3 recetas rápidas y nutritivas con pollo

Muchas veces se nos acaban las ideas para cocinar el pollo, por lo que las recetas se vuelven monótonas. Por suerte, es un ingrediente de lo más versátil que ofrece múltiples posibilidades.

El pollo es una de las carnes más utilizadas en la gastronomía, debido a su economía, rico sabor, su suave textura y fácil digestión.

Además, es un alimento de fácil elaboración que puedes preparar con lo que se te venga a la mente.

El pollo es ideal para hacer almuerzos o cenas rápidas pero a la vez muy nutritivas.

Además, el pollo contiene un 20 % de proteínas, pocas grasas y carbohidratos. Cuenta con un sinfín de propiedades nutricionales entre las cuales podemos destacar:

  • Vitaminas A, B1, B2 y B9
  • Minerales (magnesio, calcio, hierro, zinc)

Asimismo, es un alimento idóneo para la producción de hormonas y enzimas, así como también para la reparación de los tejidos.

Estas recetas no te tomarán mucho tiempo para hacer y estamos seguros que te encantarán.

1. Pollo con vegetales al vapor

Verduras cocidas con pollo.

Lo mejor que puedes hacer para convertir un plato en algo saludable, es combinarlo con algunos vegetales o verduras al vapor. Esta técnica, aparte de ser muy nutritiva, le dará un mejor sabor al pollo.

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo grandes
  • 1 tomate grande
  • 1 cebolla
  • ½ racimo de cebollino
  • ½ pimiento verde
  • 2 cucharada de perejil picado (30 g)
  • 1 cucharada de sal (15 g)
  • ½ cucharada de pimienta (8 g)
  • 1 cucharada de onoto en polvo (15 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)

Preparación

  1. Toma las pechugas de pollo y pícalas en cuadros. Colócalas en un recipiente y añade la cucharada de onoto. Reserva.
  2. Luego, pica todos los vegetales en trozos medianos y colócalos en otro recipiente.
  3. Seguidamente, pon una olla grande a calentar a fuego medio y agrega las pechugas. (Puedes sofreírlas con un chorrito de aceite de oliva).
  4. Después, agrega los vegetales uno a uno (no importa el orden), y vierte la taza de agua. Añade la cucharada de sal y pimienta antes de tapar.
  5. Por último, deja que los vegetales se cocinen al vapor. La idea es que queden muy blandos. Luego, retira del fuego y sirve con cualquier contorno que quieras.

Descubre: Los beneficios de comer ensaladas saludables

2. Ensalada de pollo

Esta preparación es ideal para comer al instante y lo que sobre se puede guardar en la nevera y comer sin necesidad de calentar.

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo
  • 3 papas
  • 2 zanahorias pequeñas
  • ½ taza de guisantes (75 g)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva (45 ml)
  • ½ cucharada de sal (8 g)
  • 1 cucharada de pimienta (15 g)

Preparación

  1. Lo primero que debes hacer es poner a hervir las pechuga con un poco de agua. Luego, mecharlas y reservar en la nevera.
  2. Después, pon a hervir las papas y zanahorias hasta que estén blandas. Una vez listas, retira las pieles y córtalas en cuadros.
  3. Luego, coloca las verduras en un tazón y añade el pollo. Mezcla para que los ingredientes se integren.
  4. Para finalizar, vierte las cucharadas de aceite de oliva, la sal y la pimienta. Mezcla bien y luego disfruta de una de las mejores recetas rápidas y nutritivas con pollo.

3. Pollo guisado con papas y zanahorias

Receta de ensalada de pollo.

Esta es una receta rápida y nutritiva que puedes hacer con el pollo que tienes guardado en tu refrigerador. Lo único que necesitarás son algunos vegetales y verduras para su preparación.

¿Lo sabías? 4 trucos para darle mejor sabor a tus vegetales

Ingredientes

  • 2 muslos de pollo pequeños sin piel
  • 1 zanahoria
  • 2 papas pequeñas sin las pieles
  • ½ racimo de cebollino
  • ½ tomate
  • 1 cebolla
  • ½ taza de agua (125 ml)
  • 2 ajíes verdes dulces
  • 1 cucharada de sal (15 g)
  • 1 cucharada de onoto en polvo (15 g)

Preparación

  1. Primeramente, licúa todos los vegetales, excepto las papas y las zanahorias.
  2. Coloca los muslos en una olla grande y vierte los vegetales licuados más una taza de agua. Cuece a fuego medio.
  3. Corta las papas y zanahorias en cuadros y añádelos a la olla con el pollo.
  4. Sazona con la sal y agrega el onoto para darle color. Deja que se seque un poco y retira del fuego. Esto tarda aproximadamente 20 minutos.
  5. Para finalizar, sirve con cualquier contornos y disfruta de un delicioso pollo guisado.