3 recetas deliciosas de pizzas vegetales

Pizzas vegetales. Ideales para una cena, para un almuerzo con los niños donde ellos mismos nos pueden ayudar elaborando esta sencillas recetas. Son sanas y sabrosas y te encantará compartirlas con los tuyos. ¡Disfrútalas!

1. Pizza vegetal de coliflor

pizza de coliflor

¿Deliciosa a simple vista, no es así? Es una de esas pizzas vegetales más saludables que puedes probar, es fácil de hacer y te gustará elaborarla junto a los más pequeños, tomemos nota:

¿Qué necesito?

  • 1 coliflor  (nos servirá como base de la pizza, fíjate en la imagen superior, junto con el queso adquiere consistencia para hacer de base).
  • 1 huevo cocido.
  • Tomates cherry (la cantidad varía según lo grande que sea nuestra masa)
  • 150 gr de queso mozarella rallado
  • 100 gramos queso parmesano
  • Tomate frito
  • Orégano
  • Albahaca

¿Cómo hago mi pizza de coliflor?

  • Muy fácil, empezaremos limpiando la coliflor, quitamos los tallos y después, para hacerlo mucho más fácil puedes cortarla en trozos pequeños para rallarla en un rallador de queso, por ejemplo. Una vez la tengas toda a trocitos pequeños y rallada, ponla sobre un papel apto para el microondas en forma redondita, y sobre ella añade el queso parmesano. Debes saber que la coliflor junto al queso nos va a servir de base para nuestra pizza vegetal. 10 minutos a máxima potencia y tendrás esta base hecha.
  • Ahora, añade el huevo cocido a trocitos y el queso mozarella. Muy rico.
  • En una bandeja de horno, extendemos la mezcla. Lo pondremos a 180ºC unos 20 minutos. Una vez que ha pasado el tiempo, nuestra base de pizza estará dorada, la sacamos del horno, y ahora añadimos un poco de tomate frito, unos tomates cherry cortados por la mitad, orégano y queso rallado. Gratinamos unos cinco minutos, y por último añade el toque final:  la albahaca.

2. Pizza vegetal de calabacín

pizza2

¿Qué necesito?

  • 3 calabacines pequeños
  • 2 dientes de ajo
  • 100 gr. de queso parmesano,
  • 10 hojas albahaca fresca
  • Un poco de queso feta
  • Pimienta
  • Una base de pizza (o si deseas hacerla tú misma, ya sabes que necesitarías lo siguiente:
    • 2oo gramos de agua templada
    • 6 gramos de levadura.
    • 300 gramos de harina normal.

¿Cómo hago mi pizza de calabacín?

  • Esta es una de las pizzas vegetales más fáciles de hacer. Si prefieres hacerla con la base ya comprada del supermercado sabes que es más fácil, no tienes más que cortar el calabacin a cortadas finitas y añadir el queso por encima, junto con los dientes de ajo cortaditos finitos, y la pimienta. Ahora bien, si quieres elaborar tú misma la base toma nota:
  • Disuelve la levadura en el agua templada. En un bol, incluye la harina con la sal y esa agua que has disuelto con levadura. Removemos muy bien amasando si lo deseas con la mano o una cucharada de madera, y entonces, recuerda que esta mezcla debe reposar tapada con papel durante una hora. Pasado este tiempo, la tendrás lista. Ponla sobre una superficie enharinada y sobre ella los ingredientes antes expuestos. Media hora al horno a 20oº y lista cuando veas los bordes doraditos.

3. Pizza vegetal de espinacas

pizza

¿Qué necesito?

  • 10 tomates cherrys
  • 3 cucharadas de tomate frito
  • 200 g de espinacas frescas
  • 2 trozos queso de cabra
  • 5  nueces
  • La masa la puedes preparar según las indicaciones anteriores, o si lo deseas puedes adquirir una congelada en el supermercado lista para preparar.

¿Cómo hago mis pizzas vegetales de espinacas?

  • Es también muy sencillo. Una vez tengas preparada la masa lo primero que haremos es añadir las espinacas. Seguro que te parece que hay demasiadas, pero como ya sabes al ir al horno enseguida quedan reducidas. Sobre las espinacas ponemos el queso a trocitos. El de cabra es ideal porque combina de modo exquisito con las espinacas. Tampoco olvides los tomates cortados a la mitad y las nueces también troceaditas. Si le añades por encima un poquito de aceite de oliva estará delicioso. Horneamos a 220º hasta que el queso comience a dorarse.

Como ves estas recetas de pizzas vegetales son realmente fáciles. Puedes prepararlas junto a tus niños, de este modo se divertirán y sabrán que siempre es más recomendable preparar las pizzas en casa que comprarlas en el supermercado. Son ideales para una cena o un almuerzo para una vez a la semana. Un plato sencillo que te salvará de cualquier situación y donde los más pequeños comerán verduras casi sin que se den cuenta, en especial las siempre “temidas” espinacas.¡Disfrutadlas!

Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar