3 sorbetes de fruta para disfrutar los días de calor

Los sorbetes de fruta pueden ser una opción ideal para refrescarnos los días calurosos, a la vez que nos aportan un extra de vitaminas y nutrientes.

Bien sea porque se aproxima el verano o porque vivas en un país donde reine por muchos meses del año el sol, tener alternativas para afrontarlo siempre es positivo y útil. Por esta razón, hoy tendrás a tu disposición 3 sorbetes de fruta para que puedas afrontar esos días donde el agua pareciera que no basta.

Aunque muchos helados, postres, dulces son terriblemente deliciosos, también contienen niveles altísimos de grasas y azúcares refinados. Así, lejos de ayudarte con la sensación de sofoco durante períodos calurosos, lo que hacen es cansarte y convertirse en colesterol malo (LDL) dañino para tu organismo.

Por otro lado, las frutas naturales, más precisamente el zumo de estas, son perfectas para hacer estos sorbetes. Casi no contienen grasas, son de fácil preparación y una alternativa ideal al agua o alguna bebida similar.

No obstante, los sorbetes de fruta también puedes acumularlos en tu refrigerador y hacerlos de cuanta fruta se te antoje. Como puedes ver, encontrarás valores altos de vitaminas, minerales y proteínas en estas sencillas y prácticas preparaciones.

3 opciones para hacer sorbetes de fruta

1. Sorbete cremoso de cereza

Esta receta mantiene el sabor dulce conocido de las cerezas y en cualquier supermercado o abasto puedes encontrar el zumo para poder combinarlo con los demás ingredientes y ayudarte en esos días terriblemente calurosos. También puedes añadir un toque de sirope o miel para endulzar naturalmente.

Lee también: Galletas con trozos de cereza y chocolate blanco

Ingredientes

  • 1 ½ taza de zumo de cereza congelado (375 g)
  • 2 vasos de hielo triturado (400 g)
  • 2 cucharada de licor de brandy (30 ml)
  • 4 cucharadas de jugo de limón (60 ml)
  • 2 cucharada de miel (30 ml) (opcional)

Preparación

  1. Este es uno de los mejores sorbetes de fruta que puedas hacer y además tiene un sabor con contraste, gracias al licor de brandy. No obstante, al contener alcohol no es apto para menores.
  2. Para iniciar, coloca el zumo congelado de cereza en el vaso de la licuadora y agrega un poco de agua a tu gusto.
  3. Recuerda, puedes disfrutarlo tanto como granizado o congelado.
  4. Luego, agrega el jugo de limón, el brandy y la miel.
  5. Comienza a batir todo por alrededor de 40 segundos.
  6. Dependiendo la viscosidad del sorbete y de tu gusto, puedes añadir las tazas de hielo y volverlo más granizado o dejarlo tal cual te ha quedado.
  7. Consúmelo al instante, o refrigera para más tarde.

2. Sorbete de mora

A diferentes de otros sorbetes de fruta, el de mora puedes realizarse tanto con el zumo comprado en una tienda como con la fruta congelada.

Bebida de moras y salvia

La diferencia radica en que con la fruta entera se obtiene menos vitaminas, debido a que tienen que pasar por un proceso de congelamiento. Sea cual sea tu elección, ambas te proporcionarán una alternativa deliciosa y fácil de hacer ante el calor.

Ingredientes

  • 1 ¼ tazas de moras (200 g)
  • 3 cucharadas de azúcar (45 g)
  • 2 tazas de hielo (300 g)
  • 4 cucharadas de jugo de limón (60 ml)
  • 1 pizca de azúcar (opcional)

Preparación

  1. En primer lugar, rellena el vaso de la licuadora con el hielo casi hasta arriba.
  2. A continuación, coloca la tapa y tritúralo hasta obtener una especie de granizado.
  3. Añade las cucharadas de limón e incorpora las tazas con las moras.
  4. Procede a encender la licuadora y fíjate muy bien en la consistencia que adquiere el sorbete. Dependerá de cómo la prefieras, pero lo recomendado es que tenga aspecto de nieve.
  5. Finalmente, pruébalo. De ser necesario, agregar azúcar.
  6. Si notas que ha perdido un poco de volumen, añade más hielo y vuelve a pasar por la licuadora.

Ver también: 5 cócteles con frutas que puedes hacer

3. Sorbete de mango

El zumo de esta fruta es increíblemente dulce y, por lo general, no hace falta agregar ningún tipo de azúcar en la preparación. Es perfecto para esos días con calor abrasador y literalmente no te quitará más de 10 minutos en la realización.

Helado de mango.

Ingredientes

  • 4 rodajas de mango maduro sin semilla
  • 2 cucharadas de esencia de vainilla (30 ml)
  • 1 ¼ tazas de hielo (200 g)
  • ½ vaso de leche líquida (100 ml)
  • 1 cucharada de azúcar (opcional) (15 g)

Preparación

  1. Para iniciar, ten a la mano la licuadora y procede con introducir los siguientes ingredientes: leche, hielo, azúcar, y mango.
  2. Enciéndela y procesa hasta que los ingredientes se integren. La idea es que no queden grumos y la mezcla sea lo más homogénea posible. La leche y y el hielo sirven para este propósito.
  3. Finalmente, al obtener el sorbete, con la consistencia adecuada (similar al helado), añade la esencia de vainilla y, si lo deseas, el azúcar.
Te puede gustar