4 beneficios de ir de camping para tu cuerpo y mente

Raquel Lemos · 7 junio, 2018
Ir de camping tiene muchos beneficios no solo para tu cuerpo sino también para tu mente. Se trata de una experiencia muy agradable con múltiples ventajas para tu salud

Ir de camping es una experiencia muy agradable. Te conecta con la naturaleza, te permite conocer personas nuevas, realizar actividades muy placenteras, a la par que relajarte y disfrutar del aire fresco. ¿Has ido alguna vez de camping?

Si nunca te has atrevido a vivir la experiencia de ir de camping, hoy vamos a hablarte de hasta 5 beneficios de hacerlo que seguro te harán replanteártelo y organizar una escapada en las próximas vacaciones. ¿Te animarás?

1. Vas a quemar calorías

Ahora que se acerca el verano y ya va siendo hora de ponerse ropa más ligera, ir de camping es una excelente idea para quemar esas calorías sobrantes. ¿De qué manera? De una en la que casi no te darás cuenta.

Los sitios para acampar suelen tener espacios espectaculares por los que hacer senderismo. Caminar, salir a correr, no es lo mismo si siempre lo hacemos por los mismos lugares.

Sin embargo, cuando nos vamos de camping, conocemos sitios nuevos y nos aventuramos a hacer largas rutas en las que se nos va la propia noción del tiempo.

Senderismo

Si queremos hacer ejercicio sin casi darnos cuenta, ponernos la mochila, llevar algo saludable para picar y descubrir parajes nuevos, ir de camping es una muy buena opción. ¡Qué mejor, además, que hacer ejercicio al aire libre!

2. Desconectas por completo

¿Tienes un trabajo muy estresante? ¿Te agobia la gran ciudad? Muchas veces, no nos damos cuenta de que instalamos el piloto automático y de que los días pasan entre trabajo y estrés.

Ir de camping es una excelente manera de volver a conectar con la naturaleza, de disfrutar de la vida, hasta de respirar aire fresco. Al pasar por esta experiencia, nos damos cuenta de lo poco que solemos fijarnos y valorar las pequeñas cosas.

El silencio, la calma, el frescor de la brisa, el sonido de los arroyos, las hojas de los árboles al moverse, el viento… Todo esto son cosas en las que no solemos reparar habitualmente.

Ir de camping es una excelente manera de desconectar y reconectar al mismo tiempo con el mundo que nos rodea.

3. Purifica tus hábitos de sueño

Lo mejor es irse de acampada la máxima cantidad de días que te sea posible. ¿Por qué? Porque esto no solo te ayudará a descansar y desconectar, sino que te permitirá purificar esos hábitos de sueño tan nocivos que habías estado llevando a cabo.

Cuando estás en la naturaleza y no tienes que levantarte pronto para trabajar ni para atender ningún tipo de obligación, puedes permitirte el lujo de levantarte con el sol. Esto es realmente maravilloso.

Ir de camping

Normalmente, solemos levantarnos aún cuando no ha salido el sol e irnos a la cama bastante tarde. Sin embargo, al ir de camping, podrás prestar atención a tu reloj interior. Permítete dormir lo que necesites y que el sol sea tu despertador. Será reparador.

4. Te aleja de la dependencia tecnológica

Es posible que desconectarte absolutamente de todo el mundo no sea una opción para ti, pero haz un esfuerzo y solo atiende el móvil para llamadas. ¡Nada de redes sociales! Olvídate de atender cosas del trabajo o de colgar un sinfín de fotos.

Es el momento de experimentar la vida no a través de una pantalla, sino a través de tus propios ojos. Que no te venga la ansiedad por compartir la calma, el sonido de ese pájaro o lo feliz que estás habiendo escalado determinada montaña en las redes sociales.

Dedícate a disfrutar. Estos momentos son para ti. Siéntelos al máximo y aleja completamente la tecnología de ti. Esta nos ciega, nos condiciona y nos genera una gran dependencia. ¿Serás capaz de estar sin el móvil y sin conectarte a las redes para desconectarte por completo?

Aunque parezca que vamos a desconectarnos del mundo, lo cierto es que va a suceder algo más maravilloso: nos vamos a reconectar con la naturaleza y con nosotros mismos. ¿No es fantástico?

Al menos una vez en la vida, deberíamos probar a ir de camping, mientras nos alejamos de las redes sociales y reconectamos de esta manera tan maravillosa con nosotros y con el mundo. ¿Alguna vez has ido de camping? ¿Has logrado desconectar del todo?