3 trucos caseros de limpieza que no puedes perderte

kalayaan · 24 septiembre, 2019
Tanto el bicarbonato como el vinagre son ingredientes muy útiles y económicos a la hora de la limpieza del hogar. Combínalos para conseguir desatascar las tuberías, o limpiar diferentes superficies

A la hora de limpiar nuestro hogar, muchas veces nos encontramos con tareas ciertamente complicadas. Por ejemplo, la limpieza de las tuberías o los residuos acumulados en la junta de las baldosas. También son problemáticas las manchas en la ropa y las marcas de lejía en el suelo. Se hacen entonces necesarios algunos trucos caseros para la limpieza del hogar.

Está claro que solucionar todas estas tareas nos puede quebrar la cabeza si no tenemos idea de cómo hacerlo. Por ello, vamos a presentarte tres trucos que popularmente se consideran efectivos para facilitar la limpieza de estas partes de la casa.

Trucos caseros para la limpieza de las juntas

Mujer limpiando el piso

Con el paso del tiempo, los suelos de cocinas y baños suele deteriorarse. Así, las juntas se oscurecen y toman mal aspecto, aunque el suelo se encuentre impecable. Los productos químicos diseñados para limpiar las juntas, en algunos casos, pueden ser bastante agresivos. Si padeces algún tipo de alergia o simplemente deseas probar alguna alternativa menos abrasiva, descubre esta idea que te presentamos a continuación.

Preparación

Si la junta se ha oscurecido por el paso del tiempo y porque se han acumulado residuos, un producto que las dejaría como nuevas, según las recomendaciones populares, es el agua fuerte. Tan solo tendremos que diluirlo en agua y pasar la fregona o un paño por las juntas. Si la suciedad está más agarrada, puedes probar con un cepillo y con esta mezcla.

Este truco casero de limpieza no es válido para baldosas en las que ya no tienen cemento en la junta, pues solo sirve para blanquear. Es importante saber que se deben utilizar guantes. El agua fuerte no debería entrar en contacto directo con la piel ya que podría dañarla.

Limpieza de tuberías

Las tuberías con mal olor o atascadas suelen presentar un problema importante en los hogares.
Un antiguo truco casero de las abuelas para limpiar las tuberías es mezclar vinagre blanco, bicarbonato y agua hirviendo.

Preparación

  1. Tan solo tendremos que hervir agua.
  2. Echamos el bicarbonato en la tubería (media taza aprox.).
  3. Vertemos el vinagre sobre el bicarbonato añadido y observamos el efecto efervescente. Dejamos reposar durante 10 – 15 minutos para que la mezcla se adhiera a la tubería atascada.
  4. Vertemos agua hirviendo sobre la tubería, de una vez.

Luego de este tratamiento, la cañería debería quedar desatascada. En caso de ver que el agua no baja rápidamente, podemos repetir el procedimiento.

Manchas de pegamento en la ropa

Persona planchando

Este problema se nos presenta, sobre todo, con los más peques de la casa. Es tan normal encontrarse con manchas de pegamento en la ropa como difíciles son de quitar.

Un truco casero para la limpieza del pegamento en la ropa sería, primero, utilizar disolvente. Impregnamos un algodón y frotamos, después lavamos con agua caliente y abundante jabón. Ten bien presente asegurarte de que la ropa no es demasiado delicada para que le echemos este producto.

Si con esto no hemos conseguido hacer desaparecer el pegamento, aún podemos probar el planchado. Cubramos la prenda con una tela de algodón y pasemos la plancha caliente sobre ella.
En caso que, tras esto, aún siga quedando marca, podemos frotar con un paño impregnado en vinagre.

Estos tres útiles trucos caseros para la limpieza del hogar pueden ayudarnos con estas tareas tan complicadas. Seguro que en la tienda se pueden encontrar productos de limpieza diseñados para cada uno de estos problemas, sin embargo, también puedes probar con estas ideas naturales.