3 recomendaciones para controlar la retención de líquidos

Cuando presentamos retención de líquidos solemos fijarnos en nuestra dieta. No obstante, evitar el sedentarismo y realizar masajes localizados en las zonas afectadas también puede sernos de gran ayuda

La retención de líquidos puede presentarse en cualquier tipo de personas. Es más, todas en el mundo han llegado a experimentarla, como mínimo, una vez en la vida.

Así, el problema frente a este padecimiento es el desconocimiento por parte de quien lo sufre. Tal es la ignorancia frente al tema que únicamente lo asocian con el sexo femenino.

Esta relación de las mujeres con la retención de líquidos se da por las altas posibilidades de sufrirlo al momento de encontrarse en el ciclo menstrual.

A pesar de ello, los hombres no están exentos en lo absoluto.

Sobra nombrar lo perfecto del organismo; sin embargo, no está de más expresar los problemas que surgen cuando se presenta algún desequilibrio en algún órgano.

¿Qué es la retención de líquidos?

Haciendo alusión al tema de la ignorancia frente a este padecimiento, es conveniente aclarar:

  • Qué es en sí la retención de líquidos
  • Cuáles son sus factores influyentes
  • Qué tipo de obstáculos se presentan con ésta

Esta es la consecuencia de la acumulación de líquidos, especialmente agua, en la mayoría de tejidos pertenecientes al cuerpo.

El principal factor de incidencia se debe a un desequilibrio hormonal encargado de la regulación de los mismos.

¿Por qué se asocia la retención de líquidos con la mujer?

Retención de líquidos

Las mujeres suelen ser más propensas a presentar retención de líquidos cuando están en la segunda fase de su ciclo, la cual se sitúa entre la ovulación y la llegada del periodo como tal.

Esta es fruto de la concentración de progesterona en la sangre.

Otro factor influyente, posible únicamente en las mujeres, son los métodos anticonceptivos orales.

Otros factores

Como ya hemos indicado, los hombres también pueden padecer este problema. Para ellos, los factores más determinantes son los siguientes:

  • Sobrepeso.
  • Posturas en tiempos excesivos (sentado, de pie, acostado).
  • Sedentarismo.

¿Cómo identificar la retención de líquidos?

Plantas-para-evitar-la-retención-de-líquidos

Siendo esta una enfermedad también presenta su respectiva sintomatología.

  • Dolor en las articulaciones.
  • Incomodidad en diversas partes del cuerpo (piernas, pies, brazos, manos, senos, caderas).
  • Dolor abdominal.
  • La ropa se percibe ajustada.
  • Partes del cuerpo más anchas que otras.

¿Cómo controlarla?

Aunque la retención de líquidos puede presentarse en cualquier persona, puede controlarse de una manera bastante sencilla, rápida y eficaz.

Basta con seguir las recomendaciones expresadas en este artículo. Si estas no funcionan se recomienda visitar al médico de confianza.

1. Emplear un masaje o una caminata

Uno de los factores influyentes en la retención de líquidos es el sedentarismo.

Cuando una persona pasa mucho tiempo sin realizar actividad física provoca una circulación sanguínea inadecuada, que se traduce en un aletargamiento en todo el organismo.

A la larga, lo anterior termina derivando en retención de líquidos repartida por diversas zonas del mismo, especialmente en las extremidades inferiores (pies, piernas y muslos).

Para prevenirla o combatirla se recomienda realizar una caminata no muy prolongada. De esta forma se fomentará inmediatamente la circulación normal de la sangre a través de todo el cuerpo.

En caso de encontrarnos excesivamente cansados también puede emplearse un masaje en la zona donde se percibe el agotamiento o el malestar.

2. Consumir en poca medida el azúcar y la sal

azúcar

El azúcar en exceso tiende a acumularse en el organismo. Sin embargo, la más dañina es la presente en las golosinas o dulces de confitería.

Sin parecer nociva tiende a adherirse en el mismo, de forma que se imposibilita su absorción.

Por otra parte, la sal es el primer ingrediente prohibido para quienes padecen retención de líquidos ya que, el sodio presente en esta impide que el agua acumulada se deseche de forma adecuada.

La recomendación es disminuir su ingesta lo mayor posible.

3. Dieta saludable

dieta-de-cuidado-las-cenas

Hablar del organismo y dejar al lado una dieta saludable es dejar el tema incompleto.

Por ende, en el caso de la retención de líquidos se recomienda incluir a la dieta alimentos frescos, tales como la banana, la cebolla, los arándanos, los peces, las nueces y las almendras.

Eliminan el sodio, son diuréticos y cuentan con propiedades antiinflamatorias.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar