3 recetas para preparar unos aros de cebolla

Virginia Martínez · 14 abril, 2019
Fritos en la sartén, al horno... En cualquier caso, los aros de cebolla u onion rings son ideales para un aperitivo o tapa crujiente y deliciosa.

Crujientes y deliciosos aros de cebolla, ideales para aperitivo o tapa, para picar y disfrutar. En este artículo, te proponemos tres recetas para prepararlos y disfrutar al máximo su sabor. ¡No te lo pierdas!

Aros de cebolla

Los aros de cebolla, conocidos también como onion rings, son un plato típico norteamericano. Se trata de cebollas cortadas transversalmente, de forma que quedan con forma de aro o anillo. Luego, se rebozan y fríen. Sin embargo, también pueden prepararse al horno.

En cualquier caso, el resultado son unos aros crujientes y deliciosos gracias al rebozado, con un relleno de cebolla que les dota de un sabor único.

Receta 1 de aros de cebolla: súper sabrosos

Aros de cebolla
Emplea abundante aceite y a una temperatura alta para que se frían correctamente.

Ingredientes

  • 150 g de harina (para la mezcla del rebozado)
  • 1 pizca de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • Una cucharadita de polvo de hornear
  • 250 ml de cerveza
  • 3 cebollas grandes
  • Pimienta
  • sal
  • 2 cucharadas de vinagre
  • Harina (para rebozar un poco)
  • Aceite de girasol

Preparación

  • En primer lugar, pelamos y lavamos las cebollas y las cortamos en aros. Retiramos los anillos que se hayan roto.
  • Colocamos los aros de cebolla en un recipiente y añadimos un poquito de sal, pimienta y el vinagre y lo mezclamos todo con las manos con cuidado de no romper los aros.
  • Ahora, debemos preparar el rebozado. Para ello, primero, en un bol, echamos la harina, el azúcar, el polvo de hornear y la cerveza. Luego, lo mezclamos todo muy bien hasta que se hayan integrado perfectamente todos los ingredientes.
  • Posteriormente, en este punto, ponemos a calentar la sartén con suficiente aceite.
  • A continuación, cogemos un aro y lo pasamos primero por harina y luego por el bol con la mezcla para el rebozado. Debe quedar muy bien cubierto el aro, y no verse la cebolla.
  • Luego, freímos el aro rebozado y seguimos los mismos pasos (rebozado de harina y rebozado con la mezcla) con el resto.
  • Cuando se hayan dorado por ambos lados en la sartén, los sacamos del aceite y los colocamos sobre papel absorbente.
  • Finalmente, los servimos calientes y, sobre todo, los disfrutamos.

Te recomendamos leer: Cómo rebozar si no puedes comer gluten

Receta 2: súper crujientes

Onion rings
La clave de su elaboración es conseguir un rebozado crujiente y dorado, donde no se aprecie la cebolla.

Ingredientes

  • Cebolla cortada en aros
  • 150 g de harina
  • Un huevo
  • 200 ml de leche
  • Pan rallado
  • 1 cucharada de postre de levadura química
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  • En primer lugar, cortamos la cebolla en aros.
  • Posteriormente, los pasamos por la harina y los dejamos a un lado, reservándolos.
  • Luego, en la misma harina que ha quedado sin usar, echamos la leche, la levadura y el huevo batido y lo mezclamos todo para que queden los ingredientes bien repartidos.
  • A continuación, pasamos los aros de cebolla por la mezcla anterior y, luego, por pan rallado.
  • Ponemos el aceite a calentar en la sartén y freímos nuestros aros hasta que queden dorados por ambos lados. En este punto, debemos recordar que es importante tener cuidado y freír los aros en la sartén bien separados los unos de los otros para evitar que se peguen.
  • Finalmente, los colocamos sobre papel absorbente y los servimos calientes. ¡Listos para disfrutar!

Te recomendamos leer: Aprende a preparar las salsas tártara y de ajo en casa

Receta 3: veganos y en el horno

Onion rings
También puedes elaborarlos al horno y de forma completamente vegana, por lo que serán más saludables.

También podemos preparar los aros de cebolla de forma que sean veganos, es decir, que no incluyan ni huevo ni leche. Sin embargo, no por ello van a ser menos sabrosos ni crujientes.

Ingredientes

  • 1 cebolla cortada en aros
  • 1 taza de harina
  • 1/4 de vaso de agua
  • 1 cuchara de postre de vinagre de manzana
  • 1 taza de pan rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Perejil

Preparación

  • En primer lugar, puesto que esta receta es al horno y no en la sartén, puedes empezar precalentando el horno a 200 ºC y, mientras tanto, preparar los aros.
  • Así, cortamos la cebolla en rodajas y separamos los aros, con cuidado de que no se rompan.
  • Después, en un recipiente o bol, mezclamos la harina, el agua, el vinagre, una pizca de sal, una pizca de pimienta y lo mezclamos todo muy muy bien.
  • A continuación, en otro bol o plato, mezclamos el pan rallado con el perejil y una cucharadita de aceite de oliva.
  • Luego, sencillamente, pasamos los aros de cebolla por la primera mezcla y luego por la segunda.
  • Mientras tanto, los iremos colocando en la bandeja del horno que hemos untado con un poco de aceite. Así, vamos colocando en ella los aros rebozados en las dos mezclas, dejando separación suficiente entre ellos.
  • Después, los metemos al horno aproximadamente media hora, hasta que se hayan dorado bien.
  • Finalmente, los sacamos del horno y los servimos calientes. ¡A disfrutar!

Algunos consejos extra

  • Los aros de cebolla son ideales para acompañar con algún tipo de salsa. Por ejemplo, con salsa de mayonesa, ajo y tomillo. Otra opción es una deliciosa salsa picante tipo barbacoa o, quizás, salsa tártara. ¡Lo que prefieras!
  •  Es importante servirlos siempre calientes. De otro modo, perderán en textura y serán menos crujientes.
  • Cuidado al freírlos. Debes colocarlos bien separados en la sartén para que no se peguen.

Ahora es momento de disfrutar de estos increíbles aros de cebolla. Elige la opción que más te guste y prepara este delicioso plato para toda la familia.