3 tratamientos caseros que ayudan a quitar el dolor de cuello

Quitar el dolor de cuello es el primer paso de un camino a la felicidad, ya que este tipo de dolencias dificultan mucho el día a día

Para mucha gente, el dolor es una ligera molestia que aparece de tanto en tanto. En consecuencia, recurrir a los clásicos antiinflamatorios no supone un riesgo para su salud.

Sin embargo, las personas que lo padecen de manera crónica no pueden poner toda su confianza en estas soluciones, ya que el uso continuado de fármacos, como el ibuprofeno, puede dañar el estómago y el riñón.

Por otro lado, también sabemos que se trata de una patología muy mal entendida. En general, quienes conviven a alguien con dolor crónico no comprenden lo que esto significa.

Perjudica su vida social, puesto que precisan relax y reposo, sobre todo aquellos cuyas obligaciones laborales les impiden bajar el ritmo.

Al negarse a sumarse a actividades con sus familiares y amigos, a veces, reciben reproches, lo que incide de modo negativo en su autoestima. Se sienten solos y débiles.

Por tanto, lo más conveniente es que reciban un apoyo extra.

Y eso es lo que queremos darte con estos remedios para quitar el dolor de cuello. Un respiro, una ayuda para enfrentar el dolor y para que puedas hacer tu vida como tú quieras.

Para ello, también nos gustaría recordarte que la natación es el deporte ideal para fortalecer los músculos de la espalda. Piensa que hoy en día son los que más utilizamos.

A pesar de lo poco que los cuidamos, es fundamental que los tonifiquemos para soporten la tensión a la que los sometemos, en especial quienes utilizamos los teléfonos móviles, la tablet o el ordenador durante horas.

Usa estas 3 soluciones para quitar el dolor de cuello

1. Pomada de pimienta de cayena o chile rojo

Pimienta de Cayena

Ingredientes

  • 3 cucharadas de pimienta de cayena o chile rojo molido (30 g)
  • 1 taza de aceite de coco (200 g)
  • ½ taza de cera de abejas rallada (120 g)

Utensilios

  • 1 frasco de cristal con cierre hermético

Preparación

  • Calienta el aceite de coco con la pimienta al baño María durante 9 minutos.
  • Agrega la cera y remueve hasta que se derrita del todo.
  • Enfría en la nevera durante 10 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, mezcla bien los ingredientes y vuelve a meterlos en la nevera durante 15 minutos
  • Para terminar, introduce la pomada en el frasco de cristal.

Aplicación

Frota la pomada sobre la zona afectada hasta dos veces al día y poco a poco conseguirás quitar el dolor de cuello. El preparado caduca a los dos días.

Lee también: Remedio para el dolor a base de cúrcuma, pimienta y aceite de oliva

2. Leche y cúrcuma

Curcuma y leche

Ingredientes

  • 1 vaso de leche (200 ml)
  • 1 cucharadita de cúrcuma (5 g)
  • 1 cucharadita de miel de abejas (7,5 g)

Elaboración

  • Vierte la cúrcuma sobre la leche y calienta a fuego lento durante 5 minutos.
  • Añade la miel y mezcla bien.
  • Deja enfriar en la nevera.

Aplicación

Bebe este preparado dos veces al día y notarás una increíble mejora.

Visita este artículo: 8 beneficios de la cúrcuma que te gustará conocer

3. Alcohol de romero para quitar el dolor de cuello

alcohol de romero para combatir la celulitis

Ingredientes

  • 5 cucharadas de hojas frescas de romero (50 g)
  • 1 vaso de alcohol de 96 grados (200 ml)

Utensilios

  • Un frasco de cristal oscuro con tapadera hermética

Preparación

  • Coloca las hojas frescas de romero en el recipiente de cristal y añade el alcohol.
  • Cierra bien el frasco y permite que macere 15 días en un lugar oscuro y seco.
  • Todos los días agita el envase para que mezcle bien.
  • Pasado el tiempo indicado, cuela el remedio para retirar los restos de la hierba.
  • Introduce el preparado en un bote que tenga un difusor para aplicarlo siempre que lo necesites.

Otras consideraciones

Además de dichos remedios y del deporte, te recomendamos que prestes atención a tu higiene postural en el trabajo y durante tu tiempo de ocio.

Si durante el horario laboral tu cuello sufre mucho, te aconsejamos que, al menos cada hora, te detengas durante unos segundos para desbloquear las cervicales.

  • Pega la barbilla al pecho y desde ahí, levanta la cabeza a izquierda y derecha.
  • Después, muévela como si estuvieras negando con la misma, pero muy lentamente.
  • Si el padecimiento es muy intenso, entonces coloca la palma de la mano en la parte superior de la cabeza y empújala suavemente hacia abajo, en diagonal.

Gracias a estos tips lograrás aliviar tus dolores y retomarás el control de tu vida.

Notarás cómo, a partir de que empieces a mejorar, se activará tu vida social y no solo porque ahora te encuentres bien físicamente. También porque estarás de mejor humor y con una mayor predisposición a pasártelo en grande.

En consecuencia, percibirás cambios positivos en cadena, tantos, que te parecerá increíble cuando pienses en ellos, ¿nos los contarás?

Te puede gustar