3 recomendaciones para controlar la retención de líquidos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 16 febrero, 2019
Katherine Flórez · 16 febrero, 2019
Conoce qué es la retención de líquidos, por qué ocurre, sus síntomas y cómo puedes controlarla y prevenirla con métodos naturales y buenos hábitos.

La retención de líquidos puede presentarse en cualquier persona. Es más, seguramente, todos lo han experimentado, al menos, una vez en la vida. Habitualmente, por desconocimiento, suele asociarse con el sexo femenino. Sin embargo, aunque es más frecuente en mujeres, también los hombres pueden sufrir retención de líquidos.

También lee 5 síntomas comunes de retención de líquidos

¿Qué es la retención de líquidos?

El cuerpo cuenta con sistemas que regulan y mantienen en equilibrio los niveles de agua y solutos. Pero, cuando este equilibrio se rompe se puede producir lo que llamamos retención de líquidos. Como consecuencia se forman edemas que es un aumento anormal del volumen de líquido entre las células.

Causas de la retención de líquidos

Son varias las causas que pueden provocar esta acumulación de líquidos:

  • Hidratación incorrecta.
  • Consumo elevado de alimentos ricos en sal
  • Pasar muchas horas de pie o sentado o seguir un estilo de vida sedentario
  • Cambios hormonales como  el embarazo o la ovulación. Por esto la retención de líquidos se asocia más con las mujeres.
  • Consumo de determinados medicamentos como estrógenos, corticoesteroides, antiinflamatorios no esteroides, fármacos para la tensión arterial.
  • Enfermedades derivadas del corazón, hígado o riñones además alteración de la tiroides.
Retención de líquidos

También lee Remedios naturales para reducir edemas

¿Cómo identificar la retención de líquidos?

Plantas-para-evitar-la-retención-de-líquidos
Las zonas donde se ve la retención de líquidos más habitualmente con los tobillos y los párpados. En este caso se trata de edemas locales. Se ve la piel estirada o brillante y si presionas con el dedo, queda una huella que va despareciendo poco a poco.

También se puede ver un edema regional, por ejemplo en una extremidad, o un edema general que afecta a todo el cuerpo.

En consecuencia, esto puede provocar:

  • Dolor en las articulaciones.
  • Incomodidad en las partes afectadas (piernas, pies, brazos, manos, caderas).
  • Dolor abdominal.
  • Hinchazón.

Cómo controlar la retención de líquidos

La retención de líquidos puede controlarse con un cambio de hábitos, como una dieta más saludable y una vida menos sedentaria.

1. Caminata y masajes

Uno de los factores influyentes en la retención de líquidos es el sedentarismo. A la larga, esto termina derivando en retención de líquidos especialmente en las extremidades inferiores (pies, piernas y muslos).

Practica ejercicio físico u otra actividad que te guste como bailar, patinar o nadar. Camina y evita tomar el ascensor. De esta forma se busca recuperar la circulación normal de la sangre a través de todo el cuerpo. En caso de un cansancio excesivo, también se recomienda un masaje en la zona donde se percibe el agotamiento.

2. Reducir el consumo de azúcar y sal

azúcar

El azúcar en exceso tiende a acumularse en el organismo y se convierte en grasas que pueden derivar en diferentes patologías. Por otra parte, la sal es el primer ingrediente prohibido para quienes padecen retención de líquidos ya que, el sodio impide que el agua acumulada se deseche de forma adecuada.

También lee Beneficios de disminuir el consumo de azúcar para la salud

3. Dieta saludable

dieta-de-cuidado-las-cenas
Aumenta el consumo de alimentos ricos en potasio ya que este mineral regula los niveles de agua en el organismo. Estos alimentos son, entre otros, el calabacín, los champiñones, las patatas y las legumbres o frutas como el plátano, la piña o el albaricoque.

4. Bebe mínimo 1,5 l de agua cada día

Mucha gente piensa que cuando hay retención de líquidos es mejor no beber agua. Precisamente, es todo lo contrario. El agua ayuda en la depuración del organismo para eliminar las toxinas y reestablecer el equilibrio hídrico.

Si te gustan las infusiones, las hojas de arándano o el ginkgo pueden aliviar la sensación de hinchazón y piernas pesadas. Todo ello te ayudará a que la sangre fluya mejor.

5. Utiliza medias elásticas

Las medias elásticas ejercen presión sobre los vasos sanguíneos mejorando el retorno de la sangre por las venas. Esto mejora la distribución de líquidos en el cuerpo, y la eliminación del exceso de agua.

Ahora ya sabes un poco más sobre la retención de líquidos,  cuales son las posibles causas que lo provocan así como las recomendaciones que debes seguir. Pon en práctica los consejos