4 bebidas isotónicas caseras para añadir a tu dieta

Despeja tus dudas sobre qué son las bebidas isotónicas y rehidrata tu cuerpo preparándolas tú mismo en casa.

En la actualidad, mejorar las condiciones físicas se ha vuelto el principal objetivo de muchas personas. Comer sano y hacer ejercicios se ha vuelto muy común. En este último renglón entran en juego muchos factores, como la importancia de tomar bebidas isotónicas.

Quizás el nombre te suene un poco extraño o nunca lo hayas escuchado, pero cuando hablamos de estas bebidas lo primero que viene a la mente a muchas personas es la famosa marca comercial “Gatorade”, un líquido para hidratar y darle energía al cuerpo.

Precisamente, esto es lo que muchos buscan mientras desarrollan cualquier actividad física. Puede que las bebidas isotónicas más conocidas sean más dañinas que las caseras.

La publicidad atrae a muchos clientes y fanáticos, por esto son tan populares. Pero tienen conservantes, colorantes y son altas en sales por lo que pueden causar enfermedades renales o gastrointestinales. Las caseras son 100% naturales. Presta atención.

Bebidas isotónicas: ¿qué son?

A grandes rasgos, las bebidas isotónicas son líquidos que permiten la rehidratación del cuerpo, gracias a su composición.

Bebida isotónica.

Sodio, glucosa o azúcar, y algunos minerales como el potasio son los principales ingredientes que ayudan a la absorción del agua, causa principal por la que también son conocidas las bebidas deportivas. De ahí que sean indispensables en la rutina diaria de deportistas de alto rendimiento.

Leer también: Alimentos que aportan más potasio

¿Cómo es su composición?

De acuerdo con el Centro de Nutrición Larisa Páez, las bebidas isotónicas están constituidas de “6 a 8% de carbohidrato, agua y electrolitos”. Y entre los datos más importantes, destacan que contienen electrolitos y azúcares a la misma presión osmótica de la sangre, es decir a “330 miliosmoles/litro”.

Esto explica el nombre de estas bebidas. Aclaran que cuando dos soluciones tienen la misma presión osmótica se dice que son isosmóticas o isotónicas. Esto permite que llegue al torrente sanguíneo sin dificultad y facilite la absorción y asimilación rápida de todos sus constituyentes.

Beneficios

  • Ayudan a reponer líquidos, electrolitos (como el cloro, el sodio y el potasio) y la energía en forma de glucosa cuando el ejercicio es intenso y se está en un ambiente caluroso donde se suda mucho.
  • El sodio y el potasio son dos minerales importantes que combaten los calambres, mareos y fatigas que se pueden generar cuando la actividad física es muy intensa.
  • Reponen la cantidad de carbohidratos que necesita tu cuerpo cuando lo ejercitas. Este aporte viene dado en forma de azúcar. Por ende, te dará mayor energía durante tus sesiones de ejercicios.
  • Permiten mejorar el rendimiento y acelerar el proceso de recuperación.

Por estos beneficios, las bebidas isotónicas también son recomendadas por los médicos en pacientes que han sufrido de deshidratación o que necesitan recompensar la pérdida de minerales. Por ejemplo, en casos de trastornos gástricos.

4 bebidas isotónicas caseras que puedes añadir a tu dieta

Existen dos ingredientes principales de estas bebidas: el agua y el zumo de frutas cítricas. Por sí solas son importantes para el ser humano gracias a sus propiedades, pero cuando las sesiones de ejercicios sean muy intensas necesitarás de otros componentes.

Bebidas isotónicas.

Si durante el ejercicio tu cuerpo da señales de que algo falta o que las condiciones no son óptimas, es propicio que consideres elaborar tus propias bebidas isotónicas. La receta más sencilla es la siguiente:

  • Lo primero que harás es hervir un litro de agua y agregarle el jugo de dos limones o naranjas para darle sabor.
  • Luego, agrega una cucharada pequeña de sal marina sin refinar, de esta manera compensarás los niveles de yodo que tu cuerpo necesita.
  • Añade otra de bicarbonato de sodio y, en último lugar, agrega dos cucharadas pequeñas de azúcar.
  • Revuelve esto hasta que todos los ingredientes sólidos se diluyan en los líquidos. Esta es la receta principal.

Es una opción fácil y económica que te hará sentir mucho mejor durante el entrenamiento. Ahora, vamos con cuatro grandiosas versiones de bebidas isotónicas caseras. Los ingredientes son diferentes, pero en todos los casos la preparación es la misma.

Bebida #1

Ingredientes

  • 5 vasos de agua (1 litro).
  • 2 cucharaditas de azúcar (14g).
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5g).
  • 1 cucharadita de sal (5g).
  • El zumo de dos pomelos.

Bebida #2

Ingredientes

  • 5 vasos de agua (1 litro).
  • 4 cucharadas de azúcar (45 gr).
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5g).
  • 1 cucharadita de sal (5g).
  • El zumo de dos naranjas.

Bebida #3

Ingredientes

  • 5 vasos de agua (1 litro).
  • 2 cucharadas de miel (30g).
  • 1 cucharadita de sal marina (5g).
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5g).
  • El zumo de 1 o 2 limones según tu gusto.

Bebida #4

Guaraná.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (500ml).
  • 1 cucharada de levadura de cerveza (25g).
  • Dos cucharadas de miel (30g).
  • 1 cucharada de germen de trigo (15g).
  • Una cucharada de polvo de guaraná (15g).

Preparación para todas las recetas

  • Mezclar todos los ingredientes. Si es necesario utiliza una licuadora para asegurar que los componentes se combinen a la perfección.

Te interesa leer: Beneficios del té de canela y miel para adelgazar

Sin duda, estas opciones caseras son muy sencillas. Recuerda que te ayudarán a recomponer todos los minerales y el líquido que pierdes cuando realizas una actividad física. Son una excelente alternativa ante las que venden en el mercado, ya que son completamente naturales.

Si sufres de alguna descompensación como mareos, vómitos o diarrea, tomar una de estas bebidas isotónicas te ayudará a compensar todos los nutrientes que tu organismo ha perdido. Prepara una de ellas y tómala por un día, pero si persiste el malestar visita a un médico.