de hojuelas de avena naturales
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 1 cucharadita de sal kosher
  • 1 cucharada de espresso
  • ½ barrita de mantequilla
  • ⅔ de miel de maple
  • 3 huevos
  • ⅔ taza de leche entera
  • 1 taza de nueces picadas

Preparación

  • Derrite la mantequilla a fuego bajo en la estufa y déjala para usarla más adelante.
  • En un bol mezcla las hojuelas de avena, el polvo para hornear, la sal y el espresso.
  • En otro bol, incorpora la miel de maple, la leche y los huevos. Mezcla perfectamente hasta que se unan por completo.
  • Combina la mezcla de las hojuelas de avena con la de la leche y deja reposar por unos 10 minutos.
  • Pon a calentar el horno de microondas a 300 grados y engrasa una charola o usa papel encerado.
  • Añade las nueces y las frambuesas a la mezcla de la avena y revuelve un poco.
  • Con ayuda de una cuchara o con las manos, toma la mezcla y haz pequeñas bolitas de unos 5 centímetros.
  • Coloca las bolitas a lo largo de la charola y cuando esté llena, métela al horno.
  • Baja la temperatura a 200 grados y deja hornear por 35 minutos o hasta que estén dorados.

Puedes comer una o dos bolitas antes de hacer ejercicio o con leche, como parte de tu desayuno si el día será demasiado cansador.

Visita este artículo: ¿Qué es lo bueno y lo malo de tomar café?

3. Gelatina light de café

fuente de cafeína

La última de las recetas con café es ideal para tener un postre fácil de preparar y muy fresco. Te lo recomendamos para los días de más calor.

Ingredientes

  • 1 paquete de grenetina
  • 2 tazas de café espresso bien caliente

Preparación

  • Mezcla la grenetina con el café y mueve hasta disolver.
  • Añade la stevia y espera hasta que todo disuelva.
  • Sirve en pequeños moldes o copas y deja reposar por un par de horas.

Con estas recetas con café estamos seguros de que podrás encontrar una que te ayude a calmar el antojo de café sin añadir más cafeína a tu día.