3 remedios eficaces para tratar los músculos doloridos

El aceite de romero es un remedio muy eficaz para aliviar tensiones, mejorar la circulación y reducir la inflamación muscular. Podemos combinarlo con sulfato de magnesio y darnos un baño relajante

Haz tenido un día terrible en el trabajo y todo te duele. ¿Cómo aliviar esos músculos engarrotados por la oficina y las preocupaciones? En este artículo te presentamos 3 remedios eficaces para tratar los músculos doloridos.

¿Por qué duelen los músculos?

Los músculos doloridos son una realidad muy común en nuestro día a día. Es una dolencia que suele incluir también los ligamentos, tendones e incluso articulaciones. El origen de los músculos doloridos es casi siempre una sobrecarga física por excesivo esfuerzo, actividad deportiva sin calentamiento e incluso malas posturas. En ocasiones la tensión ocasionada por el estrés puede causar una contracción muscular sostenida que termina por afectar el músculo. En el caso de que el dolor sea persistente y acompañado de fatiga es probable que estemos sufriendo fibromialgia. De cualquier forma, no dudes en obtener un diagnóstico adecuado por parte de tu médico.

Si te gustan esos efectivos remedios caseros y te quejan las tensiones diarias te proponemos:

3 remedios eficaces para tratar los músculos doloridos

Vinagre de manzana

Seguro que tienes costumbre de usar el vinagre de manzana para cocinar o aliñar tus ensaladas. Pero.. ¿Sabías que puede ser un útil agente depurativo y de relajación muscular?

Diluye 4 cucharadas de vinagre de manzana en medio vaso de agua templada junto con poco de sal gorda. Moja un paño de algodón o una manopla y aplica en la zona afectada durante unos minutos. Notarás alivio de manera casi inmediata.Así es, el uso del vinagre de manzana para aliviar los músculos doloridos es un remedio tradicional que ofrece un gran resultado. Toma nota de cómo podemos hacer uso de él.

Ingredientes

  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 5 cucharadas de vinagre de manzana (50 ml)
  • 1 cucharadita de sal gorda (5 g)

Preparación

  • Calienta el agua. Una vez haya alcanzado una temperatura apropiada para tu piel, la viertes en un cuenco amplio.
  • Diluye en esta agua el vinagre y la sal.
  • A continuación, humedece una manopla o un trapo en dicha solución y frota enérgicamente el músculo dolorido.

Agua de romero y sulfato de magnesio

Sales-de-Epsom

El sulfato de magnesio es un buen relajante muscular que nos vendrá muy bien en un baño caliente. Si combinamos estas sales junto con los aceites esenciales del romero, conseguiremos un tratamiento muy adecuado para reducir la inflamación muscular y mejorar la circulación.

Ingredientes

  • 200 gramos de sulfato de magnesio
  • 20 gotas de aceite esencial de romero
  • 5 ramas de romero

Preparación

  • Llena la tina o tu bañera de agua caliente.
  • Añade todos los ingredientes.
  • Utiliza este baño relajante durante 20 minutos y verás cómo encuentras un gran alivio para tus músculos doloridos.

Almohadilla térmica con semillas

almohada-semillas

Las almohadillas calientes con especias para aliviar la tensión muscular son otra opción maravillosa que podemos probar. La pimienta en grano caliente, las semillas de sésamo o las esencias de canela y lavanda actúan como relajantes terapéuticos pueden reducir la inflamación y la molestia de los músculos doloridos.

¿Qué necesito?

  • Una bolsa mediana de tela de algodón
  • 100 g de granos enteros de pimienta
  • 50 gramos de semillas de sésamo
  • 100 g de trigo sarraceno
  • 100 g de garbanzos
  • Unas ramitas de canela
  • Unas ramitas de lavanda

Preparación

  • Rellena la bolsa con todos los demás ingredientes y cósela.
  • Cada vez que la necesites, debes calentar la bolsa unos segundos en el microondas y aplicarla en la zona afectada.
  • Verás qué buen resultado te ofrece este remedio tan sencillo y agradable.

*Las almohadillas terapéuticas de componentes naturales también son muy útiles para reducir el dolor durante la menstruación. Solo tienes que colocártela en el abdomen para encontrar un gran alivio.