4 actividades cotidianas que te ayudan a perder peso

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila el 11 diciembre, 2018
Okairy Zuñiga · 11 junio, 2018
Si quieres perder peso de manera rápida y saludable tienes que conocer estas 4 actividades diarias que te ayudarán.

A veces, tu cuerpo solo necesita algunos ajustes para que se acelere tu mecanismo y reduzcas medidas. Existen actividades cotidianas que te ayudan a perder peso.

Incluso si no tienes mucho tiempo libre, estas acciones son muy sencillas de incorporar a tu vida.

Si eres de las personas que a diario va al gimnasio por varias horas y come muy sano, vas por buen camino. Practica además, una serie de actividades cotidianas que reforzarán tus hábitos.

¿Cuánto te esfuerzas cada día para perder peso? Solamente necesitas seguir algunos pasos que te ayudarán con este fin y, además, de manera saludable.

 ¡Toma nota y comienza a hacer pequeños cambios!

Actividades cotidianas para perder peso

1. Duerme lo suficiente

La primera de las actividades cotidianas para perder peso, según estudios importantes, es dormir correctamente. Además de que esto permite que tu cuerpo recupere energía, también acelera tu metabolismo.

  • Cuando no duermes las horas que requieres, aumenta tu riesgo de experimentar obesidad y diabetes.
Dormir.

Esto ocurre porque la falta de sueño disminuye la sensibilidad a la insulina y facilita el aumento de peso. Si a esto añades altas dosis de cafeína y mala alimentación, los kilos extra se van sumando.

  • Por estos motivos, si no has podido dormir bien procura comer sano y evitar el café ese día.
  • Luego, trata de recuperar las horas de sueño tan pronto como te sea posible.
  • En caso de que no puedas dormir varias horas, toma siestas pequeñas.

Leer también: 5 ejercicios para moldear tus brazos sin ir al gimnasio

2. Come bastantes vegetales y frutas

Otra de las actividades cotidianas para perder peso es comer alimentos naturales y sanos. Puede parecer muy obvio pero es común encontrarnos comiendo alimentos procesados todo el tiempo.

Te retamos a que abras el refrigerador y analices cuántos alimentos sanos tienes a mano. Los productos que deberías tener a mano, son aquellos altos en fibra y orgánicos.

Para reducir los antojos y evitar las grasas trans, sal y colesterol organiza algunos snacks y elimina todo lo procesado. 

Es importante evitar la trampa de los alimentos procesados que parecen sanos. Nos referimos a aquellos vegetales o frutas que han pasado por algún estado de congelación o preservación. 

  • Al momento de comprar tus alimentos congelados, revisa las etiquetas para descartar edulcorantes.

Frutas y vegetales.

En todo caso, recuerda que los mejores son los que compras frescos. Para ahorrar dinero, elige los de temporada o crea tu propio huerto en casa.

3. Mastica tus alimentos varias veces

La tercera de las actividades cotidianas para perder peso puede parecer un mito pero es todo lo contrario. Al masticar los alimentos varias veces ayudas a tener una mejor digestión y acumular menos grasa.

Esto ocurre porque el cuerpo segrega la cantidad de saliva adecuada para procesar los alimentos. El resultado es una mejor absorción de nutrientes y la sensación de saciedad por más tiempo.

Lo ideal es que durante las comidas:

  • Elimines toda distracción y te enfoques en lo que estás comiendo.
  • Se coma de forma pausada y se saboreen los alimentos.
  • Que además se sirvan porciones pequeñas en platos pequeños.
  • Se comience por los vegetales y las proteínas, dejando al último las grasas y carbohidratos.
  • Se elimine el salero de la mesa para evitar la tentación de añadir sal extra a tus alimentos.

Te puede interesar: Los sorprendentes beneficios de pasear al perro cada día

Camina tanto como puedas

Sabemos que hacer ejercicio es importante y si pasas varias horas en el gimnasio tal vez pienses que es suficiente. Sin embargo, la actividad física debe mantenerse a lo largo del día.

Beneficios de caminar.

Por este motivo, te recomendamos evitar el auto tanto como te sea posible. Procura recorrer las distancias cortas todo el tiempo a pie. Para las distancias largas, analiza si podrías tomarte un tiempo extra para caminarlas o ir en bicicleta.

Esto ayudará a que tu cuerpo se mantenga en movimiento y esté quemando calorías todo el tiempo. Algunas vías de oportunidad son:

  • Caminar mientras hablas por teléfono.
  • Subir las escaleras y evitar el ascensor en todo momento.
  • Salir a dar un paseo cuando estés aburrido en lugar de quedarte a ver la televisión.
  • Bajarte algunas estaciones antes si vas en el transporte público.
  • Aparcar el auto algo lejos de tu destino.
  • Realizar actividades que impliquen movimiento con tus hijos en lugar de distraerse con el celular.
  • Sacar a pasear al perro.

¿Crees que haces suficientes actividades cotidianas que te ayudan a perder peso?