4 buenos hábitos que ayudarán a subir las defensas

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Maricela Jiménez López el 11 diciembre, 2018
Los buenos hábitos que podamos tener en nuestra vida garantizarán tener unas defensas fuertes. Esto evitará múltiples resfriados o gripes que tan solo bajarán aún más nuestras defensas

¿Necesitas fortalecer o aumentar tus defensas? Durante los cambios de estación o en periodos de gripes es importante adquirir buenos hábitos que ayudarán a subir las defensas.

No obstante, recomendamos que estos hábitos se lleven a cabo durante todo el año para prevenir. Sigue leyendo para saber los mejores consejos para lograrlo.

Si incluimos un hábito en nuestra rutina, nos será mucho más fácil subir las defensas. Sin embargo, si solo adquirimos buenos hábitos en invierno, por ejemplo, ¿qué ocurrirá en el resto de las estaciones? Estaremos más expuestos a posibles enfermedades.

Buenos hábitos para subir las defensas

Hoy vamos a hablar tan solo de 4 buenos hábitos que ayudarán a subir las defensas. Aunque existan muchísimos, creemos importante que, si nunca hemos adoptado ninguno de estos hábitos, intentarlo con estos cuatro puede ser suficiente para empezar. Así, sabremos si estamos preparados para incluir alguno más.

1. Una alimentación variada y saludable

Comida sana para subir las defensas

Uno de los primeros buenos hábitos que ayudarán a subir las defensas es, por supuesto, comer de manera saludable. Hacer un plan de alimentación adecuado a nuestras necesidades, comer mucha fruta y verdura, limitar los alimentos procesados tanto como podamos, consumir solo agua… Todo esto nos beneficiará.

A veces, no prestamos atención a lo que comemos y no nos damos cuenta de que esto marca una gran diferencia. Aquello que ingerimos hará que nuestras defensas estén más o menos fuertes.

Si no consumimos frutas o verduras, por ejemplo, nos faltarán algunas vitaminas esenciales para que nuestras defensas estén preparadas para combatir cualquier enfermedad. Esto puede ser muy perjudicial a largo plazo.

¿Quieres conocer más? 7 formas naturales de subir tus defensas para evitar enfermedades respiratorias y gripe

2. Practicar deporte cada día

Muchas personas se asustan al leer que es importante practicar deporte cada día. Algunas, incluso afirman haber leído que se recomienda descansar algunos días por la semana del deporte.

No nos damos cuenta de que existen distintos tipos de deporte. Gracias a esto, podemos practicarlo cada día para evitar convertirnos en personas sedentarias.

Alguien que va a al gimnasio 3 días a la semana puede caminar, practicar senderismo o incluso ir a patinar en los días en los que no tiene gimnasio. La cuestión radica en moverse, en activar el cuerpo.

  • El solo hecho de caminar durante media hora o una hora ya supone una gran diferencia. Esto supondrá una notable ayuda a nuestras defensas.

Una vida sedentaria hace que estemos más expuestos a contraer más gripes y enfermedades. Al practicar deporte no solo fortalecemos nuestro cuerpo y tonificamos nuestros músculos, nuestras defensas también sacan provecho de esto. ¡Pruébalo!

¿No lo sabías? Las 5 mejores infusiones para combatir la gripe

3. Cuida la mente

Meditar para subir las defensas

Aunque no lo creamos, nuestra mente tiene mucha importancia en el aumento o no de nuestras defensas. Por eso, uno de los buenos hábitos que ayudarán a subir las defensas podría ser practicar yoga, irse a un balneario o forzarnos a sacar tiempo para practicar alguna actividad de ocio.

A veces cuidamos nuestro cuerpo, pero nos olvidamos de nuestra mente. Y la mente es imprescindible para un equilibrio general.

Si nos fijamos un poco en las personas de nuestro alrededor, aquellas que son más negativas, que tienen una sobrecarga de estrés o que siempre adoptan el rol de víctimas tienden a caer más veces enfermas. Si quieres subir las defensas, cultiva una mente positiva y saludable, libre de preocupaciones.

4. Deshazte de hábitos tóxicos

Es natural que si estamos hablando de buenos hábitos que ayudarán a subir las defensas, mencionemos aquellos hábitos tóxicos que tendríamos que desechar ya mismo de nuestra vida.¿Cuáles pueden ser?

Algunos de ellos serán fumar, beber demasiado alcohol, consumir demasiada bollería industrial y dejar de dormir a la hora que nos cuadre. Dormir de manera adecuada marcará una gran diferencia en nuestras defensas.

Por eso, es recomendable mantener una buena higiene del sueño. ¿Cómo? Yéndonos siempre a la misma hora a dormir a la cama, dormir las horas que nuestro cuerpo necesite, respetar nuestros ciclos de sueño… Esto nos hará sentir mucho mejor y nuestras defensas estarán mucho más preparadas para prevenir enfermedades.

¿Ya has puesto estos buenos hábitos que ayudarán a subir las defensas en práctica? ¿Cuáles de ellos te han funcionado más?

Nos gustaría saber si hay algún otro hábito positivo que te gustaría compartir con nosotros. Quizás beber agua nada más despertarse o tomar un té con limón…

Hay muchos más hábitos saludables. La cuestión aquí radica en conseguir introducir en la rutina estos buenos hábitos y empezar a darnos cuenta de los beneficios que nos aportan. ¡Anímate!

  • Ross, A., & Thomas, S. (2010). The Health Benefits of Yoga and Exercise: A Review of Comparison Studies. The Journal of Alternative and Complementary Medicine. https://doi.org/10.1089/acm.2009.0044
  • Maruhashi, T., Kihara, Y., & Higashi, Y. (2017). Exercise. In Therapeutic Angiogenesis. https://doi.org/10.1007/978-981-10-2744-4_15
  • U.S. Department of Health and Human Services. (2010). How Tobacco Smoke Causes Disease: The Biology and Behavioral Basis for Smoking-Attributable Disease. A Report of the Surgeon General. https://doi.org/10.1037/e590462011-001