4 causas que debes conocer sobre el dolor en la parte baja de la espalda

Cuando el lumbago se cronifica, es de suma importancia acudir cuanto antes al especialista para descartar problemas mayores e iniciar un tratamiento adecuado.

El dolor en la parte baja de la espalda (también conocido como lumbago o lumbalgia) es una molestia muy común en la población. De hecho, se estima que el 90 % de las personas lo padece en algún momento de su vida y, sobre todo, a partir de los 30 años de edad, cuando se está en plena etapa laboral.

Ahora bien, el dolor puede ser agudo o crónico, según las condiciones de vida de la persona y diversos factores entre los cuales la actividad física, la postura corporal y el tipo de trabajo influyen considerablemente.

Por lo general, muchas personas sufren lumbago debido a una mala postura o un movimiento indebido, aunque estas no son las únicas causas; por ello, a continuación te presentamos 4 causas de dolor en la parte baja de la espalda que debes conocer.

Causas de dolor en la parte baja de la espalda

1. Tensión muscular

La tensión muscular se centra en la parte baja de la espalda como una “placa caliente” que duele incluso al roce. Se produce por mantener una mala postura durante demasiado tiempo, o bien por haber hecho un sobreesfuerzo al cargar un objeto de la forma incorrecta.

Por lo general, el dolor en la parte baja de la espalda producido por tensión muscular desaparece con los días simplemente con un buen descanso o un masaje. Los signos que suelen acompañar esta molestia son:

  • Dificultades para estar de pie o caminar.
  • Sensación de dolor que va desde la ingle hasta las nalgas y que irradia la parte trasera de los músculos.

Recuerda que la manera correcta de coger algo del suelo es agacharse con la espalda recta, doblando las rodillas para que así el cuerpo pueda balancear correctamente el peso adicional del objeto.

2. Ciática

Dolor por ciática.

La ciática es otra de las causas más frecuentes de dolor en la parte baja de la espalda. En este caso, la molestia se expande hacia la zona de los glúteos y continúa hacia las piernas de una forma mucho más pronunciada que en la tensión muscular. Los signos que acompañan este dolor son:

  • Adormecimiento de la parte baja de la espalda.
  • Sensación de ardor por exceso de calor desde la espalda hasta las piernas.
  • Dificultad para realizar cualquier movimiento pero, sobre todo, al sentarse.

El ciático es el nervio más grande de los nervios del cuerpo y tiene muchas terminaciones que parten de la columna vertebral. Debido a esto, cuando hay dolor, este puede ser limitante. Cabe destacar que las personas más vulnerables a este tipo de dolencia son aquellas que tienen 50 años de edad en adelante.

Te interesa leer: Consejos y remedios para tratar el dolor de espalda

3. La artrosis vertebral o espondiloartrosis

Cuando los discos de la columna vertebral se mantienen gruesos y con consistencia gelatinosa, el movimiento será armónico e indoloro. Pero cuando estos pierden grosor y densidad, se siente un gran dolor.

Con el paso del tiempo y ciertos factores, los discos se desgastan, y esto disminuye la capacidad de amortiguamiento y soporte de las vértebras. Esta viene a ser la causa del dolor. Entonces, la espondiloartrosis es la degeneración del núcleo pulposo del disco intervertebral y produce un dolor intenso e incapacitante.

Ahora bien, aunque esta dolencia esté asociada con la vejez, en realidad, puede afectar a personas con edades comprendidas entre los 30 y los 40 años. En especial, cuando tienden a llevar peso excesivo a diario (bien sea por su actividad laboral u otras circunstancias).

4. Infección de las vías urinarias

Infección de las vías urinarias.

No todas las causas del dolor en la parte baja de la espalda son producto de una afección de la columna vertebral, los nervios o los músculos. También puede deberse a un problema en algún órgano situado en el área de la pelvis. 

Una de las causas más comunes de lumbago son las infecciones de las vías urinarias. Y es que, al haber un problema renal, el área se inflama y causa molestias. 

Lee también: Señales de que mis riñones no funcionan bien

En conclusión

Si es un dolor puntual que desaparece al cabo de las horas o los días, lo más probable es que se deba a una mala postura. Ahora bien, si el dolor prevalece y aumenta de intensidad, es importante acudir al médico cuanto antes para obtener un diagnóstico y un tratamiento a tiempo.

Hay que recordar que cualquier molestia que se perciba puede ser un síntoma de algún problema subyacente. Y, aunque el dolor en la parte baja de la espalda puede deberse solo a un mal movimiento o postura, es importante conocer otras posibles causas.