3 tipos de piel que necesitan mayores cuidados frente al sol

Solimar Cedeño·
29 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
20 Mayo, 2019
Aunque se distinguen varios tipos de piel, solo algunos de ellos son más sensibles a los rayos solares, por lo que necesitan mayores cuidados para evitar las quemaduras. ¿De cuáles se trata?

Disfrutar del sol en verano forma parte del ritual de la temporada. Por tanto, cualquier tipo de piel está expuesta a recibir los rayos solares. Sin embargo, hay algunas dermis sensibles que necesitan mayores cuidados, por lo que te proponemos conocer los tres tipos de piel más delicadas ante los rayos solares.

El tipo de piel está muy condicionado por la genética; de acuerdo con un estudio publicado por Pigment Cell Research, los niveles de melanina están estrechamente relacionados con el color de la piel.

Un estudio que publicó en 2008 la revista Biomédica explica que los tipos de piel según el color se miden por la escala de Fitzpatrick, la que distingue seis fototipos. Las pieles tipo 1, 2 y 3 son características de las personas blancas y caucásicas. Por otra parte, las pieles tipo 4, 5 y 6 se refieren a la de tez morena y de color.

La piel merece un cuidado exhaustivo

Una de las funciones más importantes de la piel es brindar una protección contra el medio externo. Asimismo, contribuye en la misión de regular la temperatura corporal y proteger al cuerpo de los rayos solares.

En verano, debes proteger tu piel y usar protector solar con el factor más adecuado en tu caso, como recomienda la Asociación Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Con respecto a ello, es importante conocer en primer lugar que las pieles tipo 1, 2 y 3 son más sensibles a los rayos solares. A continuación, detallamos cómo protegerlas del sol.

Fototipo I: piel muy clara

tipos de piel

Este tipo de piel es característica de las personas de piel muy clara, con frecuencia pelirrojas, con ojos azules y pecas en el cuerpo. En estos casos, como explica una publicación del Indian Journal of Dermatology, Venereology and Leprology, la exposición prolongada a los rayos solares puede originar graves quemaduras en la dermis, porque la melanina es débil y el nivel de penetración es mayor.

El bronceado de estas personas se presenta con marcas rojas en la dermis y el proceso de curación de las quemaduras solares puede ser doloroso. La cara y espalda son las partes más sensibles de este tipo de piel, porque los rayos solares llegan directamente a la epidermis.

  • Si eres de tez muy blanca y tienes este tipo de piel, debes tener mayor cuidado y usar protector solar antes de exponerte al sol. De todos modos, lo mejor es evitar la luz solar tanto como sea posible.
  • El factor de protección de la crema solar será el más alto, para evitar las quemaduras y resequedad en la piel.

Lee también: Cómo preparar la piel para el sol

Fototipo II: piel clara

Las personas blancas con ojos azules y cabello rubio son las que generalmente presentan el fototipo II en la piel; también suelen tener pecas, según el estudio citado en el punto anterior. Incluso cuando su exposición al sol es escasa, absorben los rayos solares rápidamente y esto puede producir quemaduras y pigmentación.

Al igual que con el fototipo anterior, se producen marcas rojas originadas por los rayos solares. No obstante, el proceso de curación, en este caso, será más rápido.

  • Este tipo de piel debe protegerse el cuerpo usando protector solar y accesorios para el verano.
  • El factor de protección de la crema solar también debe ser alto. Si eres rubia y tienes este tipo de piel, evita exponerte directo al sol y cuídate.

Fototipo III: piel caucásica

tipos de piel

Las personas con este tipo de piel suelen ser blancas y con cabello oscuro. No están acostumbradas a recibir la exposición de los rayos solares y son sensibles a las radiaciones.

  • Este fototipo se quema moderadamente, en comparación con los tipo I y II. Esto se debe a la producción constante de melanina y estructura de la piel, además de otros factores ligados a la distribución de los melanosomas, según explica un estudio publicado por el Journal of the American Academy of Dermatology.
  • Las quemaduras en las personas caucásicas son leves, pero de todos modos se deben proteger con crema solar.

Te puede interesar: 7 remedios naturales para tratar las quemaduras por el sol

Recomendaciones para los tipos de piel I, II y III

Si perteneces a alguno de los grupos mencionados, ten en cuenta estas claves que ofrece la publicación ya citada de la AEMPS para poder gozar del sol sin problemas:

  • Usa protector solar en la cara y las extremidades del cuerpo. El factor de los protectores solares debe ser alto, y ha de ser mayor aún para el rostro.
  • No te expongas a los rayos solares en las horas de mayor radiación. Desde las 10 AM hasta las 4 PM son las horas en las que los rayos solares son más intensos.
  • Aplícate protector solar constantemente. Cada dos horas, colócate crema e hidrata la piel. También repite la aplicación si has sudado o si te has sumergido en el agua.
  • Usa accesorios como gafas solares y sombreros, para evitar que los rayos solares lleguen directamente a la piel del rostro.
  • Hidrata la piel constantemente y consume abundante agua.

Todos los tipos de piel merecen cuidados

Si ya conoces tu tipo de piel, con estos recaudos podrás disfrutar del verano sin mayores dificultades. Ten presente que, además de pasar un mal momento y arruinar tu tiempo libre, las quemaduras solares pueden dar lugar a complicaciones mucho más graves.

Para finalizar, una buena recomendación es consultar con el dermatólogo acerca de los productos más aconsejables para tu caso en particular, sobre todo si tienes una dermis sensible. Protege tu piel de los rayos solares, ¡y disfruta del sol sin quemarte!

  • Sánchez, Guillermo, & Nova, John. (2008). Confiabilidad y reproducibilidad de la escala de fototipos de Fitzpatrick antes y después de un ejercicio de estandarización clínica. Biomédica, 28(4), 544-550. Retrieved July 28, 2020, from http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0120-41572008000400008&lng=en&tlng=es.
  • Alaluf, S., Atkins, D., Barrett, K., Blount, M., Carter, N. and Heath, A. (2002), The Impact of Epidermal Melanin on Objective Measurements of Human Skin Colour. Pigment Cell Research, 15: 119-126. doi:10.1034/j.1600-0749.2002.1o072.x
  • Kays H. Kaidbey; Patricia Poh Agin; Robert M. Sayre; Albert M. Kligman. 1979. Photoprotection by melanin—a comparison of black and Caucasian skin. Journal of the American Academy of Dermatology. https://www.jaad.org/article/S0190-9622(79)70018-1/abstract
  • Sachdeva Silonie. 2009. Fitzpatrick skin typing: Applications in dermatology. Indian Journal of Dermatology, Venereology and Leprology. http://www.ijdvl.com/citation.asp?issn=0378-6323;year=2009;volume=75;issue=1;spage=93;epage=96;aulast=Sachdeva;aid=ijdvl_2009_75_1_93_45238
  • Consejos de la AEMPS sobre la protección solar. Asociación Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. https://www.aemps.gob.es/cosmeticosHigiene/cosmeticos/docs/proteccion_solar.pdf
  • Borut Poljšak and Raja Dahmane. 2012. Free Radicals and Extrinsic Skin Aging. Dermatology Research and Practice. https://www.hindawi.com/journals/drp/2012/135206/
  • Robert Sarkany. 2017. Sun protection strategies. Medicine. https://www.medicinejournal.co.uk/article/S1357-3039(17)30099-3/fulltext
  • Schalka, Sergio, & Reis, Vitor Manoel Silva dos. (2011). Fator de proteção solar: significado e controvérsias. Anais Brasileiros de Dermatologia, 86(3), 507-515. https://doi.org/10.1590/S0365-05962011000300013