3 remedios con menta para aliviar la halitosis

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gerardo Paganeli el 2 enero, 2019
Raquel Lemos Rodríguez · 15 agosto, 2018
La halitosis no siempre se debe a una mala higiene bucal, por lo que debemos conocer algunos remedios naturales que nos ayuden a combatirla de diferentes formas.

Los remedios con menta para aliviar la halitosis nos pueden ayudar a combatir esta afección de la que, muchas veces, nos podemos avergonzar.

En contra de lo que muchas personas puedan pensar, la halitosis no significa que tengamos una higiene bucal deficiente. La gran mayoría de las veces se produce por otros factores.

Por ejemplo, tener problemas con las digestiones puede derivar en halitosis. Lo mismo sucede si tendemos a consumir alimentos fuertes (cebolla, salsas picantes, ajo). Otras veces, la halitosis surge porque sufrimos lo que se conoce como tener la “boca seca“.

Aunque tomemos chicles o incluso utilicemos sprays bucales contra el mal aliento, estos remedios no son todo lo naturales que podemos desear. Por ello, hoy descubrirás 3 remedios con menta para aliviar la halitosis que te ayudarán a mantener este problema bajo control.

Remedios con menta para aliviar la halitosis

1. Infusión de menta

La infusión de menta es un buen remedio para la halitosis.

 

Uno de los primeros remedios con menta para aliviar la halitosis es tomarla en forma de infusión. Esto puede ser ideal en invierno ya que en verano tal vez nos mostremos reticentes debido al calor. No obstante, podemos preparar la infusión y esperar a que se enfríe para tomárnosla.

La manera ideal de elaborar una infusión de menta no es comprarla en sobres. Esas bolsitas sobre las que se pone agua caliente y se espera 15 minutos antes de tomarla. Es mucho mejor comprar o adquirir de alguna manera hojas de menta naturales.

Lo que vamos a hacer es escoger 4 hojas de menta fresca y ponerlas en un recipiente con agua. Lo pondremos al fuego y lo dejaremos hervir durante unos pocos minutos. Cuando esté lista, dejamos reposar y enfriar antes de tomar la infusión.

La infusión de menta debe tomarse entre 2 y 3 veces al día, preferentemente, después de las comidas. Podemos beberla durante el desayuno y después de comer. Descubriremos cómo nuestra halitosis mejora mucho y nos queda un aliento muy fresco y agradable.

Descubre: 5 trucos ideales para combatir el mal aliento

2. Masticar hojas de menta

El menta poleo es un excelente remedio para la halitosis.

 

Éste es otro de los remedios con menta para aliviar la halitosis más cómodos. En lugar de llevar encima unos chicles u otro producto que, en realidad, no soluciona nuestro problema tal y como esperábamos, podemos optar por unas hojas de menta.

Con tan solo 2 será suficiente para conseguir un aliento fresco y libre de halitosis. Para que esto surta efecto, debemos mantener las hojas de menta en la boca el máximo tiempo posible. El recomendado para aprovecharnos de sus beneficios está entre 3 y 5 minutos.

Es una forma muy cómoda de llevar encima un remedio muy natural y efectivo que nos proporcionará alivio instantáneo en cualquier momento.

Si vamos a comer fuera de casa o  si quedamos para tomar un café con alguien, las hojas de menta nos pueden ayudar a evitar el mal aliento. No lo subestimes, pues puede hacer acto de presencia de manera inesperada.

3. Zumo natural con menta

El último de los remedios con menta para aliviar la halitosis es ideal para consumir en verano, ya que podemos, incluso, añadirle hielo si lo deseamos.

Ingredientes

  • Un manojo de hojas de menta.
  • 2 kiwis en buen estado.
  • 2 cucharadas de miel (50 g).
  • 1 melocotón.
  • Agua, al gusto.

Descubre: Diferentes zumos naturales que pueden desintoxicar

¿Qué debes hacer?

  • Lo que vamos a hacer es lavar muy bien las frutas y trocearlas junto con la menta.
  • Pondremos todos estos ingredientes en una licuadora junto con el agua. La medida de esta última dependerá del gusto de cada uno, en función de si deseamos nuestro zumo más líquido o algo más espeso.
  • Asimismo, si las cucharadas de miel hacen que el zumo quede demasiado dulce para nosotros, podemos reducir esa cantidad.
  • Una vez tengamos todo integrado ya podremos tomarlo. Es importante hacerlo por las mañanas en ayunas o en cualquier otro momento del día. No obstante, sus efectos serán mayores si se toma solo.

Lo que hace este zumo es mejorar nuestra halitosis ya que, no solo nos refresca la boca, sino que calma nuestro estómago y le ayuda a liberar toxinas. No podemos pasar por alto que la mala digestión es una de las principales causas del mal aliento.

Conclusión

¿Alguna vez has utilizado algunos de los remedios con menta mencionados para aliviar la halitosis? ¿Cuál te ha brindado mejores resultados? Esperamos que, si sufres halitosis, pruebes estos 3 sencillos remedios naturales. 

De cualquier forma, si la halitosis persiste a pesar de lavarte los dientes es recomendable acudir al médico. Causas como las caries o un divertículo de Zenkel solo se solucionan con tratamiento específico, por lo que deben descartarse.