3 remedios con huevo para rehidratar el pelo seco

Una de las formas más cómodas utilizar el huevo para rehidratar el pelo seco es añadirlo crudo a nuestro champú y utilizarlo de forma habitual. Para aclararlo usaremos agua templada o fría

El pelo seco es un problema difícil de solucionar de manera definitiva. Podemos encontrar productos específicos que logran un efecto inmediato satisfactorio gracias al uso de parafinas y otros ingredientes sintéticos. No obstante, estos ensucian rápido el cabello y dañan la estructura capilar de manera progresiva.

En este artículo compartimos 3 remedios con yema de huevo para rehidratar el pelo seco. Este alimento es muy nutritivo, rico en vitaminas y ácidos grasos esenciales. De este modo conseguiremos una melena hidratada, suave y brillante de manera natural

Las maravillas del huevo

El huevo es un superalimento muy completo. Es rico en proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales. A pesar de que en las últimas décadas ha tenido mala fama por su relación con el colesterol, lo cierto es que es un alimento muy saludable que podemos consumir a diario.

La yema es la parte del huevo que destaca por su contenido en vitamina E y ácidos grasos omega 3. Estos nutrientes son antioxidantes y grasas muy saludables para nuestra salud. Asimismo, también pueden ser un excelente remedio casero para nutrir el cabello y la piel.

huevo para el pelo seco

Cómo tratar el pelo seco

Si tenemos el pelo seco es fundamental buscar la manera de mantenerlo siempre hidratado. Cualquier factor externo (clima, contaminación) o interno (estrés, falta de nutrientes) va a perjudicarlo y agravar el problema. Por este motivo, debemos buscar los productos adecuados que lo nutran y le permitan mantener siempre la humedad.

Aunque la genética es un factor decisivo también en el cabello, nuestra dieta y estilo de vida pueden mejorar o empeorar la hidratación capilar en gran medida. Por esto es fundamental aprender a cuidarlo, de una manera mucho más estricta que aquellas personas que tienen un pelo normal.

Las personas con el pelo seco sienten la necesidad de cortarse la melena a menudo para renovarlo y evitar las puntas abiertas. No obstante, con algunos remedios naturales podemos conseguir un efecto sorprendente desde la primera aplicación como, por ejemplo, con la yema de huevo.

Remedios con yema de huevo

1. Champú con huevo

Una manera muy sencilla de rehidratar el pelo seco de manera instantánea es mezclar la yema de huevo con nuestro champú habitual. De este modo, compensamos el efecto de los sulfatos, los cuales resecan las fibras capilares por su fuerte poder detergente.

También podemos encontrar algunos champús sin sulfatos, pero son más caros y no generan espuma, lo cual es difícil de comprender para muchas personas.

Este remedio es muy sencillo de aplicar:

  • Separar la yema de la clara y reservarla.
  • En el momento de enjabonarnos el pelo con el champú, aplicarnos también la yema en el cuero cabelludo.
  • Masajear bien y dejar que el champú se mezcle con la yema.
  • Dejar actuar 2 minutos.
  • Lavar el cabello como de costumbre.
huevo para hidratar el pelo seco

2. Acondicionador de huevo y vinagre

Las personas que ya tienen su champú ideal para pelo seco, pueden añadir un extra de hidratación a su melena con un acondicionador casero a base de yema de huevo y vinagre de manzana. El huevo nutre en profundidad, mientras que el vinagre reduce el encrespamiento, equilibra el pH y aporta brillo y suavidad.

Ingredientes

  • 1 yema de huevo
  • 1 cucharada de vinagre de manzana (15 ml)

Si lo deseamos, podemos añadir unas gotas de algún aceite esencial de nuestra preferencia para mejorar el aroma: lavanda, naranja, menta, romero, etc.

Preparación y aplicación

  • Mezclar bien los dos ingredientes con la ayuda de un tenedor para poderlos emulsionar.
  • Preparar justo antes de su aplicación.
  • Después de lavarnos el pelo con champú, aplicar este acondicionador por toda la cabellera.
  • Dejar actuar entre 2 y 5 minutos y aclarar.

3. Mascarilla de huevo, aceite y limón

Este tratamiento es el que proporciona un resultado más profundo y duradero. Si lo realizamos dos veces por semana podremos tener un pelo más hidratado y brillante. Además, también podremos combatir la caída de cabello.

Ingredientes

  • 1 yema de huevo
  • 1 cucharada de aceite (15 ml)
  • 2 cucharadas de jugo de limón (30 ml)

Preparación y aplicación

  • Mezclar los tres ingredientes hasta que queden bien integrados.
  • Si queremos que sea más líquido podemos añadirle un poco de agua.
  • Aplicar por todo el pelo y realizar un masaje en el cuero cabelludo.
  • Cubrir con un plástico y, por encima, con una toalla.
  • Dejar actuar, por lo menos, media hora. Podemos dejarlo toda la noche si lo deseamos.
  • Pasado el tiempo indicado, lavar el pelo de manera habitual.
Te puede gustar