4 causas que debes conocer sobre el dolor en la parte baja de la espalda

Aunque puede deberse a una mala postura o un movimiento indebido, si el dolor se prolonga en el tiempo es importante que consultemos con el especialista para descartar problemas mayores

No te sorprenderá saber que una de las molestias más comunes entre la población es el dolor en la parte baja de la espalda. Podríamos decir que casi el 90% de nosotros lo padecemos en algún momento del día.

Una mala postura en la silla, por ejemplo, deriva en este dolor que puede ser puntual y desaparecer al cabo de unas horas o, por el contrario, alzarse como un dolor crónico del cual es importante conocer la causa.

Como ya sabes, cualquier molestia en nuestro cuerpo es un síntoma de algún problema subyacente y, aunque en lo que refiere al dolor en la parte baja de la espalda casi siempre se debe a un mal movimiento o postura, es importante conocer otras posibles causas.

Te las explicamos en el siguiente artículo.

1. Dolor por tensión muscular

Esta es, sin duda, la causa más común y la que afecta, por regla general, a la población más joven comprendida entre los 30 y los 60 años. Es cuando somos más activos y, por lo tanto, cuando mayor riesgo tenemos de sufrir alguna distensión muscular.

Se produce por mantener una mala postura durante varias horas, o por haber cargado un objeto pesado. Recuerda que la manera correcta de coger algo del suelo es doblando las rodillas para armonizar así el ascenso con la espalda siempre recta.

Síntomas:

  • Dificultades para estar de pie o andar.
  • Dolor que va desde la ingle hasta las nalgas y que irradia la parte trasera de los músculos.
  • El dolor se centra en la parte baja de la espalda como una “placa caliente” que duele incluso al tacto.

Por lo general, la tensión muscular desaparece con los días con algo de descanso o un buen masaje.

2. Ciática

CIatica

La ciática es otra de las causas más frecuentes. No obstante, en este caso, la molestia se inicia en la parte inferior de la espalda e irradia los glúteos hasta las piernas.

Lo que notaríamos sería lo siguiente:

  • Adormecimiento y quemazón desde la espalda hasta la pierna. Es un dolor constante que dificulta el movimiento.
  • El dolor es más intenso cuando nos sentamos.

Lee también consejos y remedios para tratar el dolor de espalda

Hemos de tener en cuenta que el ciático es el más grande de los nervios del cuerpo y tiene muchas terminaciones que parten de la columna vertebral. Por lo tanto, el dolor puede ser muy difuso a la vez que limitante.

Los problemas de ciática suelen aparecer a partir de los 50 años y, por lo general, se resuelve bien sin tratamientos quirúrgicos.

3. La artrosis vertebral o espondiloartrosis

Aunque muchos pensemos que el problema de artrosis se asocia a la edad avanzada, hay casos en que esta dolencia tiene su inicio entre los 30 y los 40 años, en especial entre las mujeres.

La espondiloartrosis es la degeneración del núcleo pulposo del disco intervertebral. Pierde grosor y densidad. Si los discos de la columna vertebral se mantienen gruesos y con consistencia gelatinosa, el movimiento será armónico y sin dolor.

No obstante, en ocasiones, los discos se desgastan, disminuyendo así la capacidad de amortiguación y soporte de las vértebras. Aparece la degeneración discal y con ella el dolor.

Según datos médicos, casi el 47% de los adultos sanos de entre 35 y 50 años presentan degeneración discal, de ahí esos dolores puntuales en la parte baja de la espalda.

Vale la pena conocer qué determina la aparición de este problema tan común:

  • Es importante mantener un peso adecuado y llevar una vida activa. La carga excesiva puede acelerar el proceso degenerativo.
  • ¿Fumas? Pues entonces debes saber que el tabaquismo acelera la degeneración discal. Por ello sería conveniente que empezáramos a dejar este hábito tan peligroso.
  • La degeneración de los discos tiene un alto peso genético. Casi el 60% de las personas que la sufren lo han heredado de sus padres.
  • Cuidado también con el tipo de trabajo que tengamos. Si cargamos pesos a lo largo del día, la degeneración se acelera. Es importante mantener una adecuada higiene de la espalda para prevenir estos problemas tan incapacitantes.

Lee también los mejores consejos para cuidar de tus riñones

4. Una infección

Riñones

Una de las posibles causas del dolor bajo en la espalda es una infección asociada a algún órgano situado en la pelvis.

Es algo que muchos no sabemos, porque lo más común es asociar esta molestia a alguna dolencia relacionada con la columna vertebral, los músculos, los nervios u otras estructuras en esa región de la espalda.

Ahora bien, algo que solemos pasar por alto es que, en ocasiones, ese ardor intenso en la zona lumbar tiene su origen algún problema renal o ginecológico que no debemos descuidar:

  • El dolor en la parte baja de la espalda puede deberse a una infección de riñón.
  • Podemos tener algún cálculo renal.
  • Los quistes de ovario o la endometriosis también cursan con el dolor en la parte baja de la espalda.

Te recomendamos leer los mejores tratamientos para la lumbalgia

En conclusión, tal y como puedes ver, esta molestia puede tener muchos orígenes. Si es un dolor puntual que desaparece al cabo de las horas o los días, lo más probable es que se deba a una mala postura.

Ahora bien, si el dolor es crónico y te impide poder hacer vida normal, no dudes en acudir a tu médico. Es importante conocer siempre qué causa este dolor. Tu salud lo merece.

Te puede gustar