3 remedios tradicionales para el asma y la tos

Lorena González·
02 Octubre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande al
02 Octubre, 2020
Hay varios remedios caseros que pueden apoyar el tratamiento médico, si el profesional así lo autoriza.

El asma y la tos son dos de los problemas más comunes de salud. Por fortuna, ambos tienen tratamiento y para obtenerlos, solamente hay que acudir a consulta médica. Adicionalmente, hay algunos remedios tradicionales que pueden contribuir con el alivio de algunas molestias y que también pueden ayudar a recuperar fuerzas.

Es común que las personas, en algún momento de su vida, prueben los típicos remedios de la botica de la abuela elaborados con ingredientes naturales. Al hacerlo, no solo se sienten aliviados físicamente, sino reconfortados, dada la atmósfera de familiaridad, cuidado y afecto que tienen alrededor. Todo ello resulta muy favorecedor a la hora de promover una mejoría.

Sí, el hecho de que un remedio te reconforte puede contribuir con el alivio. Ojo, eso no quiere decir que vaya a curar de raíz el problema y que a la primera toma se eliminen todas las molestias. Lo que quiere decir es que, a la par de un buen tratamiento médico y buenos hábitos de vida (como comer sano, descansar e hidratarse bien) puede favorecer la recuperación. Además, el alivio psicológico también suma su granito de arena.

1. Remedio natural de cebolla para la tos

Cebolla para los esguinces.

Uno de los principales remedios que se recomienda en el ámbito popular para aliviar el asma y la tos está elaborado a partir de un ingrediente muy común en la cocina: la cebolla.

La cebolla es un alimento al que se le atribuyen propiedades antioxidantes. Esto es porque aparte de ser una fuente de vitaminas, minerales y fibra, es rica en flavonoides, según explican los expertos de la Asociación 5 al día.

Cuando se combina con otras fuentes de antioxidantes, como el zumo de limón y la miel de abejas, se considera que su efecto tiene mayor alcance y que incluso ayuda a fortalecer las defensas.

Ingredientes

  • El zumo de 2 limones
  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • ½ kg de cebollas rojas o púrpura
  • 7 cucharadas de miel de abejas cruda (175 g)

Preparación

  • En primer lugar, corta la cebolla en rodajas, exprime los dos limones y reserva.
  • En una sartén, pon a precalentar el azúcar a fuego medio. Revuelve constantemente hasta que se dore.
  • A continuación, añade la cebolla, cocina por un par de minutos, y añade el agua. Pon a hervir la mezcla a fuego medio hasta que el agua se reduzca a un tercio. Deja que se enfríe.
  • Añade la miel y el zumo de limón a la mezcla y remueve todo bien.
  • Déjalo reposar toda la noche y, por la mañana, cuela el líquido y guárdalo en un frasco de vidrio.
  • Consume con moderación mientras tengas molestias para obtener el alivio. Procura evitar tomar más de 3 cucharadas al día.

Descubre: Remedio tradicional de la abuela para tratar el asma, la bronquitis, la tos y enfermedades pulmonares

2. Remedios a base de jengibre para la tos

El jengibre también es una opción para aliviarla tos de manera natural. Se ha comprobado que además de tener propiedades analgésicas, tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Si quieres aprovecharte de los beneficios del jengibre, puedes consumirlo de varias formas. Presta atención a las tres que te proponemos:

  • Masticar jengibre fresco.
  • Beber una infusión de jengibre (con un toque de limón)
  • Preparar un jarabe de miel con jengibre.

Jarabe de miel y jengibre para el asma y la tos

Remedio con miel, jengibre, limón y ajo

Ingredientes

  • 1 cucharadita de miel (7,5 g)
  • ½ cucharadita de jengibre en polvo (2 g)
  • Opcional: zumo de limón, dientes de ajo fresco.

Preparación

  • Mezcla bien el jengibre con la miel para no inhalarlo cuando lo consumas.
  • Cuando tengas un producto homogéneo, toma una cucharadita antes de cada comida.

Nota: el jengibre puede estar contraindicado en algunos casos, en especial si estás tomando algún tratamiento farmacológico, por lo que es recomendable que consultes primero con tu médico antes de empezar a consumirlo.

¿Quieres conocer más? Lee: Propiedades de la miel y el jengibre

3. Remedio de rábano y miel para el asma y la tos

Rodajas de rábano.
Las rodajas de rábano son la forma tradicional de su consumo, pero hay muchas otras preparaciones.

El rábano es un alimento que, además de ser una fuente de fibra, es una fuente de proteínas, vitamina C y compuestos azufrados, según indican los expertos de la Fundación Española de la Nutrición. Por ello, quizás podría ser buena idea incluirlo en un remedio para aliviar las molestias que causan el asma y la tos.

Ingredientes

  • 1 rábano negro
  • 3 o 4 cucharadas de miel (75 o 100 g)

Preparación

  • En primer lugar, tendrás que lavar bien el rábano y déjalo secar. Quita la parte inferior y corta la parte superior.
  • Pon el rábano en un recipiente adecuado y añade entre 3 y 4 cucharadas de miel de abejas.
  • Tapa el corte de la parte superior. Deja reposar durante la noche.
  • Consume con moderación.

¿Qué más puedes hacer frente al asma y la tos?

Como te hemos comentado anteriormente, los remedios tradicionales aquí comentados pueden contribuir con el alivio del problemas como el asma y la tos cuando se toman con moderación como complemento a lo que pueda indicar el médico y unos buenos hábitos de vida. No son una cura como tal, sino más bien métodos para aliviar algunas molestias leves y promover la recuperación.

Recuerda que es esencial que te mantengas bien hidratado, descanses y comas sano para que recuperes fuerzas y puedas sentirte mejor. 

  • Lambrecht, B. N., & Hammad, H. (2015). The immunology of asthma. Nature Immunology. https://doi.org/10.1038/ni.3049
  • O’Byrne, P. M. (2016). Asthma. In International Encyclopedia of Public Health. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-803678-5.00027-8
  • Pandya, A. K., Lee, K. K., & Birring, S. S. (2016). Cough. Medicine (United Kingdom). https://doi.org/10.1016/j.mpmed.2016.02.008