3 smoothies beneficiosos para reducir la presión arterial alta

Carolina Betancourth 5 junio, 2015
Puedes añadir un poco de agua a tu smoothie si deseas una consistencia más líquida. Te recomendamos que lo prepares justo antes de tomarlo para que esté recién hecho

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias para hacer posible la circulación a través de los vasos sanguíneos. Gracias a esta función se puede transportar el oxígeno y todos los nutrientes esenciales que necesita el organismo para funcionar adecuadamente.

Los niveles de presión arterial normal deben situarse siempre en cifras inferiores a los 120/80 mmHg (milímetros de Mercurio). Cuando estos valores son iguales o superiores a 140/90 mmHg, se habla de presión arterial alta o hipertensión,  siendo este un problema de salud que va en crecimiento año tras año. Además, es una condición muy peligrosa que puede derivar en daños al corazón, a los vasos sanguíneos, a los riñones y a otras partes del cuerpo.

Los principales factores que pueden desencadenar problemas de hipertensión son el estrés, la mala alimentación, la obesidad, el estilo de vida sedentaria o el tabaquismo, entre otros.

Aquellas personas a las que se les diagnostica presión arterial alta deben tomar conciencia y empezar a adoptar un estilo de vida más saludable para mantener controlada esta afección. Asimismo pueden sustituir ciertas bebidas poco saludables por algunos smoothies beneficiosos que, gracias a sus propiedades y componentes, tienen el poder de reducir los niveles de hipertensión arterial.

1. Smoothie de fresa, plátano y kiwi

Smoothies

El potasio es un mineral esencial para reducir la presión alta, ya que ayuda a combatir el exceso de sodio, principal detonador de este problema en el cuerpo. De igual manera este smoothie, además de ser muy delicioso, contribuye con un aporte importante de antioxidantes que combaten los radicales libres.

Ingredientes

  • ½ taza de leche desnatada (120 ml)
  • ½ taza de yogur bajo en grasa (120 ml)
  • 4 o 5 fresas
  • 1 plátano
  • 1 kiwi
  • Semillas de linaza (al gusto)
  • Berro de jardín (opcional)

¿Cómo prepararlo?

Vierte la media taza de leche desnatada y de yogur bajo en grasa en la licuadora. A continuación, añade poco a poco el resto de los ingredientes. Licua durante un par de minutos hasta que quede con una contextura a tu gusto. ¡Es todo!

Bebe el batido preferiblemente fresco.

NOTA: Si deseas que el batido quede menos espeso puedes agregar 1 vaso de agua.

2. Smoothie de remolacha

Remolacha

La remolacha es una de las hortalizas más ricas en nutrientes y beneficios para la salud que podemos encontrar en el supermercado. Al igual que otras verduras como la lechuga, la espinaca, la col rizada, los nabos, los rábanos, las zanahorias o las acelgas, contienen nitrato, una sustancia que al ser digerida se transforma en óxido nítrico, un gas que dilata los vasos sanguíneos y facilita la circulación.

Aunque hasta el momento se desconoce si este efecto se da a largo plazo, lo cierto es que podría ser muy beneficioso para los pacientes con hipertensión arterial.

Ingredientes

  • ½ taza de zumo de zanahoria sin azúcar (120 ml)
  • ¼ de taza de arándanos congelados (60 mg)
  • ¼ de taza de remolacha pelada y rallada (60 mg)
  • ¼ de taza de almendras enteras crudas sin sal (60 mg).
  • ¼ de taza de puré de manzana sin azúcar (60 mg).
  • 1/3 de taza de cubitos de hielo (80 mg).
  • ½ cucharadita de zumo de limón fresco (1.25 ml).
  • Una pizca de jengibre molido.

¿Cómo prepararlo?

Introduce todos los ingredientes en una licuadora y bate durante unos 5 o 7 minutos.

Es importante que se beba recién hecho, pues no se recomienda conservar en la nevera.

3. Smoothie de arándanos y plátano

Smoothie-de-arándanos-y-plátano

Este delicioso smoothie combina los beneficios de dos frutas con importantes propiedades antioxidantes que pueden ayudar a reducir los niveles de presión arterial alta.

El plátano se destaca por su alto contenido de potasio, mineral esencial para combatir la retención de líquidos y bajar los niveles de presión arterial. Por otra parte, los arándanos contienen antioxidantes como las antocianinas, que han demostrado ser efectivas para regular la hipertensión.

Ingredientes

  • ¼ de litro de leche de cáñamo
  • 1 cucharada de mantequilla de almendras (25 g)
  • 1 plátano
  • ½ taza de arándanos frescos o congelados (120 g)

¿Cómo prepararlo?

Poner todos los ingredientes en la licuadora y procesar un par de minutos hasta que queden complemente integrados. Servir bien fresquito y tomar dos vasos al día para mejores resultados.

¡Recuérdalo!

Estos smoothies naturales están considerados como un apoyo para reducir la presión arterial alta gracias a sus propiedades reguladoras y nutrientes. Sin embargo, no deben ser un sustituto de los medicamentos, ya que puede ser contraproducente para la salud. Es muy importante seguir con la medicación recetada y asistir con regularidad al control médico para chequear que todo esté bajo control.

Te puede gustar